Nación

Periodistas exiliados denuncian amenazas contra sus familiares

"Tu hijo y tu nuera están seguros, pero tú no. Plomo", fue el mensaje lanzado a la vivienda junto a una bomba molotov

El equipo de periodistas nicaragüenses de “Nicaragua Investiga”, que se encuentra en el exilio en Costa Rica, denunció que sus familiares están siendo amenazados en Nicaragua y que incluso explotaron una bomba molotov cerca de la vivienda del suegro de Jennifer Ortíz, directora de ese medio.

La comunicadora explicó que la bomba fue lanzada la noche del miércoles y dañó la parte trasera de un vehículo que se encontraba estacionado.

Los desconocidos dejaron además un mensaje dirigido al suegro de Ortíz con la leyenda: “Tu hijo y tu nuera están seguros, pero tu no. PLOMO”.

Ortíz observó que “plomo” es una frase que utilizan simpatizantes del Gobierno que preside Daniel Ortega en contra de sus adversarios.

Hasta ahora la Policía de Nicaragua no se ha referido a esta denuncia.

Asimismo, la periodista afirmó que en las últimas dos semanas sus familiares en Nicaragua han sufrido una “jornada intensa de intimidación”, que incluye acoso, presencia de “paramilitares” en las afueras de sus casas, entre otros.

Nicaragua Investiga está incomodando mucho a los agentes del Gobierno, a sus simpatizantes, aquellos que son fanáticos, que tratan de combatir, no con ideas, sino con actos terroristas”, anotó.

El equipo de Nicaragua Investiga responsabilizó al Gobierno de Ortega si algo llega a pasar con sus familiares.

El equipo está integrado, además de Ortíz, por los periodistas Leticia Gaitán, Gerald Chávez, Yelsin Espinoza y Héctor Rosales, quienes trabajan en distintos canales de televisión en Nicaragua, antes de marcharse al exilio en Costa Rica, por motivos de seguridad.

Datos de la Fundación Violeta Barrios de Chamorro indican que entre abril y diciembre pasados se registraron al menos 712 casos de violación a la libertad de prensa, incluyendo agresiones, censura, amenazas y asesinatos, entre otras transgresiones.

Al menos 60 periodistas nicaragüenses han salido al exilio desde abril pasado, en su mayoría por razones de seguridad, según el recién fundado movimiento Periodistas y Comunicadores Independientes de Nicaragua.

El periodismo es considerado una de las profesiones más peligrosas en Nicaragua desde el inicio de la crisis, cuando el comunicador Ángel Gahona murió de un disparo certero mientras cubría maniobras de la Policía Nacional, y los supuestos autores del crimen fueron condenados por el Poder Judicial a pesar de que los testigos, vecinos y familiares de la víctima alegaron su inocencia.

Más en Nación

Send this to a friend