Política

Samuel Santos: “resolución CIJ será favorable”

Presidente Solís asegura que acatará “totalmente el fallo” de la Corte de La Haya

Managua/San José.- Tanto Nicaragua como Costa Rica expresaron su confianza en que será favorable a su respectivas posturas el fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) sobre un diferendo limítrofe que desde 2010 tensa sus ya difíciles relaciones. Políticos y analistas opinaron que la decisión del alto tribunal de Naciones Unidas, con sede en La Haya y cuyas sentencias son vinculantes e inapelables, cerrará un capítulo pero no será el fin de la historia de desencuentros bilaterales.

La CIJ emitirá un solo fallo por una demanda interpuesta por Costa Rica en 2010 sobre una supuesta invasión militar y daños ambientales a un humedal protegido por convenios internacionales, y otra de Nicaragua de 2011 por supuesto daños ambientales al nicaragüense río San Juan durante la construcción de un camino por parte de su vecino.

El canciller nicaragüense, Samuel Santos, aseguró que los argumentos presentados por Nicaragua “son solidísimos”, por lo que el Gobierno de Daniel Ortega espera “con toda la confianza del mundo” una resolución favorable.

“Nuestro equipo legal ha hecho un excelente trabajo y se ha presentado toda la documentación correspondiente y por supuesto que de manera muy profesional y muy objetiva tenemos que esperar con toda la responsabilidad del caso la resolución de la Corte”, añadió el canciller.

En ello coincidió el magistrado de la Corte Suprema de Justicia, Francisco Rosales, quien declaró que espera que la sentencia “dirima favorablemente el caso a Nicaragua”.

“La posición histórica y jurídica de Nicaragua es fuerte (…) ojalá este fallo contribuya ya para lo que viene después, una delimitación de fronteras, y se acaben de una vez por todas los desencuentros constantes entre Costa Rica y Nicaragua”, dijo por su parte el secretario de Relaciones Internacionales del gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), Jacinto Suárez.

El 25 de febrero de 2014 Costa Rica pidió a la CIJ delimitar la frontera marítima con Nicaragua en el Caribe y en el Pacífico, en un caso distinto a los que serán resueltos mañana con una sola sentencia.

Chinchilla: Nicaragua desprecia derecho internacional

La expresidenta de Costa Rica Laura Chinchilla (2010-2014) dijo que espera que la CIJ “reitere el principio de integridad territorial y el pleno ejercicio de la soberanía” de su país, pero dio por sentado que habrá después “otros episodios” que seguirán generando tensión entre los dos países.

“La expectativa es que se impongan los principios esenciales del derecho internacional, que se haga justicia ante un caso en el que todas las evidencias que se presentaron confirmaron la flagrante invasión de Nicaragua a territorio costarricense”, expresó Chinchilla, cuyo gobierno presentó la demanda contra Nicaragua en 2010.

La exmandataria aseguró que Nicaragua siempre ha tenido una “actitud irrespetuosa hacia el derecho internacional” por lo que duda de que vaya a cumplir con una sentencia, que, a su juicio, va a favorecer a Costa Rica.

La política agregó que la historia entre Costa Rica y Nicaragua ha estado “plagada de reiteradas violaciones” nicaragüenses en la frontera, las cuales “se han intensificado cuando han prevalecido gobiernos autoritarios y dictatoriales como el de (Anastasio) Somoza y ahora el de (Daniel) Ortega”.

“Espero que la Corte, amparada en los principios básicos del derecho internacional y ante las pruebas presentadas, reitere el principio de integridad territorial y el pleno ejercicio de la soberanía de Costa Rica” sobre la porción de territorio que está en disputa, dijo Chinchilla.

Fue durante el Gobierno de Chinchilla (2010-2014) que Costa Rica presentó a finales de 2010 una demanda contra Nicaragua ante la CIJ por la supuesta invasión de Isla Portillos o Isla Calero (fluvial), con el fin de abrir canales para unir el fronterizo río San Juan, de soberanía nicaragüense, con el mar Caribe.

“La experiencia que ha tenido Costa Rica es que Nicaragua tiene una actitud irrespetuosa del derecho internacional, tanto así que violentó medidas cautelares interpuestas por la Corte a favor de Costa Rica. Nicaragua incumplía esas medidas a vista y paciencia de cualquier persona”, afirmó.

