Nación

Cuando regresaban de un acto religioso

Policías disparan contra dos jóvenes en Managua

PN asegura que oficiales respondieron tras "escuchar varias detonaciones". Jóvenes están hospitalizados, pero fuera de peligro. CPDH: "Granera convenció a familias de que no hiciera nada contra la Policía"



Oficiales de la Policía Nacional dispararon contra dos jóvenes la madrugada de este domingo cuando regresaban de una vigilia religiosa, en el sector del barrio Nueva Jerusalén, en Managua, informó la institución en un comunicado de prensa.

“El día domingo dos de agosto, a eso de las 04:05 horas de la madrugada, una patrulla del Distrito III de la Policía Nacional que se encontraba en búsqueda de un prófugo, escucha varias detonaciones en dirección del mercado Israel Lewites, por lo que se dirige al lugar, observando pasar una motocicleta a alta velocidad”, refiere el comunicado policial.  “La patrulla con sus señales lumínicas activadas, da persecución a la moto hasta el barrio Nueva Jerusalén, realizando en el trayecto varios disparos con su arma de reglamento (pistola 9 milímetros)”, agrega.

Como resultado de la agresión resultaron heridos Denis Ernesto Ruiz Báez, de 23 años, y Yader José Vásquez, de 27 años. Los dos baleados fueron inicialmente llevados al hospital Lenin Fonseca y luego fueron trasladados al Carlos Roberto Huembes.  De acuerdo al comunicado, ambos “están fuera de peligro”.

“Desde el momento de los hechos se conformó un equipo técnico de investigación, para determinar las responsabilidades individuales  y pasar el caso a la orden de las autoridades competentes”, asegura la institución policial.

Este incidente 23 días después de la masacre de las Jagüitas, cunado un operativo anti narcóticos abrió fuego contra una familia de inocentes que viajaban en su auto de regreso de un culto evangélico. Como resultado del tiroteo murieron dos niños, una mujer y varios heridos. La justicia catalogó la responsabilidad como “homicidio imprudente”, pero juristas independientes han dicho que hubo dolo en la actuación de los uniformados.

Granera intentó apaciguar escándalo

El director jurídico de la Comisión Permanente de los Derechos Humanos (CPDH), Pablo Cuevas, calificó como “un abuso” lo ocurrido y relató que, como la vez de las Jagüitas, la primera comisionada Aminta Granera, la jefa de la Policía Nacional, llegó al sitio.

“La Primera Comisionada desde la una de la tarde estuvo en el (hospital) Lenín Fonseca, convenció a la familia para que no hiciera nada contra la Policía. Que no hicieran público los hechos, porque ya había demasiado daño a la institución. Les dijo que iban a ser detenidos (los oficiales), que les iban a dar una aparente indemnización, parece que todo eso convenció a la familia. Solo la esposa doña Soraya Collado Balmaceda (esposa de Yader José Vásquez) manifestaba su desconfianza y le dijo palabras fueres a la primera comisionada, le reclamó el abuso policial y la actitud criminal de la Policía y le dijo que estaba segura que estos hechos iban a quedar impunes como en el caso de las Jagüitas”, relató Cuevas.

Según el activista de derechos humanos,  los jóvenes habían participado en una vigilia religiosa en que la pastora era la madre de Ruiz Báez. Ambas víctimas fueron a dejar a otro amigo y al regreso, casi llegando a la casa de Vásquez, fueron sorprendidos por la patrulla.

“Llegaron disparando a los jóvenes y estos pierden el control de la moto y se estrellan contra una barda. Logran incorporarse Denis y va hacia donde está Yader. Cuando escuchó la moto, su esposa salió a recibirlo y vio todo. Los policías le dijeron a la esposa que se alejara, que eran delincuentes y ella les dice que no y le dice que es su marido y un amigo. Los policías eran un varón y una mujer. Ellos le dijeron que iban por refuerzos, pero ya no volvieron”, aseguró Cuevas.

Identificó a jefe de detectives

Los familiares fueron en auxilio de los jóvenes y los llevan al hospital. Después se fueron a poner denuncia a Ciudad Sandino, pero pasaron horas sin que se las quisieran recibir. Finalmente, recibieron la denuncia hasta el día siguiente a las diez de la mañana.

En el hospital estaba ya la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ),  haciendo supuestamente las investigaciones. Le hicieron entrevista. Cuevas dijo que la esposa identificó a Germán Reyes, el jefe de detectives de la estación tres de la Policía, en la DAJ. Hasta ahora las autoridades mantienen, pero según la esposa el comisionado general, Juan Ramón Gámez, al ver descubierto al oficial involucrado, le reclamó a este por qué se dejó ver.

“En ningún momento en el comunicado se dice que Yader y Denis le dispararon a la Policía. Más bien dice que los oficiales lo hicieron. Hay una confesión de parte de la Policía”, denunció Cuevas.