Centroamérica

Terremoto político en Guatemala a solo días de las elecciones

Prisión provisional para expresidente Pérez Molina

Juez ordenó el traslado a una cárcel en el Cuartel Militar Matamoros, de la capital, a Pérez Molina



Guatemala.- El juez Miguel Ángel Gálvez ordenó hoy la prisión provisional del expresidente de Guatemala Otto Pérez Molina, acusado de liderar una red de defraudación conocido como “La Línea”.

“Esta es únicamente prisión provisional y no preventiva”, aclaró Gálvez en la primera audiencia del caso y ordenó el traslado a una cárcel en el Cuartel Militar Matamoros, en la capital, de Pérez Molina, quien hoy dejó de ser presidente de Guatemala luego de que el Congreso aceptara su dimisión.

La crisis política ha generado un terremoto político en Guatemala a solo días de las elecciones generales del próximo domingo. Las elecciones, convocadas el pasado 2 de mayo por el Tribunal Supremo Electoral (TSE), se llevarán a cabo el domingo en un país convulsionado por los acontecimientos y escándalos políticos de las últimas semanas, que llevaron finalmente a Pérez Molina a dimitir.

Los 7,5 millones de guatemaltecos habilitados para emitir su sufragio asistirán a las urnas para elegir a presidente y vicepresidente para el período 2016-2020, en un proceso electoral donde también se designará a 158 diputados, 20 legisladores al Parlamento Centroamericano y 338 corporaciones municipales.

El presidente del TSE, Rudy Pineda, garantizó hoy la celebración de los comicios el domingo, tal y como están previstos, y aseveró que esperan registrar una masiva afluencia de participantes en la jornada cívica. “Nos alegra el cambio porque fortalece la democracia”, subrayó Pineda, quien aclaró que las elecciones y el cambio de mandatario son dos temas distintos y no modificarán las planificaciones ya establecidas para el próximo domingo.

En medio de la crisis política que afronta el país, la contienda electoral también vivió su propia sacudida este jueves con la publicación de una encuesta en la que el comediante Jimmy Morales parte como el principal favorito para ganar la Presidencia, por encima del abogado y empresario Manuel Baldizón.

El sondeo, realizado por la empresa privada Pro Datos y publicado por el diario local Prensa Libre, atribuye a Morales un 25 % de la intención de voto, seguido por Baldizón (22 %), en segundo lugar, y la ex primera dama (2008-2012) Sandra Torres (18 %), en el tercer puesto.

Baldizón, fundador de la agrupación política Libertad Democrática Renovada (LIDER), había comandado las encuestas durante los últimos cuatro años, desde que perdió los comicios de 2011 frente a Pérez Molina.

La legislación guatemalteca estipula que si ningún candidato recibe la mitad más uno de los votos en la primera vuelta electoral será necesaria una segunda vuelta con los dos postulantes con más sufragios a su favor. En caso de que sea necesaria, tal y como ha sucedido en los últimas siete comicios realizados desde 1985, la segunda vuelta electoral se celebrará el domingo 25 de octubre.

La encuesta de Prensa Libre, realizada entre el 23 y el 29 de agosto, resalta el ascenso en las últimas semanas de Morales, miembro del partido Frente de Convergencia Nacional (FCN) y quien no tiene ninguna experiencia política previa tras una carrera como actor, productor y comediante.

El jefe de la misión de observadores para las elecciones de la Organización de Estados Americanos (OEA), Juan Pablo Corlazzoli, visitó hoy el centro de cómputo de datos habilitado por el TSE para verificar sus instalaciones y conocer cómo será el escrutinio de datos. El diplomático uruguayo instó a la población a votar el próximo domingo y catalogó como “pacífico” el proceso electoral celebrado en la nación centroamericana, según declaraciones brindadas a periodistas.

Pérez Molina renunció a su cargo en la madrugada de este jueves después de que las autoridades lo señalaran el pasado 21 de agosto de dirigir una estructura de corrupción en la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), el ente recaudador de impuestos. Tras perder su inmunidad el martes y con una orden de captura inminente en su contra, el general retirado decidió dimitir este mismo jueves antes de ponerse a disposición del juzgado de alto riesgo que lleva la acusación en su contra.

La salida de Pérez Molina dio paso a la investidura como presidente este jueves del abogado y diplomático Alejandro Maldonado Aguirre, quien se desempeñaba como vicemandatario desde el pasado 14 de mayo.