Chinchilla aseveró que la historia entre Costa Rica y Nicaragua ha estado “plagada de reiteradas violaciones” nicaragüenses en la frontera. “Esas violaciones se han intensificado cuando han prevalecido gobiernos autoritarios y dictatoriales como el de (Anastasio) Somoza y ahora el de (Daniel) Ortega que parece que llegó para quedarse para siempre, a menos que los nicaragüenses decidan lo contrario”, expresó. Chinchilla auguró que “tendremos hacia adelante otros episodios como este” que propició la demanda de Costa Rica.

Desencuentros continuarán

El analista político costarricense Claudio Alpízar opinó asimismo que la sentencia que emitirá la CIJ es solamente un capítulo más en la historia de desencuentros entre San José y Managua, y que las relaciones bilaterales siempre serán “conflictivas”.

“Una resolución como ésta lo que hace es cerrar un capítulo, pero estoy totalmente seguro que Nicaragua intentará abrir otros, como por ejemplo los emigrantes cubanos que tenemos varados en nuestro país (a los que Nicaragua les ha cerrado la frontera), eso es una evidencia de que mientras el gobernante sea Ortega las relaciones siempre van a ser conflictivas”, afirmó Alpízar.

El Gobierno de Costa Rica ha dicho que espera con confianza en sus argumentos la sentencia del alto tribunal de la ONU, y que sin importar cuál sea, la acatará por completo y que espera lo mismo del país vecino.

“Recibiremos la sentencia con la tranquilidad que nos brinda estar del lado de la verdad. Tengo entera confianza en el equipo de abogados que nos defienden desde la administración pasada”, dijo Solís el domingo en una cadena de radio y televisión.

Solís: acataremos fallo

Nicaragua intenta “sacar ventaja” y ampliar su territorio con un conflicto “inventado” que mantiene con Costa Rica, aseguró el analista político Claudio Alpízar.

Alpízar manifestó que Nicaragua intenta “sacar ventaja de un conflicto que ellos mismos han inventado”. “Costa Rica lo que ha hecho es defender, en ningún momento ha sido proactiva a intentar ampliar su territorio. En este caso Nicaragua, como con los casos de Honduras y Colombia, ha sido un país que intentar sacar ventaja de viejas disputas limítrofes”, expresó el analista político.

Sobre la sentencia que será emitida mañana por la CIJ, Alpízar indicó que está “temeroso”, ya que otros fallos han sido “salomónicos” y que el organismo en su intento por quedar bien con ambas partes, podría “soslayar derechos históricos” costarricenses.

“Tengo temores que me generan otros dictámenes que han salido de la Corte de La Haya, como el caso más reciente con la isla de San Andrés entre Colombia y Nicaragua, donde la Corte se inventó una decisión salomónica, que al final fue bastante halada del pelo (cuestionable). Mi gran temor es que mañana podemos tener un país tres kilómetros más pequeño o con límites marítimos más pequeños”, dijo el experto.

Alpízar además criticó el discurso del Gobierno de Costa Rica, que ha asegurado que sin importar cuál sea el fallo, lo acatará por completo. “Creo que el Gobierno no ha debido asumir un discurso en el que dice que va a ser respetuoso de la decisión de la Corte porque en el caso de que nos perjudique por la boca muere el pez, creo que faltó más tranquilidad de las autoridades para esperar resultados”, manifestó el analista costarricense.

Según el experto, las relaciones entre Nicaragua y Costa Rica siempre serán “conflictivas” y la sentencia que emitirá mañana la Corte Internacional de Justicia sobre dos litigios, es solamente un capítulo más.

Alpízar aseveró que mientras el presidente nicaragüense, Daniel Ortega, esté en el poder, Costa Rica continuará teniendo una relación fría con el país vecino.

“Una resolución como esta lo que hace es cerrar un capítulo, pero estoy totalmente seguro que Nicaragua intentará abrir otros, como por ejemplo los emigrantes cubanos que tenemos varados en nuestro país (a los que Nicaragua les ha cerrado la frontera), eso es una evidencia de que mientras el gobernante sea Ortega las relaciones siempre van a ser conflictivas”, afirmó Alpízar.

Una historia de disputas territoriales

La disputa territorial que mantiene desde hace 5 años en tensión las relaciones de Costa Rica y Nicaragua tendrá su desenlace mañana, cuando la Corte Internacional de Justicia (CIJ) emita su fallo sobre los casos que enfrentan a ambos países.

La CIJ, con sede en La Haya y cuyas sentencias son vinculantes y no pueden ser apeladas por las partes, emitirá mañana miércoles su fallo por un caso que unió dos demandas.

