Blogs

Pedagogía fronteriza

Leer para crear nuevos escritos debe ser el gran reto de los nuevos educadores que enseñan a los estudiantes técnicas de lectura



Entre el año 2002 y 2006, Zulmara Cline y un grupo de profesores de diversos países latinoamericanos radicados en Estados Unidos, desarrollaron el proyecto de Pedagogía Fronteriza en la Universidad Estatal de California, en San Marcos, y como resultado de ello, nació un hermoso poemario dedicado a los niños y la educación.

“El poeta que mezcla lo útil (utile) y lo placentero (dulce) es aclamado por todos, pues deleita y aconseja al lector al mismo tiempo”, dice el poeta latino, Virgilio, y traigo a referencia este pensamiento a propósito del poemario de Zulmara, pues se trata de una poesía libre, directa y con énfasis a la utilidad de este arte para hacer conciencia sobre la educación de los niños.

Este poemario recoge la experiencia de capacitación a más de 600 profesores en un período de seis años, durante los cuales se vivieron experiencias extraordinarias, no sólo en el terreno de la educación, sino también literaria. Un entrenamiento de profesores que dedicarán su tiempo a la educación de los niños.

He aquí uno de esos versos, en palabras de Zulmara:

Mientras inspiremos
a aquellos que estén en nuestro cuidado
Mientras procuremos
hacer un cambio en las vidas de los inocentes
Mientras trabajemos
para facilitar que todos vivan en
una sociedad justa y equitativa….
La educación será la clave
Ya que la educación es la “gran integradora”

Se trata de una poesía normativa y directa, que hace un llamado a la conciencia sobre la necesidad de mejorar la educación en forma sustancial y superar los esquemas tradicionales. La lectura de este poemario me ha hecho reflexionar sobre los grandes restos de la educación del siglo XXI, y en la necesidad no sólo de hacerle más agradable y placentera, sino más útil y práctica para los niños y jóvenes.

El poemario me ha hecho reflexionar en una pedagogía sin fronteras, que “cruza océanos y montañas”, al decir de Cline, que busca nuevas alternativas. Dice en otra parte uno de los poemas:

Tenemos una obligación
con los niños en nuestro cuidado
Una obligación de querer, de enseñar,
de ofrecer esperanza e inspiración

Una obligación
de ofrecerles destrezas,
conocimientos y herramientas
que se necesitan para tener éxito…

Se trata de una educación para toda la vida, en lo que algunos han denominado los saberes necesarios. Esta debe comenzar por el desarrollo no sólo de la lectura, sino del hábito de leer, leer literatura, matemática y ciencias, una lectura que promueva la tercera cultura, que es la mezcla del arte y la ciencia.

Pues no sólo debemos promover la lectura literaria, sino también científica, y como pensaban los antiguos, la lectura debe terminar por enseñar a la persona a escribir, redactar. Y este es otro de los saberes necesarios en el siglo XXI, vinculado al uso de las nuevas tecnologías.

Leer para crear nuevas propuestas 

La lectura vista no sólo como placer estético, sino también orientada al desarrollo de técnicas de procesamiento de información, de la creación de minería de datos de lo que leemos, para el desarrollo de paratextos u otros textos. Leer para crear nuevos escritos debe ser el gran reto de los nuevos educadores que enseñan a los estudiantes técnicas de lectura.

Desde luego, el desarrollo del hábito de la lectura digital, desempeña un papel clave, pues se debe enseñar a los niños a leer en diversos formatos y diversos tipo de móviles o computadoras. Estos nuevos métodos de lectura, permiten, desde luego, que los niños aprendan a redactar en forma más rápida y temprana, si se tienen los cuidados necesarios.

Y vinculado al reto del desarrollo de la escritura, debemos hacer énfasis en la necesidad de desarrollar las habilidades lógico-matemáticas. Ver las matemáticas no sólo como una técnica para calcular, que por cierto ya las computadoras hacen de forma increíble, sino como reflexión epistemológica y filosófica.

Ver las matemáticas con una visión humanista, de los grandes retos por encontrar la verdad, que promueva el principio de probabilidad entre los estudiantes, lo aleatorio, lo casual, y no sólo las reglas estadísticas per sé.
Una matemática que promueve ver el mundo con rigor científico y causal, en términos de funciones matemáticas, pero también en función de modelos probabilísticos y del azar.

Y si se vinculara la escritura con las matemáticas, en algo que he dado en llamar Redactar & Calcular en forma simultánea, como se titula uno de mis libros, estaremos dando a los estudiantes herramientas poderosas para su desarrollo integral.

Redactar & Calcular en forma simultánea, en especial, en los procesadores de textos, permite a los jóvenes ir redactando y añadiendo funciones y diversos cálculos matemáticos en forma conjunta mientras escriben. Esto permite crear textos argumentativos de gran calidad.

El diseño es otro de los saberes necesarios, y que no solo enseñar a los estudiantes a hacer presentaciones dinámicas, sino también a saberse expresar y conversar, en suma, comunicarse, en ayudar a los estudiantes en sus habilidades oratorias.

Usar las nuevas tecnologías para lograr una mejor comunicación

Estos saberes necesarios implican en largo proceso de investigación y procesamiento continuo de información, información a la que debe organizar y tener disponible en minerías de datos para ser reutilizadas.

Así, pues, este poemario de Pedagogía fronteriza es una profunda reflexión poética sobre la necesidad de dar una mejor educación a los niños, una educación que les sirva para toda la vida, y cuya fuente fundamental, es el desarrollo del hábito de la lectura.

Al leer el poemario, se refleja el gran amor e interés profundo de la poetisa Zulmara Cline por promover una mejor educación para las actuales y futuras generaciones.

(El libro se podrá obtener próximamente en Amazon. Se pueden consultar los libros de la autor mencionada aquí).