Nación

Gobierno de Brasil reacciona con "indignación" y rechaza represión en Nicaragua

Brasil condena asesinato de la estudiante UAM

Rayneia Lima

Exigen que se esclarezca crimen atribuido a paramilitares, Policía alega que fue "un guarda de seguridad privada"



La embajada de Brasil en Nicaragua confirmó el asesinato de su ciudadana Rayneia Lima la noche de este lunes, cuando regresaba a su casa tras haber finalizado su turno en el hospital Carlos Roberto Huembes. La víctima, de 31 años de edad, era estudiante de medicina de la Universidad Americana (UAM), y cursaba el último año de la carrera.

“Hemos confirmado la muerte y hemos pedido explicacione al Gobierno de Nicaragua”, dijo de forma escueta el embajador Luís Cláudio Villafañe G. Santos. Horas después, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil emitió la nota 252 lamentando el asesinato de la joven. El gobierno brasileño reaccionó “con indignación” ante el  hecho.

“El Gobierno brasileño recibió con profunda indignación y condena la trágica muerte ayer, 23 de julio, de la ciudadana brasileña Raynéia Gabrielle Lima, estudiante de Medicina en la Universidad Americana en Managua, alcanzada por disparos en circunstancias sobre las cuales está buscando aclaraciones con el Gobierno nicaragüense”, dice la nota diplomática.

El rector de la UAM, Ernesto Medina, coincidió con vecinos de Lomas de Monserrat de que paramilitares ubicados cerca de la casa de Francisco López Centeno, vicepresidente de Albanisa, abrieron fuego contra el vehículo de Lima, cuando circulaba por el Colegio Americano. “Recibió un balazo en el pecho que le dañó el corazón, el diafragma y parte del hígado”, dijo el rector Medina.

La Cancillería carioca volvió “a condenar la profundización de la represión, el uso desproporcionado y letal de la fuerza y el empleo de grupos paramilitares en operaciones coordinadas por los equipos de seguridad”.

Lima viajaba sola en su vehículo y la seguía su novio en otro auto, quien al escuchar las detonaciones la auxilió. No está claro cómo fue el ataque, solo que el novio llevó a Lima de urgencias al hospital Militar. Doctores del Militar confirmaron a Confidencial que la joven falleció en el quirófano.

Pese a que los testigos señalan a los paramilitares que se mantienen cerca de la casa de Francisco López del asesinato, la Policía Nacional emitió un comunicado en el que sostienen que el responsable del crimen fue un “guarda de seguridad privada”.

“Un guarda de Vigilancia Privada, en circunstancias aún no determinadas, realizó disparos con arma de fuego, uno de los cuales le impactó ocasionándole heridas”, dice la Policía. Según la institución, “el guarda está siendo investigado”. El comunicado policial fue distribuido por medios oficialistas antes de ser publicado en el sitio web de la institución.

Lima tenía seis años de vivir en Nicaragua y tenía planes de regresar a Brasil a causa de la crisis violenta que azota al país, y que ha causado más de 300 muertos según organismos de derechos humanos.

El cuerpo de Lima fue trasladado al Instituto de Medicina Legal y la embajada carioca está tomando todas las providencias, ya que Lima no tenía familiares en el país.

Brasil ha sido crítico de la represión estatal desatada contra los manifestantes. En la Organización de Estados Americanos (OEA) condenó la semana pasada los actos de violencia cometidos por el régimen, y votó a favor de la resolución contra el gobierno de Daniel Ortega. Antes de este asesinato, la Cancillería había emitido comunicados condenando la violencia, y este martes lo volvieron a remarcar.

“Al repudiar la persecución de manifestantes, estudiantes y defensores de los derechos humanos, el Gobierno brasileño vuelve a instar al Gobierno de Nicaragua a garantizar el ejercicio de los derechos individuales y de las libertades públicas”, dice el comunicado.

La UAM emitió un comunicado lamentando el asesinato de su estudiante. La universidad señala el asesinato como “un hecho de violencia no esclarecido”, pero que “es consecuencia de las difíciles circunstancias que está viviendo” el país.

“Estamos viviendo en un país donde ser joven y estudiante es peor que ser asesino y ladrón. Como docente no puedo callar cuando cada día que pasa, matan o secuestran o apresan injustamente a los estudiantes”, expresó el doctor César Molina, de la Facultad de Odontología de la UAM. “En Nicaragua los que deberían estar presos son otros. Pero todavía en este país las injusticias continúan y mientras encapuchados recorren las calles con total tranquilidad e impunidad, muchos estudiantes tienen que estar escondidos, huyendo por … ¿por luchar por una causa justa? Es simplemente absurdo e incomprensible”, agregó.

Lima no es la primera extranjera que ha muerto durante la crisis. Sixto Henry Vera fue asesinado el tres de junio en el sector de Rubenia, en Managua.