Opinión

Poderes fácticos en Nicaragua

Nicaragua

En Nicaragua hay otros poderes fácticos internos que también ejercer presión frente a la autocracia de Ortega



En política lo real es lo que no se ve. La política real se esconde detrás de las negociaciones debajo de la mesa, en el trasfondo de los acuerdos y pactos, en los intereses que mueven las alianzas -pasajeras o prolongadas-, en la falsa promesa, en la elaborada propuesta, hasta en la inocente invitación a compartir la mesa o sumarse a la tertulia de una fiesta, etcétera. El mundo de la política de Nicaragua es un mundo de engaños, de hipocresía calculada y cinismo sin límites. De falsa modestia y oculta prepotencia. Un verdadero teatro.

Poderes Fácticos Internos

Familia Ortega-Murillo. Hay un grupo de unas 80 personas alrededor de la pareja presidencial que operan con mentalidad de cartel (familia ampliada, miembros de la nueva clase y altos miembros del aparato del estado). El nuevo grupo de poder familiar que ha cooptado todos los poderes del Estado. La historia de este país es historia de familias. Entramos a un nuevo ciclo de populismo con Ortega-Murillo.

Poder Ejecutivo/ Gobierno: El poder presidencial domina los otros poderes (Legislativo, Electoral, Judicial). En los últimos años ha logrado concentrar el poder total y reforzado el autoritarismo.

La fuerza del gobierno se basa en cinco puntos: a) alianza con el sector privado, b) control de las fuerzas de seguridad, c) control de los medios de comunicación, d) cooptación de los movimientos sociales y e) subordinación de los otros poderes del estado. En el criterio de muchos se instalado, ya, un dictadura.

Una debilidad del gobierno es la corrupción. Por ejemplo, en el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) que ha tenido erogaciones desde el 2006-2016 de U$ 220 millones de dólares por adquisiciones no financieras violentando la ley, sin licitaciones, en los dos últimos años fueron compras de medicinas y le compraron U$ 40 millones de dólares a PETRONIC. Corrupción que se da, también, en otras instituciones del estado.

Partido de Gobierno: Depende directamente de Ortega-Murillo. Ha dejado de lado la lucha de clases, la lucha ideológica; ahora es la lucha por los puestos. Los nuevos militantes “carnetizados” (la mayoría de ellos empleados públicos) quienes han convertido su militancia en un “modus vivendi”, prefieren no pensar y seguir las consignas desde arriba para mantener sus puestos e ingresos.

Partidos de Oposición: Una parte de llamada oposición comparsa está subordinada y dependiente del poder presidencial, son eslabones de dominación del poder presidencial que le sirve y apoya.

En la oposición real hay diferentes corrientes desconectadas de las luchas sociales. Hay una búsqueda de encontrar un programa mínimo para actuar coordinadamente.

El gobierno en el intento de destruir una corriente política utiliza todos los métodos, lo que significa que están destruyendo los fundamentos de la democracia.

Capital Local (COSEP): El gremio del COSEP (grandes capitales) no representa a más del 5% de todo el empresariado nicaragüense, donde más de dos tercios de las empresas son informales. Las ventajas de este grupo son formidables bajo el gobierno de Ortega, solo las exoneraciones fiscales que reciben representan más del 6% del PIB (aproximadamente US$ 762 millones de dólares en el 2015). Internacionalmente es una pieza clave para el gobierno.

La ley de Asociación Público Privada es violentísima para la privatización, es una nueva concesión al capital.

La clase dominante está compuesta mayoritariamente por personas atrasadas, poco ilustradas, socialmente insensibles, políticamente irresponsables, con propósitos fundamentalmente extractivos y sin visión estratégica de nación.

Nueva clase: Son los miembros del “sandinismo oficial” (los que están en el gobierno) que se han enriquecido en los últimos años, gracias al poder presidencial y al dinero venezolano. Son aliados del gran capital, aunque sean aliados coyunturales por el momento. Sirve de puente para influir en la política de la burguesía tradicional.

Dinero Ilícito: Importante presencia en algunos departamentos del país. De acuerdo a fuentes norteamericanas en Nicaragua se lavan alrededor de US$ 1,300 millones de dólares anuales. Posiblemente algunos miembros de la burguesía tradicional y miembros de la nueva clase se benefician del dinero ilícito. Por ejemplo, en Estelí hay altos niveles de permeabilidad del lavado de dinero y el narcotráfico que se traduce en nuevas casas y comercios boyantes.

Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN): Dividida un sector mayoritario a favor de mantener un perfil bajo y amigable con el gobierno.

Un minoritario más crítico al proceso político-social. Esa división se manifiesta claramente en la decisión de votar o no votar en el simulacro de elecciones pasadas.

La intermediación del Cardenal Brenes ha sido determinante en la decisión de la Conferencia Episcopal de callar ante el simulacro electoral.

El actual Nuncio Apostólico es un aliado del gobierno Ortega-Murillo

Iglesia Evangélica: Dividida un sector mayoritario a favor de mantener un perfil bajo y amigable con el gobierno. Un minoritario más crítico al proceso político-social.

