Opinión

Santa Claus sin barbas y sin juguetes

Debacle opositora

Las cartitas a la OEA han coincidido con las fiestas navideñas y esperan que Almagro, como Santo Claus, venga con democráticos regalos este fin de año



Algo o mucho del egoísmo propio de la psicología infantil, parece perdurar en la mente de los adultos y, cuando se trata de políticos, ese egoísmo lo expresan con mayor evidencia cuando obtienen alguna cuota de poder, pues –cual niños caprichosos— eso no les basta y lo quieren todo para sí. Y cuando están en la oposición, sufren el mismo complejo infantil, y si no obtienen algo del poder por medios deshonestos –como los políticos zancudos—, imitan las cartitas a Santa Claus de los organismos extranjeros para que les traiga las soluciones a los problemas que enfrentan con los niños acaparadores. Las cartitas a la OEA, han coincidido con las fiestas navideñas y esperan que Luis Almagro, como Santo Claus, venga con democráticos regalos este fin de año.

-o-

Todo lo justo de su denuncia en la cartita de sus peticiones lo contradicen con el recurso con el que pretenden conseguir las respuestas. Al margen de la justicia que le asiste, el Frente de Acción Democrática se ilusiona con la OEA, y le pide le consiga:

“Las condiciones para una elecciones limpias (para) cambiar completamente la composición del CSE (e) integrar la estructura con personas independientes, honorables y con apego a la ley”.

El quid del problema, es que esas condiciones nunca podrán ser creadas artificialmente, menos desde el exterior, sino por la fuerza de la organización de un movimiento político de masas, conducido sin caudillismo burocrático, sino por un liderazgo con las cualidades que el FAD les exigen a los integrantes de un ideal CSE: personas de criterio político independiente, honorables en su conducta con los sectores populares y apegados a las leyes.

-o-

El “restablecimiento (el establecimiento, mejor) de la institucionalidad democrática y el Estado de Derecho (y una) reforma constitucional que restablezca (más bien que establezca), la naturaleza de una nación incluyente, laica y plural, y también que prohíba absolutamente la reelección presidencial”.

Esos son objetivos patrióticos imprescindibles en cualquier esfuerzo político realmente democrático. Pero siendo tan grande la importancia de tales objetivos, más grandes son los obstáculos que se oponen para conseguirlos. Por eso, parece iluso pensar en conseguirlos por medio de una simple gestión del delegado de un organismo externo ante un dictador que –precisamente— ha construido su poder con su mala voluntad demostrada hacia esos principios democráticos.

-o-

En cuanto al reclamo de:

“Respeto y plena garantías de los derechos humanos; el nombramiento de (una) comisión independiente para investigar denuncias de asesinatos en los cuales se acusa al Ejército y la Policía; y el pleno cumplimiento de los derechos laborales de los nicaragüenses”, opinamos:

Que es bueno señalarlos como objetivos esenciales para la vida y el bienestar social dentro de una sociedad democrática, los cuales son violados cotidianamente en nuestro país. Pero mientras no se logre erradicar del poder a quienes violan esos derechos, será imposible poderlos investigar y aún menos poderlos castigar. Y sobre los derechos laborales, hoy solo vale hacer el compromiso de solidarizarse con los obreros en la lucha por su cumplimiento, y que los cumplirán cuando dispongan del control de los mecanismos institucionales, los únicos con los cuales podrían hacerlos realidad.

-o-

Una actitud de respeto a la defensa de los derechos laborales, y oponerse a su manipulación política son actitudes correctas, pero no corresponde a la oposición plantearlos como sus objetivos partidarios, porque los partidos políticos no debieran creer que tienen el derecho de convertirse en los padrinos de los trabajadores –ni ahora en la llanura ni después en el poder—, porque defender esos derechos corresponde a la lucha de los propios trabajadores organizados. Lo que los políticos pueden hacer ahora es demandar su complimiento y, en el poder después, respetar la libertad de organización sindical. También pueden solidarizarse con los trabajadores por el rescate de la libertad sindical y puedan lograr la independencia del movimiento obrero respecto del gobierno y de algunos partidos políticos que ya llevan muchos años manipulándolos políticamente.

