Nación

Inicia nueva reunión de la OEA sobre crisis en Nicaragua

Sesión OEA: aumentan detenciones y criminalización de protestas en Nicaragua

OEA Nicaragua

Abrao: "mecanismos legales se usan para acusar a adversarios" y "no hemos observado ningún proceso contra policías ante violaciones bien documentadas



El Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) inició este viernes una nueva reunión en la cual representantes de la CIDH informan sobre los últimos acontecimientos en Nicaragua, y el Grupo de Trabajo de Nicaragua de la OEA presentará también su segundo informe.

Al iniciar la sesión, el Grupo de Trabajo alertó de un “clima de miedo” en Nicaragua y dijo haber observado un aumento de las detenciones entre quienes protestan contra Ortega. El embajador de Chile ante la OEA, Hernán Salinas, presentó el último informe del Grupo que concluye: “si bien se ha contenido la represión violenta de los meses de verano, prevalece un clima de miedo” en Nicaragua debido a que “los informes de detención y victimización están en aumento, al igual que los actos continuos de represión e intimidación”.

Mientras tanto, el Gobierno de Daniel Ortega expresó a través de su nuevo embajador en la Organización de las Naciones Unidas (ONU) su confianza en que esta organización no respaldará eventuales “sanciones económicas financieras coercitivas” ante la crisis sociopolítica que vive el país y que ha dejado al menos 325 muertos confirmados desde abril.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) advirtió en la víspera de una “nueva ola de represión” en Nicaragua, observando “un incremento de los actos de violencia y represión” en las últimas semanas con el objetivo de “disuadir las manifestaciones” en Nicaragua.

La CIDH, además, expresó “preocupación” por la “persistencia del uso de la detención como forma de represión de la protesta social” contra Ortega, cuyo Gobierno declaró el pasado 28 de septiembre ilegales las manifestaciones que no cuenten con el permiso de las autoridades.

El mensaje de Ortega a la ONU

Ortega envió un mensaje al secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, con su nuevo embajador ante ese organismo, Jaime Hermida Castillo, quien presentó este miércoles sus cartas credenciales.

En dicha ceremonia, el diplomático aprovechó para extender los saludos y transmitir el mensaje de Ortega sobre los “logros exitosos” de Nicaragua en la lucha contra la pobreza, según una nota de prensa del Ejecutivo nicaragüense.

“Asimismo, expresó que Nicaragua tiene confianza que Naciones Unidas respalda el llamado de Nicaragua en contra de la imposición de sanciones económicas financieras coercitivas, ya que estas limitan los recursos para esa lucha contra la pobreza”, según la nota.

En una resolución, la Organización de Estados Americanos (OEA) instó a sus miembros y observadores a implementar “las medidas apropiadas para coadyuvar al restablecimiento del Estado de derecho y la protección de los derechos humanos en Nicaragua“, que vive una crisis social y política desde abril pasado, lo que abre la puerta a que los países impongan sanciones al Estado centroamericano.

El 21 de septiembre pasado, el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Luis Alberto Moreno, y los 12 países del Grupo de Trabajo sobre Nicaragua de la OEA se reunieron para evaluar represalias económicas contra el Gobierno de Ortega.

Los 12 países que componen el grupo sobre Nicaragua, que nació el 2 de agosto, son Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Estados Unidos, Guyana, México, Panamá y Perú.

En el encuentro, el embajador Hermida también expresó al secretario general de la ONU “la urgencia para el fin inmediato de cualquier medida económica coercitiva unilateral a nuestros países en desarrollo, a fin de que nuestros esfuerzos no sean obstaculizados en la implementación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la Agenda 2030”.