Reporte ciudadano

Policía detiene a dos ciudadanos dentro de centro comercial Galerías

Un hombre fue detenido porque trató de fotografiar a los policías en el centro de compras; otro porque intentó registrar la detención del primero



Agentes policiales detuvieron a dos hombres dentro del centro comercial Galerías Santo Domingo, la plaza de compras más grande del país, en medio de la crisis sociopolítica que vive Nicaragua tras la represión del régimen dictatorial de Daniel Ortega, que ha dejado al menos 325 muertos confirmados desde abril pasado.

Uno de los hombres, identificado como Leónidas Ernesto Luquez González, fue detenido dentro de una tienda, de donde fue sacado a la fuerza por los oficiales y trasladado a una delegación policial, según denuncia de la Unidad Nacional Azul y Blanco y la Coordinadora Universitaria por la Justicia y la Democracia.

Ambas organizaciones, además de compartir videos de la detención, que se han viralizado, demandaron la liberación de Luquez González.

La Policía de Nicaragua informó este lunes que comenzó a aplicar un plan especial para lo que resta del año, que incluye la presencia de oficiales en los diferentes centros comerciales, que son propiedad privada. El anuncio fue hecho después de que el fin de semana anterior algunos nicaragüenses organizaran protestas contra el Gobierno en varios centros comerciales. Antes, lo habían hecho en la Catedral Metropolitana, pero la Iglesia católica pidió que no se usaran los templos. Tras las masivas protestas ciudadanas, el régimen ha establecido un estado policial de facto, para que el FSLN retome el control de las calles.

El plan especial, denominado “Nicaragua en paz, armonía y buena voluntad”, tiene el fin de garantizar la paz, el orden público, el derecho al trabajo, la libre movilización y la seguridad ciudadana, según la Policía Nacional.

El domingo pasado, agentes policiales sorprendieron con su presencia a los clientes de diferentes centros comerciales privados de Nicaragua.

El Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), la principal cúpula patronal de Nicaragua, ha criticado la presencia de policías en los centros comerciales, porque, a su juicio, “no está abonando a recuperar la confianza de los inversionistas ni tampoco está contribuyendo a generar un clima de paz y reconciliación efectiva”.

Marcela Alfaro, esposa de Lúquez González, denunció su detención en el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh). Según Alfaro, su esposo fue detenido por intentar fotografiar a los policías en el centro comercial.

En la Estación V de la Policía, la más próxima al centro comerciales, los oficiales solo le indicaron que “era posible” que su esposo estuviera detenido en las celdas de la delegación, pero se negaron a brindarle más detalles.

“Desconozco si hubo un enfrentamiento verbal entre mi esposo y la Policía”, dijo Alfaro, quien detalló que ella estaba en el banco mientras su esposo se digiría al Food Court del centro comercial.

Un joven aún no identificado, que intentó registrar la detención de Lúquez González, también fue detenido por la Policía.