Confidencial

Retiran el 12% de depósitos de la banca nacional

Confidencial | Agencias

El retiro de 660 millones de dólares en depósitos (12% del total) en dos meses, aumenta la posibilidad de que el Banco Central de Nicaragua (BCN) se vea obligado a tomar alguna medida drástica para enfrentar ese problema. Una de esas medidas implica limitar la cantidad de dólares que el público puede retirar de los bancos. ¿Habrá un corralito financiero en Nicaragua?

Aunque 12% representa un nivel de retiros que preocupa a cualquier analista del sistema, el economista José Luis Medal no cree que el BCN esté a las puertas de dictar una medida tan controversial que si bien aliviaría temporalmente las penurias de los bancos, terminaría generando un pánico que pudiera ser más dañino para el sistema.

¿Quién decide dictar un corralito financiero: el BCN, o cada banco por su cuenta?

La decisión sería del Banco Central. No es una decisión de ningún banco comercial individual.

¿Hasta qué nivel deben caer los depósitos para ordenar un corralito financiero?

No existe ningún número preciso, pero no es un porcentaje muy elevado. Es decir, no puede ser, por poner un ejemplo, 30% de los depósitos. La razón es simple: los bancos no tienen ni mucho menos todos los depósitos guardados en sus bóvedas. El grueso de los depósitos está en créditos otorgados a los clientes. Una parte de los depósitos está guardada en el Banco Central como encaje legal, y otra en efectivo en las bóvedas de los bancos.

Tampoco es el corralito financiero la única opción de política monetaria y cambiaria que tiene el Banco Central. Podría alternativamente devaluar el córdoba, poner un control de cambios, o inclusive una combinación de esas políticas. Lo que sí es claro es que el 12% de disminución de depósitos que ocurrió entre el 18 de abril al 18 junio, es una cifra alarmante.

Yo dudo mucho que, si en los próximos dos meses los depositantes retiran un 12% adicional, el Banco Central no adopte una política drástica de efectos muy graves. No necesariamente un corralito: podría ser una devaluación, o un control cambiario, que tiene efectos parecidos a un corralito.

Un alto porcentaje de los depósitos está expresado en dólares. ¿Qué efecto tiene eso en estas circunstancias?

Un sistema financiero altamente dolarizado como el de Nicaragua es altamente frágil a una retirada de depósitos en dólares. No sería lo mismo si no existiese esa dolarización. Si todos los depósitos fuesen en córdobas y hubiese un pánico financiero, el Banco Central simplemente imprimiría córdobas para financiar cualquier problema de liquidez de los bancos.

Esa es la función central de un Banco Central: ser banquero de los bancos, su prestamista de última instancia en caso de una crisis. Al estar altamente dolarizado, el sistema financiero nicaragüense es sumamente frágil a una retirada de dólares por los depositantes.

Además de la pérdida de confianza en la banca nacional, que ya es suficientemente mala, ¿qué consecuencias puede tener esto para el conjunto de nuestra economía?

Las consecuencias serían graves. Es especular intentar desde ahora cuantificar sus efectos. Esas consecuencias serían de corto plazo. No comparto el criterio de un economista que dijo que la economía puede hasta aguantar doce meses en las condiciones actuales. Si continúa la retirada de dólares de los bancos –lo que ya es casi un pánico financiero- la situación se puede agravar en poco tiempo.

En ese caso, ¿cuánto tiempo tardaría en recuperarse la economía?

Prefiero no especular. En el caso del corralito de Argentina, la recuperación tomó años.