Nación

Continúan ejecuciones de opositores en el campo de Nicaragua

Rommel Amed Hernández Vega es el tercer asesinado de la Alcaldía de Wiwilí, en Jinotega. También era presidente de la Juventud Liberal

La Alcaldía opositora de Wiwilí, Jinotega, se ha vuelto a teñir de luto por la ejecución de un colaborador. Rommel Amed Hernández Vega, de 28 años y responsable del Área de Adquisiciones de la municipalidad, fue asesinado a tiros la tarde de este domingo 22 de marzo, por dos sujetos que viajaban en una motocicleta.

El joven salió de su casa, en su vehículo, a comprar comida en un lugar conocido como “El Muelle”, donde los sujetos en motocicleta lo esperaban y le dispararon al bajarse del carro, según la alcaldesa de Wiwilí, Reyna Hernández.

“No tenemos conocimiento de que tuviera rencillas personales con nadie. Era un muchacho sano, igual que los otros dos (trabajadores) que me han matado”, comentó la alcaldesa.

“Era un chavalo querido en el pueblo. Era presidente de la Juventud Liberal en Wiwilí. Estaba creciendo rápido como líder”, añadió.

Tercer asesinado de la Alcaldía

Hernández es el tercer funcionario de la Alcaldía de Wiwilí —gobernada por el Partido Liberal Constitucionalista (PLC)—, que ha sido asesinado en el último año y medio.

Una investigación de la revista CONFIDENCIAL, en alianza con la plataforma CONNECTAS, documentó que al menos 30 campesinos opositores fueron asesinados por motivaciones políticas, entre octubre de 2018 y diciembre de 2019. En 19 ejecuciones de opositores, participaron más de dos hombres armados con revólveres, fusiles AK-47 o escopetas.

Los dos primeros trabajadores asesinados, e incluidos en la investigación, fueron: Óscar Noel Herrera Blandón, de 40 años, y Néstor Uriel Aráuz Moncada, de 41 años; asesor legal y director de Servicios Municipales de la Alcaldía de Wiwilí, respectivamente.

Herrera fue asesinado por un sujeto encapuchado que le disparó dos veces por la espalda, a quemarropa, mientras estaba sentado a la mesa de un bar en Wiwilí. El hecho ocurrió el domingo 7 de octubre de 2018.

Aráuz fue asesinado la noche del 21 de febrero de 2019, cuando regresaba en motocicleta a su vivienda, en la comunidad Maleconcito, a unos diez kilómetros del casco urbano de Wiwilí. Cuatro sujetos lo interceptaron a mitad del trayecto, en una zona conocida como El Jicote, y le descargaron sus armas.

“Nos van a exterminar”

La alcaldesa subrayó que “es triste la situación que está pasando en Wiwilí. Prácticamente nos van a exterminar a todos los de la Alcaldía”.

La investigación periodística reveló también que 18 de las 30 ejecuciones ocurrieron en comunidades o el casco urbano de tres municipios de Jinotega: ocho en El Cuá; seis en San José de Bocay; y cuatro en Wiwilí.

El PLC emitió un comunicado en el que exige a las autoridades competentes esclarecer el crimen, que “tiene todas las características de ser un asesinato por motivos políticos, similar a otros ocurridos en el mismo municipio”.

La Policía Nacional en una nota de prensa aseguró que los presuntos autores del asesinato fueron “los delincuentes Bayardo Sánchez Galeano y Erick Garmendia Díaz”. Ambos, de 28 años, se encuentran prófugos.

Las 30 ejecuciones de opositores documentadas por CONFIDENCIAL quedaron impunes. Ninguno de los crímenes ha sido investigado por las autoridades.

Más en Nación

Send this to a friend