Nación

Otto pasó rápido. Entró por San Juan de Nicaragua y salió por Rivas en menos de veinticuatro horas

Río San Juan golpeado por Otto

En San Juan de Nicaragua, 564 casas quedaron inhabitables; En San Carlos hay cientos de casas inundadas y sin techo. Costa Rica reporta muertos



El huracán Otto, degradado a tormenta tropical en sus últimas horas sobre Nicaragua, pasó de costa a costa el sur del país, sobre la ruta del río San Juan en menos de veinticuatro horas. Las autoridades del Sistema Nacional de Atención y Prevención de Desastres Naturales (Sinapred) celebraron que Otto dejó el territorio “sin causar graves daños ni víctimas mortales”. Sin embargo, los primeros reportes que llegan desde San Juan de Nicaragua y San Carlos, en el departamento de Río San Juan, indican que Otto causó estragos importantes.

El municipio de San Juan de Nicaragua soportó durante cuatro horas el impacto directo de Otto, en categoría de huracán. El alcalde Misael Morales aseguró en un reporte preliminar a la comunidad que 564 casas quedaron inhabitables en el casco urbano, y en la zona rural la pérdida es casi total. San Juan de Nicaragua es una comunidad en la desembocadura del río San Juan que tiene una población de 2,500 habitantes y más de 1,400 de ellos viven en su zona rural.

Otto avanzó sobre la ruta del río hacia Boca de Sábalos, San Carlos y el archipiélago de Soléntiname. En San Carlos, pobladores del lugar confirmaron a Confidencial que más dos mil personas fueron evacuadas previo al impacto de Otto, que ya iba debilitado como tormenta tropical, pero aún registraba vientos superiores a los 100 km/h.

Desde San Carlos se reportan cientos de casas sin techo e inundadas. También hay árboles derribados por los fuertes vientos y tendido eléctrico en el suelo. En toda la zona no hay energía eléctrica y aún no hay certeza sobre cuánto tiempo tomará restablecer el servicio. Las calles están cubiertas de ramas y cables.

Techos, árboles, tendido eléctrico y hasta rótulos oficiales fueron derribados por Otto en su paso por San Juan de Nicaragua. Foto | Facebook | María Alejandra Fletes Silva
Techos, árboles, tendido eléctrico y hasta rótulos oficiales fueron derribados por Otto en su paso por San Juan de Nicaragua. Foto | Facebook | María Alejandra Fletes Silva

“Los vientos están fuertes, hay techos que no van a aguantar y esto está empezando”, comentó un poblador de San Carlos con tristeza y preocupación cuando Otto comenzaba su impacto.

Cerca de las ocho de la noche, en San Carlos ya había calma. Se creyó que había pasado el impacto de Otto y de pronto volvieron los vientos más fuertes y violentos. Arrancando techos, botando árboles y cables que habían quedado en pie. Más de dos mil personas están en albergues y se estima que son miles los damnificados.

Otro poblador de San Carlos aseguró que desde anoche varias cuadrillas ya trabajaban levantando cables reventados y tratando de reparar el tendido eléctrico. El delegado de Enatrel en el Caribe Sur, Danilo Hernández, afirmó en el noticiero Tras La Noticia, de radio La Costeñísima, que una cuadrilla que estaba prevista para el Caribe Sur se estaba trasladando a Río San Juan para apoyar las labores en el lugar.

Daños menores en el Caribe Sur

El municipio de Bluefields se mantuvo en alerta máxima casi todo el día y la tarde se fue en calma. Otto pasó de largo, mientras impactaba con fuerza en Río San Juan. En la Región Autónoma de la Costa Caribe Sur (RACCS), las principales afectaciones se registraron en Corn Island, con al menos una docena de casas inundadas.

En Bluefields fueron evacuadas unas siete mil personas, que hoy poco a poco irán regresando a sus comunidades y casas.

El huracán Otto, degradado a categoría uno, perdió fuerza a medida que ingresó a territorio nacional en horas de mediodía.

Marcio Baca, director de Meteorología del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter), informó en horas de la tarde que Otto inició un proceso de debilitamiento progresivo en cuanto a la velocidad de sus vientos. Agregó que los vientos del fenómeno natural disminuyeron  a 120 km/h.

Agustín Moreira, experto en fenómenos naturales, dijo en el programa Esta Noche, que el estado de emergencia en que se encuentra Nicaragua, podrá terminar, dependiendo del tiempo en que Otto se aleje del país, además de sí existan o no, réplicas del sismo de 7.2 grados, ocurrido en horas del mediodía, frente a las costas de El Salvador.

