Reporte ciudadano

Carta de los lectores

Preguntas sobre Nicaragua que exigen una explicación coherente

Madres de Abril

"No hay contradicción entre los intereses de Ortega y los intereses de su supuesto “enemigo” imperial, ni con los intereses de los capitalistas"



En relación a la actual crisis política en Nicaragua, muchos compañeros y compañeras, manejan la tesis de que el actual movimiento insurreccional es una conspiración de Estados Unidos para derrocar al gobierno de Daniel Ortega-Rosario Murillo. Pero después de estudiar los hechos, veo que algunas cuestiones NO ENCAJAN con esa explicación. Veamos:

1- ¿Por qué desde que Ortega llego al poder en 2006 hasta marzo de 2018, es decir, durante mas de 11 años, los gobiernos de Bush hijo, Obama y Trump no emprendieron una ofensiva política por derrocarlo, sea en la modalidad de “golpe duro” Libia o Irak, o de “golpe suave” como en Honduras, Paraguay, Brasil, o los intentos en Venezuela, Irán, Corea del Norte, entre otros? Siendo Nicaragua el país más pobre y débil militarmente hablando de los países del ALBA, habría sido una presa fácil para una injerencia de ese tipo. ¿Por qué no se les ocurrió a los gringos durante más de una década?

2- ¿Por qué la inversión transnacional (imperialista) en lugar de ahuyentarse, se volcó masivamente hacia la industria de la maquila en Nicaragua, durante los tres últimos gobiernos de Ortega? Si hubiera “socialismo” ¿no habría sido al revés?

3- ¿Por qué el gobierno de Ortega, si supuestamente es “socialista”, desde que llego al poder ha tenido el respaldo de la gran empresa privada nica (excepto alguna que otra diferencia secundaria) y esta no ha hecho una oposición agresiva, como si ha hecho la burguesía venezolana al chavismo?

4- ¿Cómo es que la Iglesia Católica, otra institución aliada al imperialismo, durante el primer periodo de la Revolución sandinista (1979-1990) fue la más virulenta enemiga del gobierno de Ortega, pero en su segundo periodo de gobierno hasta abril de este año, fue aliada del régimen en todo, pese a las acusaciones de abuso sexual a su hijastra?

5- ¿Por qué el gobierno de Nicaragua es el favorito de los organismos financieros neoliberales, dependientes del imperialismo norteamericano, como el BID, el BM y el FMI, al grado que lo ponen de ejemplo? ¿Acaso no es un gobierno “anti neoliberal”?

6- ¿Por qué el gobierno de Ortega siguió siendo financiado con fondos de la USAID pese a que la mayoría de la cooperación europea abandono el país, y por qué Ortega acepto el apoyo económico de esa agencia, del Departamento de Estado y del Departamento de Defensa (Pentágono) hasta el año 2017, si se trata de un “enemigo imperialista”? Y, relacionado con eso, ¿por qué el gobierno de Ortega, acepto seguir recibiendo fondos de la USAID, sabiendo que financiaba lideres juveniles en todo el país?

7- ¿Cómo es que, teniendo los sandinistas la más sofisticada red de inteligencia de Latinoamérica, no pudieron detectar el plan imperialista que busca su derrocamiento, si tienen el más férreo control sobre las ONGs del continente?

8- ¿Por qué el Ejército sandinista hasta hace dos años realizaba maniobras militares y aceptaba ayuda militar de su “archienemigo”, el Comando Sur de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos, formando parte de todos los mecanismos de coordinación militar, liderados por el imperio en este continente? ¿Cómo es que ni la compra de tanques y aviones a Rusia, le ha privado de ser aliado de Estados Unidos en este campo?

9- ¿Cómo es que un gobierno “socialista y solidario” como el de Ortega, fue el primero o uno de los primeros en reconocer, en dos ocasiones sucesivas a JOH (Juan Orlando Hernández), quien se impuso abiertamente mediante fraudes y mediante una represión criminal contra el Pueblo hondureño, imitando la conducta de la Embajada norteamericana en Honduras?

10- ¿Cómo se explica que un gobierno pro norteamericano como el de JOH y enemigo jurado del socialismo, permite el desembarco por Puerto Cortes y el libre tránsito por suelo hondureño, a una flota de camiones militares de las Fuerzas armadas sandinistas, en mayo de este año? ¿Cómo es que la Embajada gringa y el Pentágono no dijeron nada al respecto?

