Reporte ciudadano

Sacerdote de Sébaco encara a policías y pide cese el asedio al pueblo

“Al pueblo se respeta”, le dice sacerdote a la Policía que asediaba el lugar donde se colectaba ayuda para presos y excarcelados políticos

El sacerdote de la parroquia Divina Misericordia de Sébaco, Uriel Vallejos, pidió a un jefe policial de esa ciudad que cesaran el asedio contra la iglesia y al colegio San Luis Gonzaga, ubicado a la par del templo, donde este viernes decenas de ciudadanos se reunieron para recolectar víveres para ayudar a los presos y excarcelados políticos del régimen de Daniel Ortega.

Desde tempranas horas del viernes, varias patrullas con policías rodearon la zona impidiendo el paso de la población, incluidos estudiantes y docentes del colegio, para impedir el acopio de la ayuda. Los oficiales tomaban fotografías a los pobladores que se acercaban a colaborar.

“¿Cuál es el problema de que la iglesia esté siendo asediada?”, le cuestionó el sacerdote a los policías.

El jefe policial le contestó que ellos están en la calle.

“Dejen de hacer el ridículo, la gente hace lo que ellos quieren, al pueblo no se le controla, al pueblo se le sirve. Tanto usted como yo somos servidores del pueblo”, le respondió el sacerdote.

Ciudadanos autoconvocados denunciaron, por redes sociales, que la Policía estaba devolviendo a todos los ciudadanos que portaban comida y medicinas en distintas ciudades del país.

Sacerdote firme en su exigencia

En un video divulgado por el Canal Católico de Sébaco se escucha cuando el sacerdote le pide a los policías que se retiren. Aunque el jefe policial, le prometió al sacerdote que quitaría a sus hombres del lugar, nunca daba la orden, por lo que Vallejos le insiste: “no me quito de acá, si usted no quita a todos sus súbditos. No me voy a quitar de acá”.

“Al pueblo se respeta, la Iglesia se respeta, el colegio se respeta. Yo lo respeto a usted y usted tiene que respetarme a mí”, le dice el padre al jefe policial, que argumentaba que se trataba de un operativo regular en distintos barrios de Sébaco.

Reúnen víveres y medicinas para reos políticos pese al asedio policial

Segundos después todos los policías se fueron del lugar, lo que provocó la algarabía de la población que gritaba: “¡Padre, amigo el pueblo está contigo!” y “¡Viva Nicaragua!”.

Al igual que la iglesia Divina Misericordia de Sébaco, otras iglesias de Managua, Carazo, Masaya y otras ciudades fueron asediadas este viernes por la Policía, para impedir el Hablatón pro liberación de presos políticos.

Más en Reporte ciudadano

Send this to a friend