Política

Ortega refugia a Funes y Rabbé “por complicidad”

A Mauricio Funes y Luis Rabbé los investigan en El Salvador y Guatemala por presuntos actos de corrupción y el gobierno de Ortega les permitió ingreso

Dos políticos centroamericanos, investigados por presuntos actos de corrupción en sus países, se refugian en Nicaragua con la protección del gobierno del comandante Daniel Ortega. El expresidente de El Salvador, Mauricio Funes, confirmó este martes que está en Nicaragua “por trabajo”, y el diputado y expresidente del Parlamento de Guatemala, Luis Rabbé, fue visto y fotografiado en un supermercado de Managua.

El salvadoreño Mauricio Funes está investigado penalmente por enriquecimiento ilícito y posible lavado de dinero durante su gestión (2009 – 2014). Según el fiscal general de El Salvador, Douglas Meléndez, Funes ha solicitado asilo en Nicaragua, aunque el exmandatario rechaza la versión.

A la presidencia de El Salvador, Funes llegó tras ganar la elección como candidato del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), que el gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), que controla Ortega en Nicaragua, considera un “hermano de batallas”.

A Rabbé, por su parte, lo investigan el Ministerio Público y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), por la supuesta creación de plazas fantasmas durante su presidencia en el Parlamento (2015 – 2016), en un proceso por el cual fue despojado de su inmunidad el pasado 18 de agosto, y por el que ya está en prisión su hermano y también exdiputado, Alfredo Rabbé.

El diputado disidente del bloque Libertad Democrática Renovada (Líder) salió de Guatemala el pasado 16 de agosto (menos de 48 horas antes de su desaforación) con supuesto rumbo a México, pero este fin de semana fue visto y fotografiado en un supermercado de Managua mientras revisaba precios de bombillos eléctricos.

El diputado guatemalteco Luis Rabbé abandonando el supermercado de Managua. Cortesia | Guatevisión
El diputado guatemalteco Luis Rabbé abandonando el supermercado de Managua. Cortesía | Guatevisión

Ortega, “cómplice y protector”

Al ex vice canciller nicaragüense Víctor Hugo Tinoco no le sorprende la presencia de personajes políticos polémicos en el país. Antes, Ortega ya ha recibido e incluso asilado a guerrilleras de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y al indígena peruano Alberto Pizango. Además, ha recibido y acreditado como representantes diplomáticos de Nicaragua al ex primer ministro tailandés, Thaksin Shinawatra, prófugo de la justicia de su país, y al político puertorriqueño Rubén Berríos.

Sin embargo, Tinoco asegura que sí le llama la atención que en este caso se trate de dos políticos centroamericanos “huyendo de la investigación y la justicia” en sus países, y sobre todo del guatemalteco investigado por la Cicig.

El ex vice canciller estima que Ortega actúa como si tratara de “contrarrestar” el papel del organismo, cuyas investigaciones obligaron a las renuncias del entonces presidente guatemalteco Otto Pérez Molina, y su vicepresidenta Roxana Baldetti, acusados por delitos vinculados a la red de defraudación aduanera, conocida en el país chapín como “La Línea”.

“Es increíble cómo se pueden poner a proteger este tipo de problemas, que ya ni siquiera son solidaridades políticas, porque se trata del trabajo de investigación de un organismo profesional y serio que tiene por objetivo combatir la corrupción”, criticó Tinoco. “El propósito parece deslegitimar y minimizar”, añadió.

A juicio del exfuncionario, “si a Ortega no le importa dificultar u obstaculizar el trabajo de organismos que tienen mucho prestigio en el combate a la corrupción, en ese sentido se vuelve cómplice y protector de los actos de corrupción que se están tratando de combatir en Centroamérica”.

“Entra quien yo quiero y se va quien yo quiero”

La experta en Derecho Constitucional y dirigente del Movimiento Autónomo de Mujeres (MAM), Azahálea Solís, tampoco se mostró sorprendida por la presencia de Funes y Rabbé en Nicaragua.

Según Solís, el ingreso y estadía de ambos sin la oposición del gobierno “obedece a la misma lógica de actuación de Ortega, que es no respetar derechos e imponer abusos”, pues recordó que para traer a las tres sobrevivientes del ataque sufrido por las FARC (2008, en Ecuador), el gobierno de Ortega mintió a Colombia para sobrevolar su espacio aéreo.

“Para proteger a su gente con ese sentido patrimonialista de las cosas, no les importa violar la ley ni irrespetar los derechos humanos. Entra en la lógica de la actuación de que este es mi patio y entra quién yo quiero y se va quien yo quiero”, valoró Solís.

Funes ¿haciendo vida permanente en Nicaragua?

La investigación por supuesto enriquecimiento ilícito y posible lavado de dinero en contra del expresidente Funes se deriva de un juicio civil que la justicia salvadoreña ordenó por el incremento injustificado de más de 700,000 dólares en su patrimonio, recordó ayer la agencia de noticias EFE.

La semana pasada, la Fiscalía allanó la casa del empresario de seguridad y de venta de armas Jorge Meléndez, un amigo de Funes que supuestamente se favoreció de su relación para obtener contratos con el Gobierno. Además, allanó la residencia del exmandatario.

El fiscal general Douglas Meléndez justificó en una entrevista televisiva que los allanamientos se apresuraron porque  Funes “prácticamente desde Nicaragua estaba haciendo vida permanente”.

“Tuvimos información de que el expresidente Funes estaba tramitando asilo político en Nicaragua desde hace tiempo y que a estas alturas ya le habían dado un tema de residencia o algo así”, detalló Meléndez. Desde su cuenta de Twitter, en la cual publica con frecuencia, Funes respondió al fiscal que “se necesita residencia y permiso de trabajo para laborar en otro país (Nicaragua)”.

Rabbé, cercano al magnate de la televisión Ángel González

Mientras los medios guatemaltecos comentaban la presencia del diputado Luis Rabbé, en Nicaragua, la Fiscalía Especial contra la Impunidad (Fici), allanó con orden judicial la casa de la secretaria del legislador, Carmen Portillo, para confirmar que no ocultaba información relacionada al parlamentario y la investigación de “plazas fantasmas”.

Según información publicada por Prensa Libre, Portillo trató de ocultar información en la oficina del diputado Víctor Estrada, del Movimiento Reformador (MR), pero fue descubierta y denunciada a la Junta Directiva del Parlamento.

De acuerdo con la investigación del Ministerio Público, Rabbé habría creado una nómina de 125 plazas fantasmas en el Parlamento, que incluía a maestros, bachilleres, secretarias bilingües e incluso un panadero, con salarios de 1,000 a 2,700 dólares. Además de Rabbé, otros seis legisladores están señalados por peculado, abuso de autoridad y nombramientos ilegales.

Además de su labor política, Luis Rabbé es conocido en Guatemala por ser cuñado del magnate de la televisión en Latinoamérica, Ángel González, quien también figura como propietario de varios canales en Nicaragua y goza de una estrecha relación con el gobierno de Ortega.

La periodista Lourdes Hércules, del noticiero Guatevisión, afirmó a Confidencial que Rabbé es considerado uno de los operadores políticos de González en Guatemala. “Rabbé –añadió– ha utilizado los medios de González como una forma de negociación con partidos políticos. Además de que han sido una plataforma gratuita para difundir su imagen”

Hércules afirmó que no tienen una pista sobre porqué Rabbé habría escogido Nicaragua como destino, tras supuestamente salir rumbo a México. Sin embargo, comentó que “hasta el momento Ángel González sigue siendo el patrón que conduce su paradero”.

Más en Política

Send this to a friend