11- ¿Por qué el Congreso de los Estados Unidos no ha aplicado la Ley “Nica Act”, aprobada en la Cámara de Representantes en 2017, aun cuando van más 130 asesinados y eso lo facultaría para utilizarla? (Esa Ley le permitiría a Trump cortar de tajo todo financiamiento al gobierno nicaragüense argumentando violaciones a derechos humanos)

12- ¿Por qué el gobierno de Trump, a pesar de ser considerado enemigo de la Revolución sandinista, hasta este momento no ha tomado ninguna medida efectiva que afecte al conjunto del gobierno de Ortega, sino que se ha centrado en medidas a individuos (cancelación de visado, congelamiento de cuentas, etc)? Se exceptúa la cancelación del TPS, que fue una medida general, pero que fue aplicada a todos los gobiernos centroamericanos y no dedicada exclusivamente a Nicaragua.

13- ¿Por qué la Cámara de Representantes de USA no incluyo al gobierno de Nicaragua cuando pidió la lista de funcionarios corruptos centroamericanos el pasado 24 de mayo, a pesar de las presiones de los sectores más ultraderechistas del Congreso gringo?

14- ¿Por qué Luis Almagro, el títere de Trump en la OEA, teniendo todas las evidencias para ello (como el duro informe de la Comisión de la CIDH que constato las múltiples violaciones a derechos humanos en Nicaragua), no propuso en la Asamblea General de la OEA que actualmente se lleva a cabo, aplicar la “Carta Democrática” para fundamentar duras sanciones al gobierno de Nicaragua?

15- ¿Por qué, si estamos ante una “conspiración gringa”, vemos a los representantes de Estados Unidos y Nicaragua proponer juntos una suave Resolución en relación al gobierno de Ortega, llamando a dirimir el conflicto en “negociaciones pacíficas”, que en el fondo es un espaldarazo a su gobierno? ¿Por qué tuvo Nicaragua un trato tan diferente de los gringos, en comparación al que se le dio a Venezuela en la misma Asamblea General?

16- ¿Por qué Luis Almagro, siempre está más cerca de las posiciones de Ortega que de las posiciones de la oposición nicaragüense? ¿Por qué negocia acuerdos con el gobierno y no con los estudiantes y campesinos que están en la calle?

Aclaro: no estoy diciendo que alguna de estas cosas debería hacerlas el gobierno gringo. Para nada. Lo que digo es que no encajan estos HECHOS de la REALIDAD con la SUPOSICIÓN de que la actual insurrección popular es una “conspiración golpista” del imperio.

En mi opinión, hay dos opciones de respuesta:

Opción 1:  El imperialismo norteamericano ha sido y es un “despistado” o se hace de la vista gorda, ante un gobierno “revolucionario y socialista”. Si así fuera, el levantamiento popular seria contrarrevolucionario y el imperio sería un bobo al que se le puede engañar y derrotar como pegarle a un orate; por cierto, algo muy difícil de creer.

Opción 2: No hay contradicción entre los intereses de Ortega y los intereses de su supuesto “enemigo” imperial, ni con los intereses de los capitalistas dentro de Nicaragua y de Centroamérica, pues el orteguismo ya no es el sandinismo de los años 80s (antiimperialista, respetuoso del pueblo) sino que es parte de la nueva oligarquía que reina en ese país. Eso explicaría el trato de “guantes de seda” que los gringos les dan a su gobierno. En esta última opción, el levantamiento que protagonizan diferentes sectores del pueblo nicaragüense, sería válido y  legítimo, contra un régimen oligárquico dictatorial.

Tampoco soy ingenuo en el sentido de creer que el gobierno norteamericano no tiene una agenda que le interese impulsar en este país. Es obvio que si. Pero lo que va contra las evidencias históricas y fácticas es la creencia, o más bien suposición, de que el enorme movimiento social que tiene lugar en Nicaragua hoy día, exigiendo democracia y justicia, tiene su origen en una maquinación perversa del imperio. Más bien es al contrario, hasta ahora, el imperio se ha mostrado indulgente y muy conciliador con el gobierno nica precisamente porque no le interesa que caiga estrepitosamente a manos de una Revolución, sino que sea sustituido de forma ordenada para que un relevo surja para cuidar igualmente sus intereses económicos y geopolíticos que están de por medio en este país.

Por lo dicho, estoy del lado de la legitima insurrección popular nicaragüense, por la salida de Ortega-Murillo y de la oligarquía orteguista, por una salida democrática que solo puede ser una Constituyente Originaria, y por la continuación y culminación de la Revolución Sandinista hacia un verdadero socialismo, democrático, incluyente, solidario, participativo y verdaderamente antiimperialista.

* El autor es hondureño