Nación

CIDH otorga medidas cautelares para representantes del sector privado

Ortega suma más muertos, detenidos, despidos, exilio y desempleo

Boaventura de Sousa Nicaragua

El cantautor Carlos Mejía Godoy tuvo que dejar el país por su seguridad; mientras, la represión del Gobierno continúa con despidos de maestros



La represión del Gobierno de Daniel Ortega y su esposa Rosario Murillo a las protestas en su contra en Nicaragua, sumaron este viernes un nuevo muerto, el exilio del popular cantautor Carlos Mejía Godoy por razones de seguridad, despidos de maestros, denuncias de detenciones arbitrarias, y miles de desempleados en el sector turismo.

Luis Enrique Montano falleció este viernes tras permanecer hospitalizado desde el pasado 14 de julio, cuando fue herido “por un motorizado” en el municipio de Somoto (Madriz), confirmó Murillo, a través de medios oficiales.

La opositora Alianza Cívica advirtió al presidente Ortega que es “difícil gobernar con cerca de 400 muertos” e insistió en que debe aceptar un adelanto de elecciones para salir por la vía pacífica a la peor crisis humanitaria en la historia reciente del país.

Carlos Mejía Godoy deja el país por seguridad

Además de muertos, la crisis provocó que el cantautor Carlos Mejía Godoy abandonara su país porque su vida está en peligro.

“Tenía que salir de Nicaragua porque mi vida estaba en peligro”, explicó el autor de la “Misa Campesina Nicaragüense”, crítico del Gobierno, a la edición digital del diario La Prensa.

“Tuve que salir (hacia Costa Rica) sin avisarle a nadie, de manera emergente de Nicaragua“, dijo Mejía Godoy, autor de más de 200 canciones, la mayoría épicas y testimoniales sobre la insurrección que derrocó con las armas a la dinastía somocista el 19 de julio de 1979.

“Se me recomendó (que) abandonara el país cuanto antes”, contó Mejía Godoy, quien en julio pasado escribió una carta crítica al Gobierno y quien ha compuesto desde el 18 de abril canciones a favor de las víctimas y ha exigido justicia para los asesinados.

UNAN despide al profesor Freddy Quezada

Por su lado, los maestros estatales que han apoyado a quienes se manifiestan contra el Gobierno están siendo despedidos, denunciaron varios docentes.

“Por este medio, hago denuncia pública de una nota de despido laboral, llegada a mi correo electrónico”, dijo el catedrático de la estatal Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-Managua), Freddy Quezada, en sus redes sociales.

“No firmaré tal nota y demando toma de cartas en el asunto a mi representante sindical, además de hacerlo del conocimiento de todos los estudiantes de la UNAN en general y de los de “Comunicación para el desarrollo” en particular”, reclamó Quezada, maestro de generaciones en periodismo y ciencias sociales.

Maestros de educación primaria y secundaria también denunciaron que fueron destituidos de sus escuelas en las ciudades de Estelí y La Trinidad, al norte de Nicaragua.

Detienen a militar retirado en Carazo

En tanto, el militar retirado Tomás Maldonado Pérez, de 63 años, fue sacado de la casa de su hija a la fuerza por encapuchados y su paradero es desconocido, denunciaron familiares.

El grupo del Mecanismo de Seguimiento para Nicaragua (Meseni) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) “tomó conocimiento de la denuncia que familiares del mayor retirado del Ejército, Tomás Maldonado, presentaron ante” el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh).

Maldonado Pérez es un mayor en retiro y exsecretarario político del Frente Sandinista en Carazo y ahora crítico del Gobierno. Según la denuncia, el militar retirado estaba refugiado en la casa de una de sus hijas por amenazas que había recibido de parte grupos progubernamentales.

“Maldonado no estaba de acuerdo con la represión en contra del pueblo y se negó a ser parte de los grupos parapoliciales”, indicó el Cenidh, con base en la denuncia de los familiares.

Según los denunciantes, Maldonado es pastor evangélico e iba a los tranques o barricadas que se levantaron para protestar contra el Gobierno a orar por los jóvenes y por eso ha recibido amenazas de muerte.

Ivonne Morales, otra estudiante de UNAN desaparecida

Asimismo, estudiantes de la UNAN denunciaron que su compañera Ivonne Morales fue desaparecida supuestamente por encapuchados en Managua, luego de bailar en público una canción tradicional, en protesta contra el presidente Ortega.

Durante la jornada de hoy, cientos de campesinos marcharon por la libertad de los “reos políticos” y la renuncia de Ortega y Murillo, a quienes culpan de la muerte de 317 a 448 personas en la crisis.

Durante la manifestación, cargaron pancartas con las frases “libertad para presos políticos” o “Medardo Mairena y Pedro Mena son campesinos, no asesinos”.

Mairena y Mena, líderes del Movimiento Campesino, enfrentan juicio por terrorismo y otros delitos.

70 mil desempleados en sector turismo

Las protestas contra el Gobierno han dejado, además, al menos 70 mil personas sin empleos en la industria turística, según la presidenta de la Cámara Nacional de Turismo de Nicaragua (Canatur), Lucy Valenti.

La ejecutiva explicó que las empresas, entre ellas hoteles, restaurantes y tour operadoras, han tenido que hacer recortes de personal.

Del mismo modo, dijo que hasta finales de junio contabilizan el cierre de un 80% de los pequeños hoteles y que, en el caso de Managua, donde operan las principales cadenas del país, la ocupación de habitaciones ha bajado entre un 12 a 14 por ciento, cuando el promedio anual había sido del 67%.

Medidas cautelares para representantes del sector privado

Mientras tanto, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) otorgó medidas cautelares a varios representantes del sector privado que integran la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia y han participado en el Diálogo Nacional, aún suspendido. Según la CIDH, los empresarios están en una “situación de riesgo” por “presuntas amenazas, intimidaciones, hostigamientos y represalias”.

Entre los beneficiarios están Michael Healy Lacayo, presidente de Upanic, y José Adán Aguerri, presidente del Cosep. Además, Felipe Argüello Agüero, Álvaro Vargas, Claudia Neira Bermúdez, Juan Sebastián Chamorro y Juan Carlos Gutiérrez Soto, e incluye a los familiares de todos, “debidamente identificados”.

La CIDH recordó que los representantes del sector privado han sido amenazados desde el inicio del Diálogo por periodistas de los medios oficialistas y “otros actores”. “Los solicitantes indicaron que especialmente los líderes de las cámaras empresariales y de sociedad civil estarían recibiendo amenazas”, añadió la Comisión, que ya ha extendido otras medidas cautelares a estudiantes, sacerdotes, obispos y miembros de la sociedad civil.