Nación

Plantones simultáneos en varias iglesias de Managua

Protestas en templos católicos ante el asedio policial

Una gran cantidad de policías rodearon los templos, plazas y centros comerciales para intentar boicotear las manifestaciones



La Policía Nacional asedió este domingo los templos católicos, plazas públicas y centros comerciales de Managua para evitar que se desarrollara la “Marcha por la Libertad, Eddy Montes Presente” convocada por la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB), un día antes la manifestación fue prohibida arbitrariamente por la institución policial bajo el argumento de que el permiso fue solicitado por “dos individuos no identificados”, algo que fue desmentido por los miembros de los organizadores de la protesta.

Ivania Álvarez, del consejo político de la UNAB, explicó que ella fue quien tramitó el permiso para la manifestación y que al momento que llegó a la delegación policial lo primero que le pidieron fue su documento de identidad, por lo que denunció -una vez más- los abusos de autoridad y demandó al Gobierno respete el derecho a la manifestación ciudadana.

“Yo personalmente fui a dejar la carta. Miente (la Policía) al decir que no cumplimos los requisitos, nosotros fuimos a notificarles de esta marcha y lo único que recibimos fue un fuerte despliegue policial… Lo primero que hacen es pedir la cédula de identificación, unos agentes nos tomaron fotos, hay cámaras ahí (en la delegación policial), y no nos dieron respuesta, nos dijeron que esperamos y ya vimos una nota de prensa mentirosa”, expresó Álvarez.

Manifestantes autoconvocados marchan en los predios de la Catedral de Managua exigiendo libertad para los presos políticos. Carlos Herrera | Confidencial

Debido al asedio policial los pobladores autoconvocados realizaron plantones simultáneos en la Catedral Metropolitana, ubicada en el centro de la capital; la Iglesia San Agustín, en Altamira y el templo Jesús de la Divina Misericordia, en Villa Fontana, donde ondearon banderas y gritaron consignas contra el régimen de Daniel Ortega; mientras tanto, eran fotografiados por simpatizantes del Gobierno que llegaron a bordo de motocicletas.

Al final de la jornada, la UNAB reportó tres personas golpeadas y otras siete secuestradas, cuatro de ellas fueron liberadas posteriormente.

Ante la decisión de la policía de no permitir que la ciudadanía ejerza su derecho a la libre manifestación, la Oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos (OACNUDH) llamó al Gobierno a: “Asegurar las condiciones y garantizar el derecho a la libertad de reunión pacífica, de acuerdo con sus compromisos internacionales en materia de Derechos Humanos”.

De igual forma, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) señaló a través de su cuenta de Twitter: “Ante la manifestación convocada en Nicaragua para exigir la libertad de los presos políticos, la CIDH recuerda al Estado su obligación internacional, y su compromiso ante la Mesa de Negociación, de garantizar el derecho a la protesta social y la integridad de los manifestantes”.

Protestas se traslada a los templos

El punto de reunión, previsto por la UNAB, era la esquina opuesta de la Embajada de México, luego los manifestantes avanzarían sobre la Carretera a Masaya hasta llegar a la Catedral de Managua; sin embargo, la policía desplegó una gran cantidad de oficiales armados sobre la ruta trazada.

Juan Sebastián Chamorro, de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, destacó: “La represión expresada por el uso desproporcionado de la fuerza policial, refleja el temor del Gobierno a la protesta cívica y pacífica. No marchamos, pero desnudamos al régimen en sus intenciones de seguir suprimiendo las libertades cívicas,contenidas en la Constitución.

Policía Nacional asedia los templos y centros comerciales de Managua. Carlos Herrera | Confidencial

Durante la protesta realizada en la Catedral de Managua una caravana de más de 10 patrullas policiales rodeó el templo provocando un ambiente tenso. Un manifestante fue impactado en la frente por una bala de goma  disparada por los oficiales. Además, al final del plantón una simpatizante sandinista intentó provocar a los manifestantes pero no tuvo éxito.

En el templo de San Agustín el asedio fue mayor debido a que está ubicado a pocos metros de la Embajada de México, el punto previsto para el inicio de la manifestación. Los autoconvocados quedaron atrapados en el parqueo de la iglesia hasta donde llegaron paramilitares motorizados a fotografiarlos.

Secuestros express

De acuerdo con la Unidad Nacional Azul y Blanco, una joven no identificada fue secuestrada cerca de La Casa del Café, en Los Robles, cuando intentaba llegar al plantón en San Agustín. De igual forma, un señor de 56 años con las iniciales E.L.M. fue interceptado cerca de La Vicky, en Altamira, subido a una camioneta donde lo golpearon, le quitaron la ropa y lo fueron a tirar cerca del cementerio de San Judas, sobre la Carretera Suburbana.

El anciano aún bastantante consternado manifestó: “Fui capturado de La Vicky para allá (señala), no sé si es el norte o el sur, me tiraron (subieron) a una camioneta (marca) Hilux, color crema. Eran unos viejos gordos que solo me agarraron como saco de papas… me ponían las botas encima y me tiraron (cubrieron con) un manto azul en la cara. Yo sólo me encomendaba a la Sangre de Cristo. En el trayecto me iban desnudando y me fueron a tirar en el cementerio que está en la carretera que va a salir al (kilómetro) ocho, ahí me dejaron desnudo”, relató.

Pobladores realizan plantón en el templo de San Agustín ante el asedio policial. Carlos Herrera | Confidencial

Por otro lado, en el templo Jesús de la Divina Misericordia otro grupo de manifestantes desplegó dos banderas de gran tamaño mientras coreaban: ¡Democracia sí, dictadura no! ¡Eddy Montes, presente! Minutos después, varias patrullas de la policía llegaron al lugar por lo que los autoconvocados decidieron retirarse del lugar.