Ejército Nacional (EN): Los mandos superiores en alianza con el poder presidencial. Muchos de los altos mandos pertenecen a la nueva clase enriquecida al amparo del poder. No hay ningún malestar evidente.

La fuerza que sostiene este modelo político-familiar es el Ejército, son la vanguardia que ejecutan la última expropiación y despojo económico de la Costa Caribe.

Policía Nacional (PN): Los mandos superiores en alianza con el poder presidencial. Muchos de los altos mandos pertenecen a la nueva clase enriquecida al amparo del poder. Todo indica que el consuegro Díaz asumirá la Jefatura de la PN a partir de enero.

La PN dando la cara en la represión social mientras la cúpula del EN controla la propiedad de la tierra.

Las cúpulas de la PN y EN se integran a la nueva clase y son favorables a la alianza con el gran capital y al mantenimiento del “status quo” político.

Juventud: El tema de la juventud es esencial. Hay que generar los lazos. En Nicaragua, de acuerdo al informe titulado “Trabajo decente y juventud en América Latina, políticas para la acción” de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), en el 2014, se estimaba que de los 1.2 millones de personas entre las edades de 15 a 24 años el 19.5 por ciento ni estudiaban ni trabajaban (los llamados ninis).

Cada mañana, cinco días de la semana, frente al consulado de Costa Rica, hay entre 800 y 1000 personas haciendo filas para conseguir una visa. La gran mayoría de las personas son personas jóvenes y mujeres; la gran mayoría de ellos desempleados, de extracción humilde y del interior del país.

Sindicatos. Hay falta de dirección independiente del movimiento sindical, político y popular. Las organizaciones gremiales están sin dirección son sindicatos blancos. Están alineados porque les ofrecen diputaciones. No defienden los intereses de los trabajadores, la clase obrera es muy numerosa pero no hay debate ni discusión.

Los asalariados formales pierden su ingreso real y la tasa de empleo informal se ubica alrededor del 80 por ciento de la PEA.

Movimiento Social: El movimiento social despierta alrededor de temas como la migración, canal, minas, etcétera. Sin embargo, son movimiento con poca o nula repercusión nacional. Aunque tenga una presencia fuerte a nivel local. La única oposición social que ha amenazado al poder es la lucha contra el canal.

En el 2016, las movilizaciones de los movimientos sociales han tenido una mayor presencia que los años anteriores.

En el 2017, creo surgirán más movimientos sociales por el deterioro de la situación económica y social. Deterioro que se visualiza por la ausencia del dinero de la cooperación venezolano, incremento del precio del combustible, contracción del sector de la construcción, disminución de los salarios reales, caída de la inversión nacional e internacional.

¿Cómo lo va a resolver el gobierno? con más represión, tienen las armas legales como la reforma del Código Penal desde el 2012 y la Ley de Seguridad Soberana que se está aplicando pero la gente no lo sabe y nadie lo señala.

Los movimientos sociales irán in crescendo, Nicaragua tiene mayor cantidad de personas movilizándose. Pero la gente no se moviliza por la institucionalidad, sino por la comida, el empleo y el costo de la vida.

Movimiento de Mujeres: En los últimos años el movimiento de mujeres ha renacido en la presencia nacional (Ocotal, la lucha contra la violencia de género, a favor del aborto terapéutico, etcétera).

Hay aproximadamente unas 120 mil mujeres en las maquiladoras, ¿dónde están las dirigentes de mujeres haciendo trabajo político en ese sector?

Sociedad Civil: Con poca fuerza social. Busca como transformarse en la oposición social al gobierno. Los abusos cometidos por agentes del Estado contra la sociedad civil se van incrementando. Usan la ley como instrumento de persecución política. La sociedad civil opositora vive en una diáspora: feministas, ecologistas, etcétera.

La sociedad civil se expresa a través de la política y la lucha por la democracia, pero no de la lucha contra el neoliberalismo. No se conocen las leyes, estas quedan instaladas.

De este año puede darse un surgimiento de sectores estudiantiles con conciencia de la situación del país. El problema de la falta de empleo para los jóvenes puede ser un detonante.

Medios de Comunicación: Controlados, la gran mayoría, por el poder presidencial ya sea directamente o por su alianza con Ángel González.

Los pocos medios de comunicación no controlados directa e indirectamente practican la auto-censura. Los medios independientes son clausurados o perseguidos.

Migración: La migración por falta de empleos juega un doble papel: a) quita presión social interna, válvula de escape; b) permite que los pobres que se van envíen dinero a los pobres que se quedan evitando presión social y mejorando los niveles de pobreza. Por ejemplo, en Totogalpa, la gran mayoría de las casas fueron hechas con fondos que envían las personas migrantes.

En 2016, se calcula que las remesas familiares alcanzará la cifra de US$ 1,260 millones de dólares, equivalente al 9.8% del PIB. En el año 2015 las remesas fueron US$ 1,193 millones de dólares.

Las remesas están generando una falsa economía de servicios y consumo que depende totalmente de la exportación de personas.

Aunque los pobres que se fueron envían más dinero en relación al monto de lo que invierte la burguesía local, no tiene ninguna expresión como grupo de presión en el juego político nacional.

Fuerzas Irregulares: Existentes pero con muy poca o nula influencia en la política nacional.