-o-

La propuesta opositora sobre los:

“Procedimientos (y esencialmente) la “reforma a la Constitución, antes del 31 de diciembre del presente año, para asegurar que pueda entrar en vigor luego de su segundo debate en enero de 2017”, más la “renuncia de todos los magistrados del CSE”, es una petición desesperada a Santa Claus e imposible de lograrlos de manera tan fácil y en tan corto tiempo, aun cuando el señor Almagro fuera un delegado celestial y no de la Organización de Estados Americanos, muchos de cuyos de miembros están en deuda con los derechos de sus propios pueblos, a causa de estar cuasi colonizados por Estados Unidos. Esa demanda, solo puede exigirse ante un gobierno dictatorial cuando hay condiciones insurreccionales iguales o parecidas a las de1978 y 1979, creadas por la acción cívica y armada del pueblo. Pero ahora, ¿con qué fuerza popular cuentan para realizar su demanda?

-o-

Ya que el FAD ha hecho bastante abstracción de nuestra realidad, y hacen caso omiso del verdadero papel de los Estados Unidos –y su escudera OEA en sus aventuras políticas— debería mirar hacia el vecindario continental, ya no digamos al mundial, y podrán ver los otros focos de mayor interés para ellos: México, pudriéndose en su corrupción y pagando el “pecado” de seguir más cerca de los Estados Unidos que de Dios; cogido de cacho y barba por un tratado de libre comercio y amenazado por el presidente electo con una muralla más grande que el actual muro. Esa realidad, y la resistencia que el pueblo de México ya comenzó, llamarán mayor atención a los gringos que Nicaragua.

-o-

Si con las agresiones de toda factura y durante 57 años de parte de las administraciones de no menos diez presidentes los Estados Unidos no han podido rendir a Cuba; si obligó a Obama el cambio de táctica para intentar influenciar “cambios” por otros medios –sin muchas perspectivas—; y está obligando al nuevo troglodita de la Casa Blanca a pensar en reeditar las viejas y fracasadas tácticas en su contra, significa que Cuba le robará también su mayor atención que Nicaragua. En Venezuela a los gringos les está saliendo la venada careta, y por eso seguirán dándole mayores recursos y atenciones a una oposición más fundamentalista como fuerza reaccionaria y con mayores partidarios que nuestra derechosa, y casi ingenua oposición. Ecuador y Bolivia, en donde ya ha fracasado el señor Almagro, seguirán demandando mayor atención de la Casa Blanca.

-o-

Aunque en Paraguay, Argentina y Brasil, la ofensiva restauradora neoliberal ha tenido cierto éxito –por ahora—, seguirán exigiéndole mayor atención que Nicaragua, donde el neoliberalismo lo impulsa Ortega con los Pellas, los Cosep y los Amcham. La definida posición neoliberal de Perú, Colombia y Chile demandan mucha atención de la política exterior gringa, porque Estados Unidos los necesita para sabotear la integración de América Latina sin su hegemonía, para lo cual los tiene amarrados con la Alianza Pacífico, algo que también atrae a Ortega, quien ya nombró al ex general Álvaro Baltodano, como gestor de la integración de su gobierno. Uruguay, aunque parezca neutralizado, sigue siendo atendida por USA y la OEA, país de donde procede el señor Almagro.

-o-

En América Central, les llama más la atención los tres países del triángulo del norte y Panamá (por el Canal). Costa Rica no les hace ni cosquillas. Ojalá eso fuera para mejor, pero es porque sus gobiernos son neoliberales. A Ortega solo lo amenaza con el sombrerazo de Nica-Act para mantenerlo dentro del orden neoliberal, muy al margen de sus discursos demagógicos. De modo que nuestros opositores deberían mirar mejor hacia adentro, donde los sectores populares esperan ser tomados en cuenta no solo para que se les convoque a levantar banderitas nacionales cuando vienen de visita los misioneros de la OEA, porque esta, actúa fielmente según la brújula de los intereses norteamericanos.

Ruperta y Ruperta

  • Los nombramientos de perros feroces de la ultraderecha que está haciendo Trump para integrar su gabinete, tienen asustado a todo el mundo, Rupertó…
  • Así como van las cosas, Rupertá, habrá que poner en el mapa de los Estados Unidos un imaginario rótulo gigante que diga: ¡Cuidado, perros bravos sueltos!
  • Más real y acorde con la realidad del país donde mandan los bancos, los monopolios, las transnacionales y el complejo militar industrial, Rupertó, sería poner en ese rótulo algo que diga: ¡Cuidado con los dueños de los perros!

—————