Reporte ciudadano

Policía asedia a opositoras en la víspera del Día de la Mujer

Patrullas de la institución fueron colocadas afuera de las viviendas para impedir que las mujeres salgan a protestar

En la víspera del Día Internacional de la Mujer, la Policía del régimen de Daniel Ortega continuó el asedio a opositoras. Esta vez les tocó el turno a la líder feminista Mirna Blandón y a Martha Alvarado, madre del preso político excarcelado Melkissedex Antonio López, quienes permanece encerradas en sus casas desde las seis de la mañana de este sábado.

Blandón lleva varias semanas bajo asedio policial, pero este fin de semana los oficiales colocaron un microbús en la entrada al andén donde queda su casa, otros en motocicletas andan patrullando el perímetro del lugar y un trabajador de Blandón fue requisado e interrogado sobre la labor que desempeña en la casa de la líder feminista.

Por otro lado, en la casa de Alvarado, los oficiales colocaron una patrulla frente al portón principal de la vivienda y no permiten que nadie salga o ingrese al lugar. Esta es la primera vez que ella es asediada en su casa, pero antes ha sido golpeada y maltratada por oficiales de la institución debido a su demanda constante de libertad para los presos políticos.

Intentan acallar sus voces

Para Blandón el objetivo del asedio policial es impedir que las mujeres salgan a marchar este 8 de marzo, siendo este el quinto año consecutivo que el régimen les impide hacerlo. Tal situación, es para ella “una pérdida de tiempo” y una “reacción ante las sanciones” que esta semana impuso el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos a toda la Policía.

La marcha "Somos la voz de los presos políticos" fue la última manifestación masiva que se realizó en el país. Carlos Herrera | Confidencial
Carlos Herrera | Confidencial

“Ya llevamos cinco años que nos impiden marchar, y que incluso nos ponen antimotines mujeres tratando de confrontarnos mujeres con mujeres, pero no nos conocen porque no saben que nosotros no somos de las que vamos a confrontarnos con otras mujeres, no es eso, nosotros estamos en contra de cualquier forma de violencia”, enfatizó Blandón.

Para esta líder feminista, el asedio policial no solo se da por el hecho de ser mujeres sino por su participación en la lucha por justicia y democracia en este país. “Ellos nos ven como oposición a este régimen que ha violentado los derechos de las mujeres y de todos los nicaragüenses”, en ese sentido la Policía “quiere invisibilizarnos , quiere ningunearnos, quiere que no estemos en las calles y no demandemos nuestros derechos”, subrayó.

“Estamos siguiendo órdenes”

Por su parte, Alvarado se siente indignada por el asedio y hasta reclamó a los oficiales de la Policía, pero ellos solo le respondieron “estamos siguiendo órdenes” y no la dejaron salir de su casa.

“Estos desgraciados me tuvieron preso a mi hijo 386 días. Yo anduve en las calles, estuve en huelga de hambre en la (parroquia) San Miguel y siempre he andado gritando por la libertad de mi hijo y por todos los presos políticos”, enfatizó Alvarado.

Una situación similar ocurrió este viernes cuando las excarceladas políticas, Tania Muñoz, de Niquinohomo, y Nelly Roque, de Matagalpa, denunciaron ser víctimas de asedio de turbas orteguistas y persecución de motorizados, en un nuevo intento por acallar las voces críticas de los exreos de conciencia y ciudadanos opositores como el doctor José Luis Borgen, quien lleva tres meses bajo asedio.

El asedio a las mujeres fue condenado por el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), quienes corroboraron la situación y demandaron respeto a la integridad física de las víctimas.

Más en Reporte ciudadano

Send this to a friend