Nación

Al menos una docena de periodistas han sido golpeados y han sufrido el robo o la destrucción de sus equipos.

Represión y censura oficial ante protestas por reformas al INSS

represión INSS

Transmisiones de 100% Noticias y Canal 12 han sido suspendidas de la señal de televisión por cable; otros periodistas han sido asaltados en cobertura



Con represión y agresiones a jóvenes universitarios y periodistas de medios nacionales e internacionales y también censura a los canales de televisión independientes en la señal de televisión por cable, ha respondido el Gobierno del comandante Daniel Ortega a las protestas y cobertura por las reformas al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), que obligan a aumentar los aportes de los empleados y empleadores al Seguro Social, disminuye los porcentajes de las pensiones e impone una carga tributaria del 5% a los ya jubilados, entre otras medidas.

En Masaya, Camoapa (Boaco) y diversos puntos de Managua se han registrado enfrentamientos entre jóvenes de diversas universidades y grupos de choque del Frente Sandinista. Al menos una docena de periodistas han sido golpeados y han sufrido el robo o la destrucción de sus equipos. Cerca del mediodía, la señal del canal 100%Noticias fue suspendida del servicio de televisión por Cable. Horas más tarde, también fue suspendido el Canal 12, donde se transmiten los programas de televisión Esta Noche y Esta Semana, aliados informativos de CONFIDENCIAL.

Terrorismo de Estado en Nicaragua

Hombres con los rostros cubiertos por cascos de motocicletas agredieron la noche del miércoles a manifestantes que reclaman por las reformas al INSS, ante la vista de la Policía Nacional.

El periodista del programa radial Onda Local, Julio López, recibió golpes en la cabeza mientras realizaba una transmisión en vivo y aunque se encuentra estable aún tiene problemas con la memoria. El joven periodista fue lanzado al suelo y golpeado por miembros de las turbas sandinistas en las inmediaciones de Camino de Oriente, cuando daba cobertura a las protestas.

“López, del equipo de Onda Local, fue golpeado en la cabeza por vándalos motorizados, provocando que cayera al piso, siendo auxiliado por otros jóvenes que participaban en la protesta ciudadana. Julio transmitía en vivo, hacía su trabajo periodístico”, dijo en su cuenta de Facebook la directora de Onda Local, Patricia Orozco.

100% Noticias fuera del aire

La Juventud Sandinista golpeó y atemorizó a los manifestantes sin ningún escrúpulo. Muchos de ellos andaban armados con garrotes y tubos robados de los locales de la zona.  En medio de la agresión, un camarógrafo del Canal 100% Noticias fue despojado de su cámara.

En videos que circulan por Internet se ve cómo un grupo de al menos veinte miembros de la Juventud Sandinista (JS) lo rodean y con violencia le quitan la cámara para salir huyendo segundos después.

La cámara tiene un costo de 25 mil dólares, según denunció la directora ejecutiva de ese canal, Verónica Chávez, durante una transmisión en vivo desde 100% Noticias.

Mientras Miguel Mora, director de 100% Noticias, responsabilizó al Gobierno y a la Policía Nacional porque su equipo periodístico fue agredido verbal y físicamente.

“Responsabilizo a la Juventud Sandinista 19 de julio por las pérdidas, robos y daños o cualquier lesión que hayan hecho en contra de nuestros compañeros de trabajo”, declaró Mora en un video transmitido en su canal.

Poco antes de mediodía de este jueves la señal de 100% Noticias dejó de ser transmitida en la televisión por cable. “En clara violación a la libertad de prensa el presidente Daniel Ortega, a través de Telcor,  ordenó a todas la cableras censuraran la señal de 100% Noticias”, señala un comunicado de Mora colgado en la cuenta de Facebook de ese medio.

Mora también instó a la solidaridad de los ciudadanos para “reclamar a su empresa de cable por esta arbitraria e ilegal medida”.

La jefa de prensa de 100% Noticias, Lucia Pineda Ubau, dijo estar “sorprendida” por la decisión de sacarlos del aire. “Estamos con la Constitución en la mano y aquí siempre se ha dicho (que) hay libertad de expresión y libertad de prensa, ese es el discurso del Gobierno pero esta vez no lo respetaron”, declaró a CONFIDENCIAL.

El Canal sigue transmitiendo en su página web y en redes sociales. “Nos robaron una cámara valiosa valorada en 25 mil dólares, pero yo siempre digo que tenemos más de 3 mil cámaras en la calle con todos los reportes que nos mandan nuestra audiencia”, insistió.

El Gobierno extendió la censura a Canal 12, cuando se transmitía su programa Noticias 12. Casi a las cinco de la tarde, su señal volvió al aire pero sin audio. Una hora antes, el oficialista Viva Nicaragua Canal 13 reportó que estaban “fuera del aire en la señal” de cable pero que estaban reparando el problema.

Ataque a Confidencial

El fotoperiodista de CONFIDENCIAL, Carlos Herrera fue golpeado por varios sujetos que lo persiguieron en la rotonda de la Jean Paul Genie. Lo empujaron y cayó al suelo. Le robaron sus lentes y aunque le quisieron arrebatar la cámara no pudieron porque fue socorrido por otros colegas periodistas.

Otros dos colegas de esta revista, Maynor Salazar y Néstor Arce fueron golpeados por la Policía Nacional cuando daban cobertura a la manifestación. Al camarógrafo Ricardo Salgado lo empujaron y le lanzaron varios codazos.

La Policía Nacional siguió bloqueando la protesta y molestos porque el equipo de CONFIDENCIAL seguía grabando, lanzaron dos bombas sonoras que cayeron cerca de donde daban cobertura.

Más agresiones

Al fotoperiodista de la agencia de noticias AP, Alfredo Zúñiga, también le arrebataron una cámara y lo golpearon. Una fotografía de Jorge Torres de la agencia EFE capturó el momento en que un joven de la JS golpea a Zúñiga.

El periodista Álvaro Navarro, del portal Artículo 66, fue perseguido por las turbas y uno de ellos en moto intentó arrebatarle el celular con el que transmitía en vivo a través de Facebook.

Mientras los reporteros radiales José Roberto Treminio, de Radio Mundial, y Tony Rodríguez, de Radio Restauración, fueron perseguidos por cinco sujetos que los interceptaron cuando regresaban a su centro de labores la noche del miércoles.

“Fui retenido contra mi voluntad por la Juventud Sandinista. Me golpearon e interrogaron. Además me robaron mi celular”, denunció el comunicador en un video. Tras ser retenido durante casi una hora también le quitaron el chip de su grabadora.

Otros dos reporteros de Canal 12 también fueron golpeados por las turbas sandinistas que constantemente les recriminaban por su cobertura.