Nación

Acusado de agredir a una abogada deja el inmueble y evalúan su expulsión

Gobierno llama a embajador desalojado en Panamá

La "casa de la disputa" fue desalojada por Antenor Ferrey la mañana de este viernes



El gobierno de Nicaragua decidió llamar este viernes a consultas a su embajador en Panamá, Antenor Ferrey, quien ese mismo día desalojó por orden de la Cancillería panameña una lujosa residencia que ocupaba en la capital de ese país.

“El Gobierno de Nicaragua ha llamado a consulta a su embajador Antenor Ferrey Penudi, quien ha sido víctima de agresiones y se le ha violado su residencia diplomática”, señaló la Cancillería nicaragüense en una nota dirigida a la Cancillería de Panamá.

“Estos hechos constituyen una violación al Derecho Internacional, por lo cual el Gobierno de Nicaragua solicita al Gobierno de Panamá investigar a fondo estos hechos ilegales”, continuó.

El embajador de Nicaragua en Panamá desalojó por orden de la Cancillería panameña una lujosa residencia que ocupaba en la capital de ese país, informó la Jefatura de Sedes Diplomáticas del Ministerio de Relaciones Exteriores.

“Sí, la Jefatura de Sedes Diplomáticas de la Cancillería ha confirmado que el embajador desalojó el inmueble”, ubicado en la acomodada urbanización de Costa del Este, afirmó este viernes el ministerio panameño.

Al respecto, la Cancillería nicaragüense afirmó que la residencia ocupada por su embajador fue adquirida en el 2001 por la Sociedad Locery S.A., cuya apoderada es María Fernanda Flores de Alemán, esposa del expresidente de Nicaragua, Arnoldo Alemán, “siendo esta comprada con fondos procedentes del erario público nicaragüense”.

Por esa razón, el Estado de Nicaragua, en virtud del Tratado de Asistencia Legal Mutua en asuntos penales entre las Repúblicas de Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Panamá, solicitó al Estado panameño la cautelación de todos los bienes y activos habidos en Panamá a nombre del expresidente Alemán (1997-2002) y sociedades mercantiles relacionadas a éste, incluyendo la sociedad Locery, continuó.

“Dicha asistencia fue atendida por el Estado panameño, declarando con lugar la cautelación en virtud de la Asistencia Legal mutua solicitada por Nicaragua. A la fecha, Nicaragua no ha solicitado a Panamá el levantamiento de dichas medidas”, explicó.

Según el documento, Nicaragua, “conociendo que sobre la propiedad ocupada como residencia por nuestro embajador pende dicha medida solicitada por el Estado de Nicaragua, de manera fraudulenta ha sido enajenada en Panamá, a favor de terceros, por el equipo de abogados del expresidente Alemán” en Panamá.

La Cancillería nicaragüense acusó a ese equipo de abogados panameños de intentar despojar al Estado nicaragüense de sus bienes, “incluyendo la devolución fraudulenta de los fondos cautelados en el sistema financiero de Panamá”.

Nicaragua urgió a Panamá respetar las inmunidades y privilegios establecidos a las representaciones diplomáticas en la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas.

La Cancillería panameña informó el pasado martes que había notificado a Ferrey que contaba con 24 horas para desalojar la residencia, “pues no posee un título de propiedad ni contrato de arrendamiento, demostrando no tener ningún derecho real legítimo sobre” el mismo.

Ferrey se encuentra implicado en un caso de violencia debido a que el pasado martes fue acusado por la abogada panameña Sandra Cerrud de haberla agredido físicamente cuando intentó cortarle el servicio de agua para desalojarlo del inmueble.

Yeskelle Pedroza, abogada de Cerrud, quien dice ser la representante legal de la propiedad, explicó que un proceso judicial sobre la mansión terminó hace dos años a favor de una sociedad de la supuesta agredida, pero Ferrey permaneció en el lugar.

La vicepresidenta y canciller de Panamá, Isabel De Saint Malo, dijo el miércoles que el de Ferrey es un “tema legal complejo”, dado que está de por medio la inmunidad diplomática”.

