Economía

Anuncio moviliza al sector turístico: "nos vuelve más competitivos"

Regresará Iberia a Managua, catorce años después

Iberia

Lucy Valenti: "la decisión de Iberia no es un experimento, es una ruta probada"



El sector turístico nacional tiene centradas muchas expectativas en el anuncio de la aerolínea Iberia, que promete volver a aterrizar en Managua en octubre del próximo año, después que la compañía abandonara la región en el 2004.

“En ese momento, ellos se retiraron de Centroamérica como parte de un proceso de ajuste interno”, recordó Lucy Valenti, presidenta de la Cámara Nacional de Turismo (Canatur), al ser entrevistada para el segmento Cuentas Claras, del programa de televisión ‘Esta Noche’, que se transmite por Canal 12.

En esa época, Iberia volaba hasta Miami, desde donde distribuía a sus pasajeros que viajaban a otros destinos del continente, luego de dejar de usar el aeropuerto de Santo Domingo (República Dominicana) para ese fin.

Si en aquel entonces el cierre de operaciones en Miami y la pérdida de Centroamérica como un destino que se justificara atender directamente, llevó al retiro de los vuelos de la compañía, el auge del turismo en la región hizo que la compañía volviera a fijar sus ojos en las naciones del istmo.

La tesis del sector es que, después que Iberia regresara de forma paulatina a los aeropuertos de Costa Rica, Guatemala, Panamá y El Salvador, y ver que Air Europa comenzaba a servir una ruta hacia Honduras, la compañía ibérica decidió anunciar su regreso a Managua antes que su competidora se le adelantara.

Un año de ventaja

A Valenti le parece lógico que Iberia hiciera su anuncio con un año de anticipación (el primer vuelo está previsto para octubre de 2018), dado que se requiere de todo este tiempo para que el mercado –en especial, el sector de los grandes tour operadores mayoristas- incluya la nueva ruta en sus ecuaciones turísticas.

Una razón adicional es la realización de la Feria Internacional de Turismo (Fitur) de Madrid 2018, que podrá ser usada como escaparate para promover la nueva frecuencia aérea -y el destino Nicaragua- como parte del paquete ‘Centroamérica’.

Aunque de momento se tratará de una conexión solo parcialmente directa (los vuelos harán la trayectoria Madrid – Guatemala – Managua – Madrid), Valenti no descarta que el crecimiento de la demanda permita eliminar la parada en la capital chapina, y se fleten vuelos directos entre España y Nicaragua.

Lenner Garrido, tesorero de la Asociación de Hoteles de Nicaragua (AHN), mostró la complacencia del sector con esa noticia, al expresar que “esto beneficia a la hotelería y al turismo en general. Nos vuelve competitivos, y nos pone a la par de Costa Rica, que tiene vuelos directos”, destacó.

Valenti destacó que si bien fracasó el intento de conectar a Nicaragua con el viejo continente, con vuelos entre Managua y Roma servidos por la aerolínea ‘Blue Panorama’, ella confía que el regreso de la aerolínea de bandera española sí será exitoso.

“La decisión de Iberia no es un experimento. Se trata de una ruta probada por el crecimiento de la demanda de asientos hacia España y Europa en general”, en la que el riesgo es menor al ofrecer la ruta como una extensión del vuelo hacia Guatemala, con lo que es más fácil llenar el avión.

Una feria exitosa

La cuarta Feria de Hoteles y Restaurantes, efectuada en Managua hace dos semanas, se realizó “con mucho éxito”, aseguró Lénner Garrido, tesorero de la Asociación de Hoteles de Nicaragua, detallando que contaron con la participación de más de 200 empresarios de cinco departamentos del país, a los que pusieron en contacto con unos 50 a 60 proveedores de bienes y servicios para la industria.

Entre otros, mencionó a proveedores de equipos para lavandería, cielos decorativos y servicios varios. Aunque la expectativa era superar los USD 2 millones en contratos firmados en la feria anterior, la Asociación no sabe en este momento cuánto es el total que se negoció en esta edición.

El anuncio de Iberia debería ser el preámbulo para la llegada de más turistas europeos, pero también la señal de partida para que aquellos negocios que todavía no llenan los exigentes estándares de esos viajeros, se apresuren a hacer las inversiones necesarias.

Garrido admitió que el sector también ha visto un descenso en sus niveles de ocupación, producto de la desaceleración en el consumo que sufre el país desde mayo de 2016, pero confían en que el último trimestre del año les ayude a mejorar sus balances contables.

La razón es que, a finales de año, las empresas hacen uso de las instalaciones hoteleras (salas de reuniones y habitaciones) para reunirse a evaluar el año y planificar el siguiente. La realización aquí de los Juegos Centroamericanos en diciembre, debería llevar a niveles de ocupación plena a muchos establecimientos hoteleros.

“Diciembre siempre es temporada alta para la hotelería, por la mayor afluencia de turistas nacionales y extranjeros”, por lo que se espera que al finalizar el año, se contabilice la llegada de 1.6 millones de turistas, y USD 100 millones en divisas, detalló la presidenta de Canatur.