Nación

Policía detuvo a excarcelado político por denuncia de violencia doméstica

La acusación fue interpuesta por su esposa, Jacqueline Estrada Navarrete. Durante el operativo los agentes policiales balearon al exreo político.

La Policía Nacional disparó tres veces a Francisco Javier Hernández, excarcelado político, durante un operativo ejecutado este lunes en el barrio Martin Luther King, en Managua. Los oficiales llegaron hasta la vivienda de Yadira Hernández, su madre, para detenerlo e investigarlo por una denuncia de violencia doméstica que fue interpuesta por su esposa Jacqueline Estrada Navarrete, esa misma tarde.

Yadira Hernández dijo a los medios de comunicación que los policías entraron sin orden judicial a capturar a su hijo. Hernández intentó escapar pero los oficiales le dispararon a pesar de estar desarmado. Luego los agentes trasladaron en una patrulla al exreo político hacia el hospital Fernando Vélez Paiz, donde está hospitalizado y con un estado de salud reservado.

Estrada Navarrete confirmó al medio digital Artículo 66, que interpuso una denuncia por violencia doméstica en contra de Hernández. También acusó al exreo político de cometer agresión y de intentar matarla. Detalló que tiene 11 años de estar casada con él y que desde el inicio de su relación ha sufrido abuso pero que “por temor y vergüenza” no denunciaba el caso.

“El tuvo un problema con su esposa allá en su casa, pero se vino para acá porque aquí lo crié. Él se intentó correr (pero no lo consiguió). Tres disparos llevaba, yo lo miraba como que se ahogaba. Yo venía detrás de ellos (oficiales), les dije que ya no más, si lo van a matar ya mátenlo, pero no le hagan eso. Eran tres Policías pero luego vinieron más”, narró la madre de Hernández.

Angeli Estrada, hermanda de Estrada Navarrete, declaró a Artículo 66 que el operativo policial no tenía nada que ver con política y que “este problema es violencia contra mi hermana porque quería matarla con una cuchilla”, aseguró.

Yonarqui Martínez, abogada de Hernández, argumentó que si la Policía tenía una denuncia en contra del excarcerlado político, debió haber actuado respetando los derechos humanos y según el debido proceso, es decir, realizando una citatoria, que es lo que corresponde en estos casos.

“No tenían que entrar abruptamente. Pero lo hicieron, irrespetando no solo la vivienda de la mamá de Hernández, si no la integridad física de todos los que estaban en esos momentos y arriesgando las vidas de muchos vecinos. No sabemos si este muchacho va a vivir, pero esperamos en Dios que se recupere”, dijo Martínez.

La abogada agregó que los oficiales se llevaron detenido a Lesther Mendoza, hermano de crianza de Hernández. También aseguró que la madre del detenido resultó con quemaduras leves en su cuerpo luego de ser empujada y caer sobre unas brasas que fueron lanzadas por los oficiales al momento del allanamiento.

“Exijo respeto para los ciudadanos excarcelados. Ya basta de este actuar de la Policía Nacional y del abuso de poder. (Además de ser baleado), Francisco fue golpeado, le dieron de puntapié. A todas luces este es un allanamiento ilegal”, insistió Martínez.

Más en Nación

Send this to a friend