Política

Primer informe compila ilegalidades de elecciones pasadas e irregularidades de proceso actual

Panorama Electoral tendrá 800 observadores en elecciones

Grupo de observadores está integrado por Ética y Transparencia, Movimiento de Mujeres de Chinandega y el Instituto de Liderazgo de Las Segovias



Ochocientos voluntarios del grupo Panorama Electoral, integrado por el Grupo Cívico Ética y Transparencia, el Movimiento de Mujeres de Chinandega, el Instituto de Liderazgo de Las Segovias y la Asociación de Voluntarios Comunitarios, observarán el actual proceso electoral nicaragüense, cuya votación se ha fijado para el próximo seis de noviembre.

El grupo presentó este martes su primer informe del proceso, con sus consideraciones sobre el marco jurídico del actual proceso, en el cual detallan las ilegalidades acumuladas en las elecciones nacionales de 2006, las municipales de 2008 y 2012 y las  desde el 2006 y las irregularidades del actual proceso.

Haydeé Castillo, presidenta del Instituto de Liderazgo de la Segovias, afirmó que el informe “está basado exclusivamente en hechos, destacando los eventos de mayor afectación al proceso electoral y sus principios fundamentales democráticos, tales como el derecho a elegir y ser electo, el pluralismo político, el debido proceso, la participación ciudadana, la democracia representativa, entre otros”.

El documento también contiene valoraciones y recomendaciones generales, que asegura “se emite con los mejores deseos de mejorar nuestro sistema electoral y nuestra democracia al informar de forma veraz y pública los hallazgos de una observación técnicamente calificada”.

María Celina Burgalín, responsable del área de gobernabilidad de Ética y Transparencia, sostuvo que el consorcio  busca “dar vida” al derecho a la observación electoral, que el gobierno del comandante Daniel Ortega ha prohibido en discursos públicos cargados de insultos para los observadores nacionales e internacionales.

“El consorcio es cívico, apartidista, independiente y comprometido con las garantías constitucionales de la ciudadanía Nicaragüense”, argumentó Castillo.

Los ochocientos voluntarios no cubrirán las más de diez mil Juntas Receptoras de Votos (JRV) que serán instaladas para la votación. Sin embargo, Burgalín afirmó que el proceso sí se observará completo y negó que la ausencia en cada JRV sea un obstáculo para el trabajo, porque a su juicio, el proceso se ha desvirtuado tanto que no es indispensable tener presencia en cada mesa electoral.

 

Puede consultar completo el primer informe del grupo Panorama Electoral aquí.

Archivos adjuntos:

Primer Informe de Panorama Electoral sobre Elecciones 2016

  • pdf
  • 128,43 KB