Política

La iniciativa pretende que el proceso de cedulación sea permanente

Ortega pide reforma “urgente” a Ley Electoral

El zancudismo encabezado por Pedro Reyes, del PLI, asume escaños en un Parlamento a las órdenes de Ortega



El jefe de la bancada sandinista en la Asamblea Nacional, el diputado Edwin Castro, informó que el comandante Daniel Ortega envió una propuesta urgente para reformar la Ley Electoral. La iniciativa pretende que el proceso de cedulación sea permanente y no se suspenda como este lunes ocho de agosto, cuando se agotó el plazo establecido por el Poder Electoral para solicitar por primera vez el documento de identidad.

Castro hizo el anuncio durante la primera sesión legislativa tras el receso de medio año, en la que la bancada del Partido Liberal Independiente (PLI) controlado por Pedro Reyes asumió los escaños que ocupaban los 16 diputados propietarios destituidos por decisión del Consejo Supremo Electoral (CSE).

Castro dijo que la “solicitud urgente” enviada por Ortega a la Secretaría parlamentaria será discutida y aprobada este jueves once de agosto. “Es una reforma a la Ley Electoral, donde se deja claro que el proceso de cedulación es permanente. ¿Qué quiere decir esto? Que no se suspende en ningún momento los trámites de cédula, porque es una cosa es el Registro Ciudadano y otra cosa el Padrón Electoral”, explicó el legislador sandinista.

La demanda por la cedulación permanente es un viejo reclamo de la Sociedad Civil, pero que hasta ahora había sido ignorada en las reformas electorales, incluyendo la reforma más reciente a esta normativa hecha en 2012 bajo el régimen sandinista.

El calendario electoral establece el cierre del Padrón Electoral Provisional el seis de septiembre, y su publicación definitiva el 17 de octubre, cuando deberá colocarse en cada Junta Receptora de Votos y ser entregados a los partidos políticos que participarán en unos comicios calificados como “farsa” por la oposición inhabilitada por el fallo del Poder Judicial.

De acuerdo a lo expuesto por Castro, la reforma urgente de Ortega solo debería modificar el artículo 33, párrafo segundo, que reza: “Los nicaragüenses que cumplan dieciséis años de edad a más tardar el día antes o en la fecha de las elecciones podrán solicitar su Cédula de Identidad antes de los noventa días que preceden a esta fecha, los que serán inscritos en el Padrón Electoral en la Junta Receptora de Votos en la cual le corresponde votar, de conformidad con las disposiciones de esta Ley. El Consejo Supremo Electoral les expedirá su respectiva cédula o documento supletorio sesenta días antes de las elecciones, siempre que se hayan cumplido los trámites correspondientes”.

Sin embargo, en meses recientes se ha ha hablado de otras reformas a la Ley Electoral, como la propuesta que ha planteado el diputado aliado del orteguismo Wilfredo Navarro: Llamar a la abstención podría ser considerado delito. “Los que anden promoviendo la abstención, ellos se pueden abstener, pero no pueden atentar contra el proceso democrático”, declaró Navarro el 28 de julio.

El exdiputado José Pallais sostuvo que esta propuesta de Navarro no debe verse sin cuidado, “porque saben que no es delito y quieren hacerlo delito”. “No lo están haciendo únicamente para asustar, sino que son mecanismos para operar y actuar”, dijo Pallais.

El jefe de la bancada del PLI de Pedro Reyes, Adolfo Martínez Cole, dijo tener conocimiento de esta propuesta urgente de Ortega. Sin embargo, dijo que hasta la tarde de este martes la discutiría con su bancada.

“Considero que sí es favorable la iniciativa, porque la cédula será sin término ni limitación. Queremos ver la propuesta primero y la vamos apoyar si beneficia a todos aquellos que tienen que tramitar el documento y la demora son grandes, y los tiempos limitados”, dijo Martínez Cole.

