Nación

Orteguista denuncia ante la Policía al obispo Abelardo Mata

Denunciante acusa al religioso de señalarlo públicamente como “paramilitar” y de haber matado a su propio hijo durante las protestas cívicas

Un trabajador de la estatal Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados Sanitarios (Enacal) denunció ante la Policía al obispo de la diócesis de Estelí Juan Abelardo Mata, muy crítico del régimen de Daniel Ortega, por supuestas injurias y calumnias en su contra, según dijo el denunciante.

Reynaldo José Obregón interpuso la queja ante la delegación policial de Estelí porque, según dijo, el religioso lo ha acusado públicamente de ser “paramilitar” y de haber matado a su hijo Cruz Alberto Obregón, de 23 años, en el marco de las protestas  que comenzaron en abril de 2018.

“Él (Mata) me ha acusado que soy paramilitar y que soy el asesino de mi propio hijo”, aseguró el hombre a los medios de propaganda sandinista. Luego pidió a la policía “que investigue todos los hechos para aclarar de que yo nada tengo que ver con la muerte de mi hijo”.

Según el denunciante, Mata, que es secretario de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, lo acusó de haber matado a su hijo, asesinado el 30 de mayo de 2018, durante una homilía que ofreció el pasado 23 de junio, y también en declaraciones que brindó a la revista Domingo del diario La Prensa.


En su homilía, según el video que proporcionó como prueba el denunciante a la Policía Nacional, el obispo no menciona ningún nombre en específico, aunque revela que un “francotirador” le habría ido a confesar el hecho, del que no ofreció detalles.

“Muchos han empezado a golpearse el pecho, sobre todo ahora que cumplimos un año de los primeros asesinatos de nuestros chavalos (jóvenes). Y aquí en esta ciudad (de Estelí), y aquí desde un punto cercano, en este parque, un francotirador dispara contra un joven para descubrir después con horror que era su hijo”, expresó el religioso, quien criticó que el “fanatismo” y el no usar la cabeza lleva a la violencia.

Según el abogado defensor del denunciante, el día de los hechos, el 30 de mayo de 2018, Obregón se encontraba laborando como guarda de seguridad de Enacal en las pilas sépticas de la ciudad de Estelí, 149 kilómetros al norte de Managua, donde recibió la noticia de la muerte de su hijo.

El jefe policial de Estelí, Alejandro Ruiz, dijo que elevará la denuncia contra el obispo Mata ante “las instancias que corresponde, de acuerdo a los procedimientos”.

CONFIDENCIAL intentó comunicarse con monseñor Mata, pero hasta el momento no ha sido posible localizarlo.

A mediados de junio, el Departamento de Estado de los Estados Unidos publicó un informe sobre “Libertad Religiosa Internacional” que documenta la persecución religiosa en Nicaragua. El informe hace énfasis en los atentados contra monseñor Mata y el obispo auxiliar de Managua, Silvio José Báez, fuertes críticos del régimen de Ortega.

El 15 de julio de 2018, el vehículo en el que viajaba monseñor Mata fue atacado a tiros por un grupo de paramilitares entre la carretera que conduce de Managua a Masaya, ataque del que resultó ileso.

Mientras el siete de abril pasado, desconocidos robaron su camioneta y fue hallada abandonada horas después por oficiales de la Policía de Estelí.

Más en Nación

Send this to a friend