Emergencia Coronavirus

Régimen Ortega-Murillo criminaliza solidaridad en tiempos de covid-19

Ciudadanos de Carazo denuncian el asedio policial por recolectar kits higiénicos para donar a personas de escasos recursos ante pandemia de coronavirus

Desde el amanecer del sábado seis de junio, Esly Cerda preparó su ropa y pensó en todas las precauciones que tomaría para la tarea que había planeado ese día. Él junto a otras siete personas recorrerían las calles del municipio de La Conquista, en Carazo, para fumigar y entregar kits de prevención ante el covid-19 en hogares de escasos recursos. Sin embargo, la Policía Nacional criminalizó este gesto de solidaridad.

“A eso de las once y cuarenta de la mañana, iba en mi motocicleta junto a un amigo cuando fuimos repentinamente detenidos por una oficial de la Policía. Parece que nuestro delito era cargar un par de bombas para fumigar en las viviendas”, explica.

Este joven de 21 años cuenta que la oficial se le paró enfrente y le habló con altanería. “Lo normal es que se pongan a un costado, pero ella se paró en medio”, insiste. Posteriormente llegó una patrulla del mismo municipio y le dijeron sin mediar palabras que se lo llevaban detenido. Les cuestionó que no había cometido ningún delito, pero ellos se limitaron a decir que cumplían órdenes.

“La única explicación que tengo es que ya nos tienen fichados como opositores al  régimen Ortega-Murillo y por eso ese trato con nosotros”, afirma. Sin embargo, los otros seis ciudadanos que se dirigían a entregar los kits no fueron detenidos y pudieron entregar los 150 kits que contenían un litro de cloro, un litro de alcohol líquido, dos mascarillas selladas y cuatro guantes en sus bolsas.

Le decomisaron la moto

Este joven de 21 años trabaja como mensajero de una empresa de seguridad que fue la encargada de recolectar los kits para prevenir el coronavirus. “Es un regalo que se había destinado para ayudar a la gente más pobre del municipio, tomando en cuenta que ni la Alcaldía, ni el Gobierno hacen nada por ellos”, indica Cerda.

Al llegar a la Policía le informaron que le decomisarían la motocicleta. En el documento de ocupación de la moto, que elaboró la Policía y que le obligaron a firmar alegan que procedían a quitarle la motocicleta porque “hizo caso omiso de la detención del vehículo, pasándole la llanta delantera en el pie izquierdo de la compañera Yulitsa Umaña, la cual desempeñaba labores de apoyo a los ciudadanos trabajadores de la Alcaldía en la fumigación (y) desinfección de los vehículos que ingresan al municipio”.

“Les reclamé que eso era mentira, pero tuve que firmar porque podían luego darme por perdida mi moto”, expresa.

Mediación y amenaza de la Policía

Hasta este nueve de junio pudo recuperar su motocicleta. Antes de devolvérsela lo hicieron firmar un acta de mediación con la oficial de la Policía. Sin embargo, fue hasta la tarde de este martes nueve de junio, que la Policía de Carazo le devolvió su moto.

“Me hicieron ir a la oficina del jefe de la Policía de Carazo, comisionado Pedro Rodríguez Argueta, y este me dijo que me la devolvían por la gestión del sacerdote Modesto López, párroco de la iglesia de La Conquista. Sin embargo, me dijo que no quería volverme ver entregando kits de ningún tipo porque esa es tarea del Gobierno y que la próxima vez me llevarían preso”, cuenta.

Sin embargo, señala que no tiene miedo y que continuarán apoyando a las personas que lo necesiten. “Esta pandemia nos afecta a todos y si ellos son indiferentes, los ciudadanos podemos apoyarnos entre nosotros mismos”, recalcó.

“La solidaridad no es un crimen”

Desde las ocho de la mañana del domingo siete de junio, un grupo de policías se ubicó frente a la vivienda del periodista Gerall Chávez en El Rosario, Carazo. Cerraron la calle y no dejaban pasar a nadie, ni salir a las personas que viven en esa calle. A pesar de que el periodista de la plataforma Nicaragua Actual se encuentra en el exilio en Costa Rica, desde hace más de un año, su apoyo en la recolección de kits sanitarios le valió “este acoso permanente”.

Debido a la falta de acciones del Gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo ante la pandemia de covid-19, Chávez junto a otros ciudadanos de su municipio iniciaron una campaña de recolecta para entregar kits higiénicos que consistían en mascarillas, caretas, alcohol líquido, jabón líquido a personas de escasos recursos.

“Lo que no hacen ellos (el Gobierno), lo están haciendo los nicaragüenses. Hay varias iniciativas ciudadanas para ayudar a quienes no tienen la capacidad de protegerse ante el covid-19, y una vez mas queda demostrado que el régimen Ortega-Murillo sigue criminalizando la solidaridad, que no es ningún delito”, insiste.

Pese al asedio pudieron entregar 400 kits en varios barrios de El Rosario y actualmente tienen activa otra colecta para ayudar a otras comunidades de otros municipios de Carazo.

Sin embargo, el periodista alertó que ha iniciado una campaña de desprestigio para estas iniciativas solidarias porque desde páginas manejadas por el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) se han colocado afiches con mensajes como: “si alguien en la calle le regala una bolsa con mascarilla NO LA USE está infectada con covid-19. Es un plan de la oposición para infectar a la población”.

“Una vez mas atacan con estos mensajes sin sentido y llenos de odio, cuando deberían estar trabajando para enfrentar esta pandemia que sigue afectando a cientos de nicaragüenses”, insiste Chávez.

Más en Emergencia Coronavirus

Share via
Send this to a friend