Confidencial

Pasada de cuenta orteguista a médicos solidarios del HEODRA

Al menos diez doctores, doce enfermeros y 13 trabajadores del cuerpo médico del Hospital Escuela Oscar Danilo Rosales Argüello (Heodra), en León, fueron despedidos de forma arbitraria por Judith Lejarza Vargas, directora del centro hospitalario, quien les informó que las destituciones fueron por razones “políticas”.

Javier Pastora, exjefe del Departamento de Cirugía y Gastroenterología del Heodra, confirmó a CONFIDENCIAL que Lejarza Vargas le notificó que no tenía ninguna queja sobre el trabajo que él había realizado durante más de 30 años en este centro hospitalario, sin embargo, su despido era por apoyar a los manifestantes en su lucha por la libertad y contra el régimen del presidente Daniel Ortega y su esposa Rosario Murillo.

“Recibimos la comunicación individual. No justificaron nada. Yo le pregunté a la directora por qué me despedía y me dijo que era por razones políticas. Le pregunté si algún alto mando del Gobierno le solicitó que me despidiera a mí y al resto de mis compañeros, y me respondió que la decisión había sido de ella”, relató el doctor Pastora.

Esta es la segunda vez que Pastora es despedido por protestar o defender “una causa justa”. La primera ocasión fue durante el Gobierno del presidente Arnoldo Alemán. “Ahorita hay una larga fila en el área de recursos humanos del Hospital. Probablemente el número de despidos va a aumentar”, expresó.

Aaron Delgado, el único cirujano oncólogo de León, fue notificado de su despido en medio de una cirugía. A pesar de que explicó que estaba en medio de un procedimiento quirúrgico, le obligaron a subir a la oficina de la dirección para recibir su carta de despido.

“No les importó que estuviera operando. Me dijo que dejara la cirugía ahí, pero yo la terminé, porque el paciente no debe sufrir las arbitrariedades que ella está cometiendo con nosotros. Estamos protestando, defendiendo nuestro derecho y pedimos que nos apoyen”, señaló el doctor Delgado.

Edgar Zúñiga, médico pediatra, sostuvo que no hay motivos de peso para despedir a tanta gente, sin embargo, asegura que fueron retirados de sus cargos en el Hospital por “pensar diferente, pensar que en Nicaragua necesitamos democracia, libertad y que cese la represión”.

“El Gobierno está apretando a todos aquellos que apoyamos la democracia, la libertad de expresión, comunicación, de pensamiento y si no pensamos como ellos nos ven como terroristas”, aseguró Zúñiga.

“La atención especializada y subespecializada para León y Occidente va a quedar vacía, por decirlo así, y es una debilidad extrema, pero a esta autoridad del Hospital no le interesa y no toma en cuenta la situación de los pacientes, que gracias a Dios, nos están apoyando”, afirmó el doctor Pastora.

Javier Pastora es uno de los galenos de mayor prestigio en la Ciudad Universitaria. Fue quien en unión de otros médicos del Heodra se rehusaron a cumplir las órdenes de la dirección del Hospital de no atender a los heridos en las protestas el pasado mes de abril.

Además de Pastora, también fueron despedidos Gladys Amanda Jarquín, la única pediatra infectóloga de la ciudad; Gustavo Herdocia Baus, jefe del área de Cirugía Plástica y Reconstructiva, con más de 30 años de laborar en ese Hospital.

También despidieron a Jorge Ernesto Alemán Zapata, pediatra neumólogo; Yamileth Rufina Ruiz, Jefa de la Sala de Operaciones y Anestesia; Rosario Pereira, médico patóloga; asimismo al hijo del decano de la Facultad de Medicina de la UNAN-León, Jorge Alemán, quien es pediatra neonatólogo.

Alemán expresó que no solo están afectando a los doctores y el resto del personal que despidieron, sino a los pacientes que necesitan ser atendidos diariamente por el cuerpo médico del Heodra.

“Toda la población está sufriendo, no solo nosotros. Sufren los niños con problemas respiratorios, los que tienen problemas de cáncer, sufren los ciudadanos que necesitan realizarse un sinnúmero de procedimientos, que no se estarán haciendo porque nos han despedido”, afirmó Alemán.

El doctor Pastora ironizó sobre el mensaje de amor, paz y solidaridad, que la vicepresidenta Rosario Murillo pregona todos los días al mediodía a través de los canales oficialistas.

“No tenemos miedo. Lógicamente que esto nos duele, no comprendemos cómo la señora vicepresidenta está expresando reconciliación, amor, y solidaridad y a los médicos que hemos servido más de 30 años nos trata como vandálicos y terroristas”, manifestó el doctor Pastora.

Los doctores continuarán protestando a las afueras del Heodra. Consideran que será una medida temporal, además expresaron que el servicio y la voluntad para atender al paciente estará siempre a disposición de los ciudadanos.

“Con esta carta de despido nos quitan a nosotros y nuestras familias el derecho al sustento. Todos los médicos del Hospital de León rechazamos este agravio que ni siquiera Somoza fue capaz de hacer. Tenemos nuestra conciencia tranquila, la fe en Dios y estamos dispuestos a luchar por esta reivindicaron sin ningún temor”, finalizó el doctor Pastora, quien agregó que recurrirán a las instancias correspondientes para recuperar su trabajo.