Antes de que el Poder Electoral se retractara esta mañana del Reglamento de Ética publicado en La Gaceta, el diputado Castro dijo que la prohibición de opinar sobre el proceso electoral en medios de comunicación y redes sociales, no sería parte de esta reforma.

“La reforma que manda el presidente es dejar claro que los procesos de cedulación son permanentes. Y esa es la reforma, lo otro es problema del Consejo. Lo otro, ese reglamento, no ha entrado en vigencia. Se supone que entra el veinte de este mes. Estaba en consulta con los partidos políticos”, respondió Castro.

“Zancudos” asumen curules

En la sesión de este martes los diputados del PLI, tildados como “zancudos”, asumieron los escaños. Soraya Acevedo fue ratificada con 87 votos a favor como la segunda vice presidenta de la Junta Directiva Parlamentaria, en sustitución de la exlegisladora María Eugenia Sequeira.

Acevedo asumió el puesto con gestos tímidos. Fue juramentada de inmediato y subió al estrado del Hemiciclo donde guardó silencio.

Entre los nuevos diputados está Alfredo Gutiérrez, electo en 2011 como suplente del propietario Boanerges Matus. El también concejal por la Alcaldía de Managua era cercano al grupo de Eduardo Montealegre y se le veía en las protestas que exigían elecciones libres y transparentes. Sin embargo, sorprendió al aceptar la diputación.

Gutiérrez justificó su decisión con el argumento de que los espacios “no pueden dejarse vacíos”.

“Sería un error que un espacio quede a disposición del Frente Sandinista. A pesar de todas ilegalidades que se han cometido al amparo de un andamiaje jurídico que es indeseable, pero es que una realidad… se tomaron decisiones de destitución de hermanos diputados”, dijo Gutiérrez.

El ahora diputado restó importancia a las críticas de que Pedro Reyes “le sigue el juego” al comandante Ortega. Gutiérrez afirmó “que las instituciones (PLI) permanecen, las personas son pasajeras”.

“Es una obligación en este momento estar aquí (…) Mientras tanto, las personas que están al frente del partido ahora serán juzgadas por la historia, si cometimos un error o hicimos lo correcto”, sostuvo.

El antes suplente de Matus ocupará la presidencia de la Comisión de Turismo, ya que Gutiérrez ha estado ligado al turismo al poseer una turoperadora. Las otras cuatro comisiones del PLI quedarán presididas por los siguientes diputados, informó Martínez Cole: “La de Gobernación Eddy Gómez, Medio Ambiente Graciela Zambrana, Probidad Hugo Ruiz y la Laboral Roger Marín”.

Santiago Aburto, diputado independiente y “que fue perdonado” por Pedro Reyes para seguir como legislador, dijo que no está de acuerdo con la destitución de los diputados.

“Para mi Pedro Reyes le hace el juego a Daniel Ortega. Y el pueblo lo sabe. No sé ni me interesa porque no me quitó la diputación, ni conozco a Reyes. No le debo favor a él ni al Frente Sandinista ni a Daniel Ortega. Ellos no me eligieron, por mí votó el pueblo de Matagalpa. Y si por lo que estoy diciendo nos van a quitar los curules, que lo hagan”, dijo Aburto, quien se separó de la bancada liderada por Eduardo Montealegre en el pasado.

De los diputados independientes como Aburto quedan Licet Montenegro y Mauricio Montealegre, a quienes no les aplicaron la figura de transfuguismo político.

En la sesión tomó la palabra el nuevo diputado del PLI Raúl Barberena. Vestía de traje gris oscuro y habló sobre el día internacional de los Pueblos Indígenas. En su recuento mencionó la violencia que viven los miskitos de la Costa Caribe norte de Nicaragua. Pidió aplicar la ley que protege a los indígenas, pero pasó por alto el tráfico de tierras en el que están ligados funcionarios del Frente Sandinista, uno de los principales problemas de esas comunidades.