Ferrey, de 72 años, fue designado embajador de Nicaragua en Panamá por el presidente del país, Daniel Ortega, en abril de 2007, cargo que también desempeñó entre 1988 y 1990, durante el primer régimen sandinista.

Embajador fue desalojado

Antenor Ferrey, embajador de Nicaragua en Panamá, abandonó este viernes la vivienda donde hasta ahora se ubicaba la sede del consulado nica, luego de protagonizar un escándalo por “agresión física y verbal” en perjuicio de la abogada panameña Sandra Cerrud, propietaria del inmueble. La casa, localizada en un lujoso residencial de Costa del Este, estuvo ligada a los casos de corrupción del ex presidente Arnoldo Alemán y fue el detonante de la ira del diplomático, quien golpeó en el cuello a la mujer el pasado 19 de julio.

El canal panameño TVN Noticias informó en su sitio web que Ferrey salió de la vivienda dos días después de la fecha estipulada para hacerlo, por instrucción de la Cancillería de Panamá. Se ha informado que la abogada denunciará penalmente a Ferrey. La Cancillería de Panamá anunció esta semana que “evalúa” expulsar de ese país al embajador Antenor Ferrey.

Cerrud narró que cayó al piso después del golpe del embajador. El ataque de Ferrey fue desencadenado porque la abogada cortó los servicios de agua y energía de la casa, ya que ella asegura ser la dueña del inmueble.

La abogada de Cerrud, Deika Nieto, negó que la casa haya sido del estado de Nicaragua, pero sí afirmó que la vivienda era propiedad de una de las sociedades involucradas en el juicio por blanqueo de capitales y corrupción que se le abrió en Panamá al caudillo liberal en el 2002.

La sociedad era Grosery y sus miembros entregaron la casa al bufete de abogados de Cerrud en concepto “de pago” por los servicios prestados, dijo Nieto.

Mientras el inmueble estaba bajo un proceso judicial, Nieto narró que al embajador Ferrey le “fue asignada de manera irregular” la “administración legal” de la casa hace cinco años. Es decir, la potestad “de cuidar el bien”, pero el funcionario nicaragüense trasladó el consulado y su residencia a la vivienda.

Según Nieto, la asignación realizada por la Fiscalía panameña fue ilegal. Argumenta que “la majestad del cargo de Embajador no permite involucrarse en procesos dado que no pueden ser parte de instancias judiciales”. Al finalizar el proceso judicial de la casa de Costa del Este, Ferrey se ha negado a abandonarla.

“Este bien, que fue cautelado por la Fiscalía panameña, fue liberado de cualquier tipo de restricción hace varios años”, dijo Nieto. “La abogada Cerrud es la propietaria de la casa, y así ha dejado constancia y declarado bajo juramento, y ha generado todas las acciones en calidad de propietaria que incluye el pago de los impuestos de la vivienda, dado que el señor Ferrey reside en la casa y no paga los impuestos que una vivienda del nivel y el lujo como esta debe tributar en Panamá”, agregó Nieto.

Las abogadas aseguran que la Cancillería y los tribunales panameños impulsan una demanda contra Ferrey al catalogarlo como “intruso” en la propiedad.

Confidencial se comunicó con la directora de comunicación del Ministerio de Relaciones Exteriores del país canalero, Mónica De León, pero solo informó que le dieron al embajador “veinticuatro horas horas para desalojar el inmueble donde actualmente reside en Costa del Este, pues no posee un título de propiedad ni contrato de arrendamiento, demostrando no tener ningún derecho real legítimo sobre el inmueble”.

“Se están estudiando todas las posibilidades, entre ellasevaluar que (Ferrey) salga del país”, dijo De León

El 19 de julio por la tarde, Ferrey se presentó a la sede de la Cancillería de Panamá en el Palacio Bolívar para una audiencia con el vicecanciller Luis Miguel Hincapié, donde fue cuestionado por el incidente.