“Es poco probable que tengamos otro huracán el resto del año. Otto fue un ciclón raro, se formó en una zona donde normalmente no ocurren estos fenómenos, además que fue casi al terminar la temporada de huracanes”, destacó Moreira.

El experto agregó que se esperan lluvias de ligeras a moderadas en el pacífico de Nicaragua, específicamente en Rivas, Nicaragua, y el norte de Costa Rica.

Jaime Incer Barquero, científico y exministro del Marena, manifestó que fue positivo el hecho de que Otto disminuyera la intensidad al ingresar a Nicaragua, pues de alguna forma, ayudó a que no se repitiera la historia, como pasó con otros huracanes que han afectado el país.

Guillermo González, director del Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Sinapred), informó en conferencia de prensa que no existen graves daños en el territorio del Caribe Sur, más que algunas fallas en el sistema de comunicación.

González expresó que en San Juan de Nicaragua hay daños materiales en algunas casas y continuaban realizando evacuaciones, pero no hay víctimas que lamentar.

Reportes de periodistas en la ciudad de Bluefields, destacaron que las lluvias que provocó Otto no fueron tan intensas, y solo se reportan daños materiales.

“Tal como se había informado el impacto de Otto fue al sur de Bluefields, hay daños leves reportados en Corn Island en algunas viviendas por fuerte oleaje en la zona de South End; Bluefields urbano se convirtió en refugio para la población de El Bluff, Rama Cay, Punta Águila, Monkey Point y Corn River. La población de barrios de la ciudad se autoevacuaron a centros de albergues por temor a la anegación y al viento, unas 1200 personas de los barrios El Canal, Fátima, Santa Rosa y Pancasan ocupan escuelas como centros de albergue”, informó la periodista blufileña Ileana Lacayo.

La Costeñísima también reportó los daños registrados en San Juan de Nicaragua y San Carlos.

El periodista Julio López, del programa Onda Local, realizaba una cobertura en Boca de Sábalos, cuando el huracán impactó la zona. Onda Local detalló que en la comunidad Marcelo, El Castillo, se reporta una vivienda destruida, luego que le cayera un árbol. También hay afectaciones en techos. Y la lluvia y los vientos se sintieron con fuerza.

Un muerto tras la alerta de tsunami en el Pacífico

El director de Sinapred, aseguró que no se han registrado muertes o heridos, durante el paso de Otto. Sin embargo, la vocera presidencial, Rosario Murillo, informó que una persona falleció producto de la impresión por la activación de la alerta de tsunami, en horas de mediodía.

“Hemos sido protegidos, nos fue bien, porque no tenemos pérdidas hasta el momento, salvo Juana García, de 57 años de edad, quien falleció por infarto ante alerta de tsunami, no hay víctimas que lamentar”, aseguró Murillo.

Los reportes de Sinapred indican que el volumen de lluvia que cayó fue mucho menor que lo esperado, y que debido al rumbo que el fenómeno natural está tomando (suroeste), las afectaciones serán mínimas, no obstante, aseguraron, mantendrán un seguimiento de Otto.

Costa Rica reporta muertos y desaparecidos

El presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, informó en conferencia de prensa la noche del jueves que el huracán Otto causó pérdidas humanas tras su paso por la zona norte del país, y se estima que hay muertos, aunque aún no hay datos precisos. Las zonas más afectadas fueron los cantones de Upala y Bagaces.

“Hay personas fallecidas y desaparecidas. Todas las instituciones están trabajando en la recopilación de la información que han recibido en las últimas horas. Hay personal de rescate y vecinos quienes están ayudando y asistiendo a personas que están en condiciones difíciles”, manifestó el mandatario, con su voz entrecortada, según reportó el Semanario Universidad.

El medio agregó que el presidente explicó que la lluvia que cayó entre las 4 p.m.y las 10 p.m. fue equivalente a unos 200 litros por metro cuadrado (lo que corresponde a lo que normalmente llueve en el periodo de un mes). Las lluvias generaron serios inconvenientes en distintas comunidades, principalmente en el norte de Alajuela y de Guanacaste.

“Estamos recibiendo una gran cantidad de incidentes, especialmente en las zonas de Bijagua, Canalete, Upala, Guayabo de Bagaces y Cuipilapa, comunidades que han recibido los principales impactos del Huracán Otto”, detalló Solís.