Se trata de una demanda interpuesta por Costa Rica en 2010 sobre una supuesta invasión militar y daños ambientales a una porción de un territorio protegido por convenios internacionales y que ambos países reclaman como propio.

La otra demanda fue presentada en el 2011 por Nicaragua contra su vecino por aparentes daños ambientales al nicaragüense río San Juan durante la construcción de un camino de lastre, de 160 kilómetros.

En 2013, la CIJ decidió tramitar conjuntamente las dos disputas fronterizas.

Todo comenzó el 18 de noviembre de 2010, cuando Costa Rica presentó la demanda contra Nicaragua ante la CIJ por el supuesto daño ambiental a un humedal, protegido por convenios internacionales, y por la violación a su soberanía, en el marco de un dragado del río San Juan, fronterizo de soberanía nicaragüense.

Costa Rica identifica esa zona como Isla Portillos o Isla Calero, mientras Nicaragua asegura que es territorio suyo llamado Harbour Head.

Costa Rica denunció también a Nicaragua ante la Convención Mundial Sobre Humedales, ente que el 4 de enero del 2011 dijo haber detectado daños ambientales en el humedal de isla Calero en un informe que fue rechazado tres días después por Nicaragua.

El Gobierno de Nicaragua rechaza el informe de la Convención Ramsar con el argumento de que se basó solo en datos costarricenses.

El 11 de enero de 2011 la CIJ inició una audiencia de tres días en la que Costa Rica pidió medidas cautelares contra Nicaragua.

El 1 de febrero siguiente Nicaragua publicó un nuevo mapa que incluye como parte del territorio nacional la zona en el Caribe que es objeto de disputa con Costa Rica en la CIJ.

Unos días después, el 24 de febrero, Costa Rica decide no enviar embajador a Nicaragua debido a que las relaciones bilaterales están “al mínimo”.

El 8 de marzo de ese año la CIJ emitió medidas cautelares y ordenó a Nicaragua y Costa Rica que no envíen ni estacionen tropas en la zona que ambos países se disputan.

Costa Rica expresa su “profunda satisfacción” por las medias cautelares emitidas por la CIJ, y Nicaragua destaca que el dictamen deja claro que no han quedado “como invasores” y que tienen “derecho para dragar” el río San Juan.

El 25 de noviembre de 2011 se desató el segundo conflicto cuando Nicaragua acusó a Costa Rica de “cometer un crimen contra la naturaleza” en la construcción de una carretera de lastre al margen del nicaragüense río San Juan.

El 23 de diciembre siguiente Nicaragua presentó a la CIJ la demanda contra su vecino por la “violación” de su soberanía en la zona fronteriza común del río San Juan.

Costa Rica anunció que se prepara para responder a la demanda, la cual, dijo, “carece de todo mérito”.

En el 2012 las relaciones continuaron distantes, con algunos anuncios de ambos gobiernos de acercar posiciones que no se concretaron, y el 30 de octubre de ese año Costa Rica protestó por el ingreso de un grupo de jóvenes sandinistas a la zona de litigio.

El 26 de febrero de 2013, el entonces canciller de Costa Rica, Enrique Castillo, dijo que su país espera mejorar la relación con Nicaragua, después de que el Gobierno del presidente Daniel Ortega aceptó a Javier Sancho como el nuevo embajador costarricense.

Casi dos meses después, el 23 de abril, la CIJ decide tramitar en un solo caso las dos disputas que enfrentan a Costa Rica y Nicaragua.

El 13 de agosto siguiente, el presidente de Nicaragua dice que podría reclamar ante la CIJ la provincia costarricense de Guanacaste, declaraciones por las que al día siguiente Costa Rica llamó a consultas a su embajador en Managua.

El 22 de noviembre de 2013 la CIJ estableció nuevas medidas cautelares contra Nicaragua en las que le ordena abstenerse de toda actividad de dragado o de cualquier otro tipo en los dos caños (canales) abiertos en la zona de disputa.

El 13 de diciembre siguiente la Corte rechazó un pedido de medidas cautelares hecho por Nicaragua por las obras de la carretera paralela al río San Juan.

En abril de 2015 la CIJ celebró las últimas audiencias en las que Costa Rica pidió que vele por su integridad territorial, mientras Nicaragua negó haber invadido y dañado suelo vecino.

Ambos Gobiernos han manifestado que esperan con optimismo el fallo que dictará mañana la Corte.

Más en Política

Send this to a friend