Nación

Policía orteguista allana y roba en casa de un opositor en Waslala

Jerry Urbina denunció que oficiales orteguistas, sin presentar ninguna orden judicial, ingresaron a su casa, robaron y amenazaron a un menor de edad

Más de una docena de oficiales de la Policía del régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo ingresaron por la fuerza y allanaron sin presentar ninguna orden judicial la casa del opositor Jerry Urbina, ubicada en el barrio El Papayo, en Waslala, Matagalpa.

Urbina, universitario y miembro de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia (ACJD), detalló que los oficiales orteguistas llegaron a su casa entre las doce y una del medio día de este domingo, cinco de julio, mientras su madre se encontraba sola con cuatro de sus sobrinos. Los oficiales adujeron, durante su ingreso a la propiedad, que andaban “buscando armas” del “tranquero”.

“Llegaron a la casa de mi mamá, donde yo vivo, y entraron a la fuerza, sin mediar una sola palabra. Empujaron las puertas y comenzaron a revisar mi cuarto, el de mi mamá y el de mis sobrinos, en ese momento yo no estaba, pero ellos (los policías) le dijeron a mi mamá que andaban buscando armas”, afirmó Urbina.

El universitario aseguró que los oficiales, al ser increpados por su madre, dijeron que no andaban una orden judicial, pues “afirmaron que podían entrar a la hora que quisieran porque nosotros teníamos armas y que para eso no necesitaban ninguna orden judicial”.

Extraño interés por los documentos

Los familiares del opositor notaron que los oficiales, aunque decían buscar supuestas armas, mostraban gran interés por los documentos que se encontraban en la casa. “Estamos seguros que buscaban documentos porque se pusieron a leer todos los que se encontraban en mi archivero y se llevaron varias cosas de la casa”, denunció.

Los oficiales sustrajeron varios electrodomésticos de la casa del opositor, aduciendo que estos eran robados. Además, denunció Urbina, los policías se llevaron un permiso del negocio de un billar propiedad de su madre, pero le dijeron que le sería devuelto al final de la tarde de este domingo.

El estudiante destacó que los policías, aunque no golpearon a nadie, amenazaron a un menor de edad, advirtiéndole que “no grabara” porque sino quebrarían el celular, tal como lo hicieron con una tableta que se encontraron en el cuarto del opositor.

Denunciamos el asedio, intimidación y amenazas perpetrado por la policía del régimen en contra de un integrante de…

Posted by Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia on Sunday, July 5, 2020

Los oficiales salieron de la propiedad, luego de dejar todos los objetos revueltos y tirados por las camas y piso de la casa, advirtiendo que encontrarían a Urbina.

“Dijeron que me iban a encontrar, que yo andaba armas y que me iban a encontrar esas armas, que yo era un tranquero”, denunció el opositor.

Urbina lamentó que desde 2018 no tiene paz, pues es perseguido por “paramilitares y turbas del régimen” orteguista. Sin embargo, advirtió que no desistirá de luchar por una Nicaragua libre. “El régimen está equivocado si cree que con esto nos va a intimidar, nosotros seguiremos luchando por nuestro país y este tipo de cosas nos hacen más fuertes y nos demuestran que estamos en el camino correcto”, sentenció.

Allanamiento es “completamente ilegal”

La abogada Carla Sequeira, encargada del área legal de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), explicó que este tipo de situaciones, donde la Policía abusa de su autoridad e ingresa por la fuerza y sin ninguna orden judicial se puede calificar como “ilegal”.

“Ellos no pueden ingresar así por así, tienen sus limitaciones estipuladas por ley. Hay algunas excepciones que giran en cuanto al flagrante delito, pero si esto no es el caso la realidad es que el allanamiento fue ilegal  al igual que la sustracción de algunos bienes, pues no tienen fundamento judicial u orden judicial”, explicó.

Agregó además que situaciones donde un oficial de la Policía  amenaza o golpea a los ciudadanos se puede calificar como un “acto de abuso de autoridad”, pues “no pueden actuar de una manera arbitraria, porque se supone que deben actuar conforme  a la ley, que los limita en la ejecución de la fuerza”.

En las últimas dos semanas, según un reporte publicado por CONFIDENCIAL, se han registrado otros dos allanamientos “ilegales”. El tres de junio, una familia del municipio de Tisma, en Masaya, denunció que cinco de las ocho manzanas de terreno de su propiedad fueron tomadas y allanadas “ilegalmente” por un fuerte contingente de la Policía del régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo, y que además fueron golpeados, desalojados y arrestados.

Asimismo, el pasado 17 de junio, el ciudadano José Pastor Rostrán Soza denunció públicamente que el comisionado Bladimir Cerna, de la Policía de Managua, dirigió un operativo en el que lo golpearon y desalojarlo, sin ninguna orden judicial, para dejarle la propiedad a la señora Junieth Antonia Dávila Cruz, a quien él le alquilaba parte de la propiedad.

Más en Nación

Share via
Send this to a friend