Reporte ciudadano

Asociación de Periodistas lamenta ataques contra director de Confidencial y Esta Semana

Periodistas de Guatemala condenan persecución contra Carlos F. Chamorro

"Acciones de criminalización y persecución en contra de las voces disidentes" busca silenciar "atrocidades cometidas"



La Asociación de Periodistas de Guatemala condenó los reiterados ataques del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, contra los medios de comunicación y periodistas como Carlos Fernando Chamorro, quien se exilió en Costa Rica tras haber sido perseguido y allanada la sede de sus medios.

La entidad periodística guatemalteca denunció, en un comunicado de prensa, que el Gobierno nicaragüense busca “socavar la libertad de prensa” en el país y “crear un cerco informativo para que no se conozcan las atrocidades cometidas”.

Detalló que las “acciones de criminalización y persecución en contra de las voces disidentes” han sido orquestadas por el presidente Ortega y su esposa, Rosario Murillo.

A la pareja presidencial la acusó de haber provocado que Chamorro saliera de Nicaragua hacia el exilio en Costa Rica debido “a la inseguridad que afrontaba en su país”, y a los allanamientos “arbitrarios” a las sedes de Confidencial, Esta Semana, Esta Noche y Niú.

Además, la Asociación de Periodistas de Guatemala aseguró que Nicaragua ha impuesto “bloqueos” para el ingreso de papel e insumos fundamentales para la impresión de la prensa escrita, algo que también ha afectado a los diarios  La Prensa y El Nuevo Diario.

Afirman que ese tipo de “abusos y violaciones” cometidos por el Gobierno de Nicaragua, al que calificó de “régimen autoritario”, son realizados para “perpetuarse en el poder”.

La entidad de prensa advirtió que esa “persecución y criminalización” de periodistas y defensores de derechos humanos en Nicaragua, puede “emularse” en Guatemala, cuyo Gobierno, encabezado por el presidente, Jimmy Morales, ha llegado a “acosar e intimidar” al director del medio local elPeriódico y la activista Helen Mack.

En las últimas semanas ambas personalidades “fueron víctimas de seguimiento e intimidación por individuos armados”, según la Asociación.

La entidad periodística concluyó que el mandatario guatemalteco, en complicidad con el ministro de Gobernación (Interior), Enrique Degenhart, podría “retomar métodos del pasado, con los cuales los gobiernos dictatoriales arremetían de diversas formas en contra de sus críticos y personas que pensaban diferente”.

Según un informe del Observatorio de los Periodistas de Guatemala, al menos seis periodistas fueron asesinados en 2018 y otros 31 sufrieron amenazas y agresiones.

Por su parte, la Fundación Violeta Barrios de Chamorro de Nicaragua indicó que entre abril y diciembre pasados se registraron al menos 712 casos de violación a la libertad de prensa, incluyendo agresiones, censura, amenazas, asesinatos, retención de materias primas importadas, entre otras transgresiones.

Al menos 57 periodistas nicaragüenses salieron al exilio desde abril pasado, en su mayoría por razones de seguridad, según el recién fundado movimiento Periodistas y Comunicadores Independientes de Nicaragua.

Con información de EFE