Nación

Encapuchados roban y destruyen en centro pastoral de Matagalpa

Robo en La Cartuja “fue ataque dirigido”, denuncia obispo Álvarez

Cartuja

Veinte encapuchados y armados con machetes ingresaron a La Cartuja, centro pastoral de la diócesis de Matagalpa de monseñor Rolando Álvarez



La Diócesis de Matagalpa denunció que su centro pastoral La Cartuja fue saqueado y destruido el mediodía de este martes por unos 20 sujetos encapuchados y armados con machetes. Según el obispo Rolando Álvarez se trató “de un ataque dirigido”.

Sadiel Eugarrios, seminarista de la Diócesis Matagalpina, relató a Confidencial que el guarda de seguridad de La Cartuja les informó sobre la incursión de los desconocidos (algunos iban encapuchados) después que lo despojaron de su arma de reglamento, y lo obligaron a abandonar el sitio.

“El sacerdote Oscar Escoto es el encargado de La Cartuja. Me pidió que lo acompañara, así que fuimos después que los desconocidos abandonaron el centro”, narró Eugarrios. “Encontramos el lugar destrozado, se robaron una planta y una podadora eléctrica, un televisor, ropa de cama y la escopeta del vigilante”.

Eugarrios aseguró que el cuidador de La Cartuja fue amenazado, pero cuando fue dejado en libertad aprovechó para alertar a los religiosos y a los cuidadores de las quintas vecinas al centro pastoral. La Cartuja está ubicada sobre la carretera que conecta Matagalpa con Jinotega, en medio de una zona montañosa.

Otros encapuchados escondidos en alrededores

Cartuja
Habitaciones saqueadas y dañadas en La Cartuja. Cortesía | Confidencial

El vigilante no quiso accionar la escopeta contra los hombres porque notó que en la montaña había más encapuchados. “Según los testigos, los hombres llegaron en moto y otros caminando. Entraron por la carretera y entre todas las propiedades de la zona atacaron directamente La Cartuja”, afirmó Eugarrios.

El seminarista –quien desde hace más de un mes media entre la policía y los manifestantes en rebelión en Matagalpa– prefiere no catalogar como una represalia el saqueo a La Cartuja contra la diócesis matagalpina, cuyo obispo es uno de los más beligerantes en el Diálogo Nacional condenando la represión.

Cartuja
Habitaciones saqueadas y dañadas en La Cartuja. Cortesía | Confidencial

“Puede ser gente que se aprovecha de la situación del país y otros que no. No sabemos las intenciones de cada una de esas personas, si alguien los mandó”, dijo Eugarrios. “Lo que condenamos es la destrucción de la propiedad privada y la de la iglesia. La verdad es que la población saque sus propias conclusiones sobre la motivación de este saqueo”, reparó el seminarista.

El sacerdote Oscar Escoto denunció la incursión violenta a la Policía Nacional de Matagalpa. Los religiosos narraron que dos oficiales vestidos de civil llegaron a recoger la denuncia, y prometieron que este miércoles iban a darle respuesta. Sin embargo, la institución policial guardó silencio.

Cartuja
Centro Pastoral La Cartuja, en Matagalpa. Cortesía | Confidencial

“Lo importante es que logramos darle de baja a la escopeta para evitar cualquier malentiendo si llegara a usarse en el futuro por estas personas”, señaló Eugarrios. El seminarista explicó que Matagalpa sigue bajo tensión y ellos continúan mediando a pedido del obispo Álvarez, quien se encuentra de viaje en El Vaticano.

“Apenas he llegado a Roma, me informan los lamentables acontecimientos acontecidos en el Centro Pastoral de la Cartuja. Cumplieron su objetivo. Ya lo supe. Obviamente esto fue dirigido. Esta es la realidad que vive Nicaragua”, denunció Álvarez en su cuenta de Twitter.