Política

Suyen Barahona explica las razones del MRS para renunciar al apellido “sandinista”

El MRS decidirá en los próximos días un nuevo cambio de imagen, despojándose de la figura del sandinismo

El Movimiento Renovador Sandinista (MRS) ha decidido despojarse de uno de sus símbolos que por años fue identitario. La figura del general Augusto C. Sandino, tanto en su emblema y nombre, y  en sus estatutos donde figuraba como “inspiración”, desaparecerá. De acuerdo con su presidenta, Suyen Barahona, esto responde a las “demandas urgentes” de sus miembros. “En ambas propuestas no está la palabra sandinista”, explicó en el programa Esta Noche.

La agrupación decidirá llamarse en los próximos días entre Unión Democrática Renovadora (Unamos) o Movimiento Renovador Socialdemócrata (Renovemos), dejando a un lado los símbolos que lo han definido desde su fundación a mediados de los noventa, tras la derrota electoral del FSLN por la Unión Nacional Opositora (UNO).

Este cambió surgió durante la IX Convención Nacional del MRS, que arrancó el pasado siete de enero, en Managua. En estas jornadas,  miembros de la agrupación abordaron temas como el relevo generacional y también el cambio de nombre del partido, emblema y el artículo tres de sus Estatutos, que ahora será “más incluyente” y borra el nombre de Sandino como “inspiración”.

“Debía ponerse en agenda el cambio de nombre, y que fuese un nombre que reflejara quiénes somos; un partido de puertas abiertas, un partido con una membresía muy diversa”, agregó.

La votación para este cambió culminará el viernes, día en que se dará a conocer los resultados definitivos del nombre y del emblema.

Además de este cambio, se dio a conocer que la junta directiva conformada por Luis Carrión, Dora María Téllez, Víctor Hugo Tinoco y Hugo Torres, quienes también son miembros fundadores del partido, se retirará una vez que concluyan su período en octubre de 2022.

“Ha sido una decisión de ellos, pero creo que han dado un gran ejemplo a la clase política nicaragüense que refleja la democracia interna en este partido”, aseveró Barahona. “Ellos mismos han demostrado que este no es un partido de caudillos, no es uno donde se atornilla un liderazgo”.

Una propuesta de nación que toca a Policía y Ejército

El movimiento también ha abordado una propuesta de nación, que incluye la renovación de los cuerpos policías e incluso la abolición del Ejército. “Nuestra convicción es que Nicaragua es un país sumamente pobre y no necesita un Ejército para defender su soberanía ni consolidar su democracia”, argumentó la política.

“Planteamos que es necesaria una consulta popular si debe permanecer o disolver el ejército”, reveló. A este plan, se le suma la necesidad de “una disolución” de la actual Policía Nacional y la fundación de un nuevo cuerpo de seguridad “que genere confianza, que sea apartidaria y que esté apegada a la ley”.

Suyen Barahona también mencionó la necesidad de Comisión de la Verdad para investigar los crímenes cometidos a mediados del siglo por la dictadura de los Somoza, así como en la etapa de los ochenta, cuando el FSLN llegó al poder y las protestas de abril de 2018, que según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) dejó un saldo de 327 asesinados por la represión.

“Creemos que compartimos la importancia de que se cree una fiscalía especial para investigar los crímenes y las violaciones a los derechos humanos cometidos por la dictadura, y planteamos que las víctimas de estas violaciones tienen que ser parte activa de estos procesos”, agregó.

Proponen “unidad” para “salir de la dictadura”

Para esto, Barahona asegura que se debe apostar a “confluir en un solo bloque” electoral que pueda enfrentar al régimen de Ortega en unos comicios. “Divididos será muy difícil el salir de esta dictadura e insistimos que hay que seguir generando puentes entre todas las fuerzas que se llaman opositoras”, agregó.

Este miércoles trece de enero, la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia suscribió trabajar en conjunto con el partido Ciudadanos por la Libertad (CxL), con el fin de crear una “gran alianza opositora”. A pesar que en el comunicado se refirieron a entablar un consenso “amplio, incluyente, que unan a ciudadanos y organizaciones”, Kitty Moterrey, de CxL, dijo tras la lectura del comunicado que podrían sumarse “aquellos que tengan valores y principios iguales a los nuestros”. Monterrey ha criticado a la Coalición Nacional y decidió no unirse a ese bloque opositor.

Por su parte, el MRS, que forma parte de la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB), apuesta por mantenerse en ese bloque que a su vez forma parte de la Coalición. “Tenemos que confluir en una gran alianza que pueda generar el respaldo de la mayoría de la población que no está organizada en ninguna las organizaciones”, dijo.

Más en Política

Share via
Send this to a friend