Confidencial

Un residencial de lujo en San Juan del Sur

La oferta de hospedaje de lujo en la turística ciudad de San Juan del Sur creció esta semana, luego que el martes se inaugurara la primera etapa del desarrollo inmobiliario ‘La Santa María’, ubicado en la zona donde estuvo el histórico hotel Barlovento, lo que le concede una vista extraordinaria de la bahía.

Se trata de una inversión inicial de 18 millones de dólares, con los que se construyó la primera etapa del proyecto, la que cuenta con 16 apartamentos, tres lofts, ocho villas, piscina, jardines, una casa club, y un área comercial.

A estas alturas, ya fueron vendidas once unidades -de dos dormitorios cada una- al precio de 250,000 dólares por unidad como oferta de introducción, aunque ahora se cotizan en 300,000 para los nuevos compradores. Algunos de los nuevos desarrollos –de hasta cinco habitaciones- se venderán al precio de un millón de dólares.

La segunda y la tercera etapa del proyecto incluye seis edificios de seis pisos, (cinco habitables más uno de estacionamiento), con apartamentos desde 180 hasta 500 metros cuadrados, tres casas signature de 650 metros cuadrados cada una, un penthouse de 400 metros cuadrados, y nuevos espacios comerciales.

Cuando se concluyan se habrá completado una inversión total de 40 millones de dólares, incluyendo el costo de la propiedad, lo que requirió cerca de 12 años de negociación, hasta que el acuerdo fue sellado en 2015, y la compra efectuada en 2016.

“La Santa María tiene una ubicación privilegiada: está en una montaña en el centro de San Juan del Sur”, de modo que está y no está dentro del pueblo, detalló Julio Horacio Argüello, presidente de la Junta Directiva de Desarrollos La Santa María, entrevistado para el segmento Cuentas Claras, del programa Esta Noche, que se transmite por Canal 12.

Argüello –que también ha efectuado inversiones en el segmento de bienes raíces en España- invirtió en Buccaneers Point, en la zona de Tola.

El empresario asegura que el concepto de La Santa María responde a la necesidad de poder ofrecer un residencial exclusivo, de lujo, para clientes que requieren hospedarse en lugares que les ofrezcan buena calidad y servicios.

De ahí que contrataran Zurcher Arquitectos, firma de diseñadores con experiencia en proyectos de calidad mundial, creadores de proyectos como el Four Seasons de Costa Rica y el Hotel Andaz de Playa del Carmen, México.

El resultado fue un conjunto “con una infraestructura de primer mundo, donde predomina el paisajismo en calles adoquinadas que invitan a caminar con la naturaleza. Suma a eso la decisión de importar todos los acabados desde Europa, Asia, Norte y Sur América, pensando en las “últimas tendencias en diseño, funcionalidad y calidad”.

Construir esta colección de residencias de lujo requirió de once meses de trabajo, lo que representó la generación de más de 900 empleos. Edificar la segunda fase requerirá de doce meses más, y parte de los 22 millones restantes de invertir.

Agua y energía

Ante la eventualidad de que falle el agua, el desarrollo La Santa María incluyó una cisterna de 360,000 galones, para abastecer a sus inquilinos y huéspedes.

Por si falla el fluido eléctrico, se instalaron generadores de respaldo para cada unidad, detalló Argüello.

Además de un muro perimetral, el desarrollo inmobiliario cuenta también con una casa club, piscinas, senderos para caminar, y una plaza comercial con restaurantes, de modo que los que no quieran salir, no lo hagan.

El emprendedor explicó que “somos muy cuidadosos con los detalles”, sea que se trate de elegir cubiertos, como de usar los materiales más adecuados, o de aprovechar el paisaje.

Estar sin estar en San Juan del Sur

La gente prefiere alquilar una casa antes que irse a un hotel

Aunque Julio Horacio Argüello está consciente que en este momento hay muchas casas de lujo en alquiler en San Juan del Sur, confía en que hay mercado, no solo para lo que ya construyó, sino para lo que está por construir.

Apuesta a que en el mundo hay muchos turistas, milenials con alto poder adquisitivo que prefieren usar la Red para buscar y contratar alojamiento, por lo que la lógica dicta que urge crear ese tipo de infraestructuras. En especial, cuando se sabe que hay grupos de tres parejas que no tienen problema con pagar 2,000 dólares por noche para hospedarse en una casa de lujo.

“La gente prefiere alquilar una casa en vez de irse a un hotel. Quieren vivir la experiencia, en vez de ir a encerrarse entre cuatro paredes de una habitación de hotel”, defendió.

Más allá de preguntarse qué debe ocurrir primero (que crezca la oferta, o que se incremente la demanda), decisiones como la de Argüello y los inversionistas que lo acompañan, terminan siendo determinantes para que crezca el mercado, cuando los turistas finalmente encuentran en el sur de Nicaragua la calidad y comodidad que estaban buscando.

El encanto de San Juan del Sur, su gente; la naturalidad y frescura de una población que no se ha dejado influir por los cambios que acarrea el contacto con tantas culturas distintas, es otro de los atractivos del desarrollo inmobiliario, especialmente si se le compara con otras grandes inversiones en la zona.

Argüello explicó que su proyecto tiene la ventaja de estar cerca, dentro, de San Juan del Sur. De estar sin estar, con lo que se obtiene lo mejor del sitio, sin tener que sufrir cuando el pueblo se congestiona de turistas y sus vehículos, o cuando los sitios de esparcimiento nocturno hacen gala de la potencia en watts de sus parlantes.

“Yo tengo una casa en mi proyecto, y puedo garantizar que se puede dormir sin ninguna interrupción. Somos un mundo aparte, aun estando dentro de San Juan del Sur”, relató el inversionista.

“Somos la primera oferta inmobiliaria importante para el turista de alto poder adquisitivo, en San Juan del Sur, y uno de los primeros en Nicaragua”, declaró Argüello.