Nación

Profanan tumbas de las víctimas de la represión en Nicaragua

Madres de Abril encontraron pintas orteguistas en las tumbas de sus hijos asesinados por la represión del régimen de Daniel Ortega

La Asociación Madres de Abril (AMA) alertó que profanan tumbas de sus hijos y parientes asesinados por el régimen de Daniel Ortega y la escalada de hostigamiento e intimidación en contra de sus miembros, quienes han sido reprimidos en las misas de sus hijos muertos y son vigilados en sus hogares por la policía y fuerzas paramilitares.

Los sepulcros han sido marcados con pintas y algunas lápidas han sido quebradas en Carazo, Ticuantepe, León, Estelí y Managua, explicó la directiva de AMA, Josefa Meza, quien además demandó al Estado de Nicaragua el cese de la represión y pidió a los organismos de derechos humanos nacionales e internacionales que respalden su “S.O.S Nicaragua Madres”.

“No les bastó con matar a nuestros hijos sino que todavía siguen asedando nuestras casas”, reclamó Carlos Pavón, padre de Richard Pavón, una de las víctimas más jóvenes de la represión. El hombre  relató que una patrulla de la policía permanece afuera de su casa y que el ambiente se volvió más hostil tras la apertura del Museo de la Memoria, donde los familiares de las víctimas intentan rescatar su memoria.

Mientras tanto, la madre de abril Guillermina Zapata, retó a las autoridades del régimen a que expliquen las razones por las que asedian a los familiares de las víctimas y pidió “respeto” a la memoria de sus parientes: “Seguimos con esa herida abierta porque a nuestros hijos no los vamos a olvidar”, enfatizó.

La denuncia de las madres de abril fue interpuesta ante el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh),  cuya directora, Marling Sierra, aseguró que están “respaldándolas y diciéndole al Gobierno que cese la represión contra ellas, ya no basta que hayan asesinado a sus hijos, están profanando sus tumbas, hostigando diariamente a las familias por el hecho de demandar justicia”.

En el mismo sentido se pronunció el representante de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, Mario Arana:
“Esto es indignante, lo mínimo que podemos tener es respeto. Estas madres llevan ya el dolor que llevan, y además las están sometiendo a estas estupideces, es imperdonable”, subrayó.

De igual forma, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) conoció la denuncia de las madres de abril e instó al Estado de Nicaragua a “cesar estos actos de persecución y revictimización y disponer a la brevedad medidas que promuevan verdad y justicia para los graves crímenes cometidos en el contexto de la crisis de derechos humanos”.

Más en Nación

Send this to a friend