Nación

Dejarán de construir carreteras, colegios, centros de formación y hospitales

“Paquetazo” de reformas reduce más proyectos de salud y educación

"No reducen remuneraciones para que los trabajadores del Estado puedan seguir consumiendo”, analiza Leonardo Labarca, economista del IEEPP



Las instituciones más afectadas con la reducción presupuestaria, aprobada este martes por la Asamblea Nacional, son el Ministerio de Salud y el Ministerio de Educación, confirma un análisis del Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas (Ieepp).

El economista Leonardo Labarca explicó en el programa televisivo Esta Noche, que el Gobierno “toca lo que tiene que ver con gasto de capital”, sobre todo con los programas de inversión pública y con las obras que pensaba construir.

“Apuntan a tocar esto porque no quieren reducir el gasto en remuneraciones para no trastocar el impacto económico que está teniendo la crisis. Es decir, no reducen las remuneraciones para que los trabajadores del Estado puedan seguir consumiendo”, indicó Labarca.

El “paquetazo” de reformas al Presupuesto fue aprobado en lo general con 72 votos a favor, 15 en contra, cero abstenciones, y tres presentes. Implicará una reducción de los ingresos de más de 7,000 millones de córdobas y más de 5,900 millones de córdobas en los egresos.

El economista afirmó que la repercusión de estas reformas se podrá palpar, por ejemplo, en la calidad de la salud, pues se dejarán de mejorar muchos centros hospitalarios. En cuanto a la educación, se dejará de realizar mejoramiento y construcción de escuelas, lo que repercutirá en el nivel de aprendizaje de los estudiantes.

“El recorte está en las escuelas multigrado, seguramente en la parte rural del país, y detiene su construcción. También las mejoras de un centro de formación de maestros. Al final repercute en la calidad de la educación”, aseguró el economista, quien agregó que el Gobierno “está dejando más que todo a las rentas del Tesoro, los ingresos vía tributo para financiar las remuneraciones, el gasto corriente, y deja buena parte a la fuente de financiamiento externo que tienen algunas condicionalidades más difíciles de cumplir”.

Los aumentos sin explicación

La reforma del Presupuesto incluye un aumento de más de 450 millones de córdobas a Petronic en concepto de “subsidio al transporte nacional”. Labarca manifestó que este monto no se refleja en el presupuesto de años anteriores, y que se desconoce en qué se va a ocupar.

“Por lo general Petronic transfiere algunas utilidades para financiar ciertos gastos del Estado, pero no era costumbre que el Gobierno transfiriera a Petronic, y más reflejándose como subsidio al transporte. Actualmente hay un aumento en la tarifa de transporte intermunicipal. A lo mejor van a querer reducir tarifa con ese subsidio, sin embargo, no hay una explicación legal”, intuyó el economista.

También se refleja un aumento al Consejo Supremo Electoral en el gasto corriente. Sobre este punto Labarca refirió que “hay poca rendición”. Asimismo se le está asignando a las alcaldías de Masaya y Matagalpa, un monto que apuntan a transferencia de gasto corriente.

“Las transferencia municipales van a financiar ese gasto de la alcaldía. Estas otras transferencias deberían estar ligadas a un proyecto, pero no lo menciona en estos anexos. Llama la atención cómo se maneja el gasto corriente. También el Ministerio de Defensa, cómo los afectan positivamente en las reformas”, cuestionó.

El análisis del Ieepp, indica que la reforma va más allá de lo que se esperaba en cuanto a recortes de ingresos tributarios, pues al realizar el análisis de las cifras de recaudación y variaciones del PIB, las pérdidas totales pasaron de 2,600 millones de córdobas (con el 1% de crecimiento), a un recorte de 7,000 millones.

“Más del doble que lo que habíamos pensado y nos da a entender dos cosas: una, que están subvalorando el impacto económico que tuvo la crisis sociopolítica, y en ese sentido están escondiendo de cierta manera el impacto verdadero, que puede estar en un decrecimiento del -4%. La otra posibilidad es que le están dando mucho énfasis a la campaña que hay sobre desobediencia tributaria, que todavía no sabemos qué tanto impacto tiene”, aseguró Labarca.

Otra variante es que el Gobierno esté castigando a los ciudadanos, por levantarse en protestas cívicas y exigir su salida del Gobierno, con una “reducción de las proyecciones de los ingresos y a la vez de los gastos”.

Para Labarca, en este tiempo de crisis social, económica y política, la economía tocó fondo. Antes del 18 de abril había desaceleración y las tendencias reportaban que se podría crecer no un 4.9% sino solo un 4%.

“Pero con esta crisis, las proyecciones se van a ir abajo. Será una depresión, una caída abrupta de la economía. Tocó fondo”, resaltó el economista.

Una reforma para tapar un hueco

A juicio de Labarca, la reforma al Presupuesto aprobada por la Asamblea “será suficiente”, ya que se recortó la parte de financiación externa, pues los préstamos son los que sufren más reducciones debido a la “incapacidad que va a tener el Gobierno” para hacer licitaciones a fin de año, así como conseguir donaciones y acudir a otras fuentes bilaterales.

Sin embargo, el Gobierno tendrá que aumentar el endeudamiento interno hasta en un 22%. El economista aseguró que esto es muy riesgoso, si se tiene en cuenta que la deuda interna se maneja de forma poco transparente.

“Al decir poco transparente, me refiero a que no sabemos quiénes son los que compran la deuda interna. Si son los bancos o alguna empresa. Te genera cierta duda porque son alrededor de 9,000 millones de córdobas (unos 284 millones de dólares) que está aumentando el Gobierno en bonos del Tesoro. La pregunta es ¿qué sector financiero va a comprar estos bonos si hay expectativa negativa en cuanto a crecimiento de la economía?”, cuestionó el economista.

Algunos economistas aseguraron que estos bonos se van a regir por la oferta del mercado. Labarca no lo tiene tan claro, pues “de todos modos es una deuda muy cara, de 12 o 14 por ciento y de corto plazo, que se tiene que devolver. Es un endeudamiento caro y resulta perjudicial para la economía si se están sustituyendo préstamos externos, que son concesionales, por este tipo de deuda de corto plazo y tan cara en los intereses”.