Economía

Reforma fiscal presiona al ciclo agrícola

Economistas y empresarios temen que incremento de precios en productos agroquímicos provoque una reducción en el área de siembra y productividad

La bienandanza del ciclo agrícola de este año, que inicia el próximo 15 de mayo, se verá presionada por la aprobación y entrada en vigencia de la draconiana reforma a la Ley de Concertación Tributaria (LCT). Economistas de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides), y un directivo del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), alertaron de que el incremento en los precios de agroquímicos afectará la productividad para este 2019.

La reforma tributaria, que entró en vigencia en marzo pasado, aumentó los montos que los ciudadanos y empresas pagan al Estado en concepto de Impuesto sobre la Renta (IR), Selectivo de Consumo (ISC) y al Valor Agregado (IVA). El objetivo del régimen es recaudar unos 300 millones de dólares este año.

De acuerdo a un monitoreo de la actividad económica nacional, elaborado por el Funides y Cosep, el sector de formulación y distribución de agroquímicos es uno de los que ha trasladado al consumidor final, un aumento en los costos de producción, derivado de la reforma a la LCT.

Un economista del Funides mencionó “los agroquímicos están trasladando la mayor parte de su aumento a los precios al consumidor final, porque es la única manera de mantener su modelo de negocio”. Tal situación va a “presionar a la actividad agrícola de futuro”.

Menos área de siembra

Guillermo Jacoby, directivo del Cosep y presidente de la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua (APEN), destacó que por primera vez en una década, se han bajado las ventas de productos e insumos agrícolas, lo que es un indicativo que este año habrá “una reducción en el área de siembra y la productividad”.

A finales de marzo pasado, el presidente de la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua (Upanic), Michael Healy, alertó de una posible baja en el área de siembra, pero en este caso por el nulo acceso a financiamiento bancario.

“Si el año pasado solo se sembraron 1.7 millones de manzanas, se corre el riesgo de que este año, el país se quede muy lejos de esas cifras”, dijo Healy.

En esa ocasión, Néstor Avendaño, presidente de Consultores para el Desarrollo Empresarial (Copades), advirtió que  Al elevarse los costos de producción y restringirse el crédito, “puede paralizarse el ciclo”.

“El ciclo agrícola es el ciclo económico de Nicaragua. Paralizarlo o desatenderlo, es entorpecer la posibilidad de reacción de la producción agrícola, que afecta a dos años calendario”, comentó Avendaño.

Asumen costos

El monitoreo muestra que otros sectores que han trasladado el aumento de costos al consumidor son: industria de lácteos, bebidas alcohólicas, distribuidores de equipos médicos, venta de automóviles, materiales de construcción, productos de consumo masivo y pymes de cuero calzado.

Aunque existen otros sectores que ha decidido asumir la nueva carga impositiva, a cambio de no perder más clientes. Entre esos gremios están: la industria de la carne de res, la industria pesquera, los distribuidores de medicamentos, hotelería, restaurantes, industria avícola, pymes de cuero y calzado, y panificadores.

El economista del Funides indicó que “por ahora” algunos productores y empresarios “asumirán” el aumento de la reforma fiscal, aunque esto no es sostenible en el tiempo.

Jacoby explicó que si aumentan los costos y no suben los precios, al final disminuye el dinero “disponible” del empresario para su negocio. “Cuando se disminuye el dinero disponible, lo primero que hace el empresario es despidos. Entonces, hay una afectación directo en la población”.

Crisis de confianza

The Economist Intelligence Unit (EIU) alertó en su último informe sobre Nicaragua que la reforma fiscal “agravará la ya débil confianza de los consumidores e inversores”.

El presidente de APEN señaló que Nicaragua sufre una crisis de confianza “terrible”, ya que pocas personas creen “en el sistema político actual”.

“Hay mucha incertidumbre. La crisis de confianza afecta al consumidor nacional, al internacional y  al inversionista nacional. No sabemos qué va a pasar”, subrayo Jacoby.

Más en Economía

Send this to a friend