Confidencial

El salto de FDL a financiera

Haber dado el salto para convertirse en financiera, permitirá al Fondo de Desarrollo Local (FDL) ofrecer más servicios a más clientes y, de paso, incrementar su cartera de créditos, llevándola de los US$90.2 millones actuales, hasta los US$100 millones al finalizar 2016, tal como lo declaró su gerente general, Julio Flores Coca, al ser entrevistado para el segmento ‘Cuentas Claras’ del programa de TV ‘Esta Noche’, que se transmite por canal 12.

“Pasar de micro financiera a financiera fue un paso natural que tuvimos que dar para ofrecer más y mejores servicios a nuestros clientes. No hay que olvidar que FDL es una institución grande, líder en el mercado con C$2,500 millones en cartera y 39 sucursales”, en las que atienden a 70,000 clientes, esperando sumar otros quince mil a lo largo del año, explicó.

Fue un proceso que duró muchos años, y que se vio retrasado por los efectos de la crisis financiera global que comenzó en 2008, y que en Nicaragua se vio amplificada por las consecuencias negativas del Movimiento No Pago.

El gerente Flores relató que la Superintendencia de Bancos les dio su autorización hasta después de comprobar que FDL tenía el software y el hardware apropiados y el personal capacitado para efectuar un mejor manejo del riesgo, evitar el lavado de activos y aumentar los niveles de transparencia de cara al público.

Desde el punto de vista de los servicios financieros, recordó que esa entidad se caracteriza por ofrecer productos que estén adaptados a las necesidades de sus clientes, en especial, a los que constituyen su razón de ser: los pequeños y medianos productores y empresarios del campo y la ciudad.

“Entre 60% a 70% de nuestra cartera es rural; tenemos colocados más de US$35 millones en créditos agropecuarios”, esforzándose (antes y ahora), por asegurar que la actividad productiva a financiar lleve inmerso un componente de protección ambiental, sean pequeños hatos ganaderos, cultivos de plátanos, o siembra de granos básicos, especificó.

En el caso de créditos otorgados a pymes urbanas, FDL ofrece recursos para incrementar el capital de trabajo, pero también para que esas empresas hagan inversiones que les permitan crecer.

Otro giro de negocio es el micro leasing, (alquiler con derecho de compra) que permite a pequeñas empresas disponer de equipos que no podrían comprar, pero que les son necesarios para aumentar o tecnificar su producción. Flores citó como ejemplo una panadería a la que se le entrega equipos eléctricos de alta eficiencia que permiten producir más, con mejor calidad, y ahorrando dinero al consumir menos energía.

La meta en el futuro inmediato será captar depósitos del público “pero todavía no. En la medida en que nos consolidemos como financiera, podremos pedir autorización a la Superintendencia de Bancos para poder ofrecer los servicios de intermediación completa”, lo que les permitiría ofrecer los servicios de ahorro y préstamo, detalló.

Además de ofrecer préstamos al público, FDL también permite el pago de remesas, la adquisición de micro seguros, las transferencias de dinero, y el pago de servicios básicos, entre otros.