Estrada “llegó” en febrero

De acuerdo a la defensora de Cerrud, en febrero el Procurador General de la República de Nicaragua, Hernán Estrada, visitó la sede de la Cancillería panameña. Discutieron el tema del conflicto de la propiedad y Estrada se comprometió a presentar los documentos que prueban la posesión legal de la vivienda. Sin embargo, dijo Nieto, la parte nicaragüense jamás presentó la documentación prometida, y el plazo de tiempo dado expiró.

Confidencial intentó comunicarse con el procurador Estrada, pero no respondió a nuestras llamadas. En marzo la Procuraduría General de la República (PGR)interpuso un escrito al Juzgado Primero Distrito Penal de Juicio de Managua solicitando “secuestro preventivo”, como medida cautelar sobre la propiedad ante los reclamos vertidos desde Panamá.

“Al mandar a este funcionario nicaragüense entendemos que el presidente Ortega tiene conocimiento del caso, y definitivamente pueda que tenga anuencia el embajador…pero Ferrey no la ha expresado verbalmente”, dijo Nieto vía telefónica desde Panamá.

Lo que sí ha expresado Ferrey es que se “vale” de su inmunidad diplomática para  no salir de la vivienda, según la denuncia de Cerrut.

La indignación por la agresión cometida por Ferrey impulsa a estas abogadas a “impulsar acciones de protesta”. “En lo que hay que hacer énfasis es la imagen que ha dejado el señor Ferrey, de la agresión verbal, física, las amenazas y la ocupación de su posición contra una mujer corresponde a un acto de violencia institucional”, dijo Nieto.

Otra de las abogadas de Cerrud, Yeskelle Pedroza, informó que su clienta acudió este jueves al Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses, ya que no lo pudo hacer antes porque los médicos del hospital privado Punta Pacífica le indicaron que fue lesionada en la columna cervical.

El caso fue llevado a la corregiduría de la zona de Juan Díaz, donde se otorgó una boleta de protección a favor de Cerrud para evitar que vuelva a ser víctima de agresión.

¨Terrible¨ dice Vicepresidenta

Isabel de Saint Malo,  vicepresidenta y ministra de Relaciones Exteriores, consideró los hechos como “terribles”. La funcionaria del gobierno panameño prometió llegar al fondo del asunto, “porque este tipo de incidentes no deben repetirse”.

De inmediato, la Cancillería de Panamá emitió un comunicado en el “lamentan el incidente y rechazan este y todo acto de violencia, que es contrario a los principios de diálogo, paz y respeto a los derechos humanos que promueve Panamá en sus relaciones internacionales y con todos los sectores a nivel nacional”.

Por ahora, la Cancillería de Nicaragua guarda silencio sobre el caso. El Ministro Samuel Santos tampoco respondió a las llamadas de Confidencial.

(Con información de EFE).

Otros escándalos de la diplomacia orteguista

No es la primera vez que diplomáticos nicaragüenses protagonizan escándalos. En abril de 2015 el embajador de Nicaragua en República Dominicana, Nelson Artola, fue registrado en un video en el que se le ve amenazando de muerte a unos jóvenes en un centro comercial de Santo Domingo.

Hace un año, el comandante Ortega canceló los tres nombramientos que Carlos Robelo Raffone ostentaba como embajador ante la Confederación Suiza, Representante Permanente de Nicaragua con rango de embajador plenipotenciario ante la Organización de Naciones Unidas (ONU), y como representante ante la Organización Mundial del Comercio (OMC), según el acuerdo presidencial 100-2015 publicado en el diario oficial La Gaceta. Aunque la información oficial no expone el motivo de la cancelación, la Cancillería suiza pidió la destitución de Robelo al tener una causa abierta por “difamación y calumnias” en Ginebra en perjuicio de hermanos Comte, sus antiguos socios en un restaurante de Managua.

En 2009, el ex primer ministro tailandés, Thaksin Shinawatra, prófugo en su país, viajaba con pasaporte diplomático nica, otorgado por la administración sandinista, en calidad de embajador en misión especial.

La investigación mundial de los Panamá Papers sacó a luz el imperio “off shore” del cónsul honorario de Nicaragua en Perú, Félix Rosenberg Guttmanm, el mayor empresario de tragamonedas en el país sudamericano.