Nación

Misión se reunió con Miguel Mora y Lucía Pineda

SIP exige al régimen devolver medios confiscados

Misión de la Sociedad Interamericana de Prensa advierte un persistente deterioro de las libertades de expresión y de prensa en Nicaragua



Una misión de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), alertó que el régimen orteguista ha escalado el “clima de represión y hostigamiento contra la prensa independiente”. Al mismo tiempo, exigió a la dictadura devolver las propiedades confiscadas y equipos robados a los medios de comunicación: Radio Darío, 100% Noticias y Confidencial.

La SIP finalizó este miércoles 12 de junio una visita de tres días en Nicaragua, para conocer la situación de la libertad de expresión y de prensa en el país. Ambas, según la presidenta del organismo, María Elvira Domínguez, se encuentran “casi absolutamente cercenadas”.

“Reiteramos la exigencia al Gobierno para revertir los embates contra medios de comunicación a los que se les ha ocupado con fuerzas policiales, retirado sus licencias de operación o destruido sus bienes y equipos, como ocurre con los casos de Radio Darío, los canales 100% Noticias, 10 y 12 o de Confidencial. Se les deben reintegrar de inmediato sus propiedades y equipos, retirar todos los cargos en su contra y permitir que puedan operar con normalidad y con garantías de que los actos de brutal censura oficial no se repetirán”, reza parte de las conclusiones leídas por Domínguez, luego de una reunión con los periodistas Miguel Mora y Lucía Pineda Ubau.

En este sentido, se expresaba más temprano el secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Paulo Abrão, quien en twitter publicó que “El Estado de Nicaragua debe restituir personerías canceladas; respetar libertad de prensa devolviendo instalaciones y bienes ocupados”.

Cárcel y exilio de periodistas

Mora y Pineda, dueño y jefa de prensa de 100% Noticias, respectivamente, fueron liberados el martes pasado tras permanecer seis meses detenidos ilegalmente por el régimen.

“Saludamos la liberación de los periodistas Miguel Mora, Lucía Pineda y Marlon Powell Sánchez, conforme a una ‘ley de amnistía’ que ha despertado más dudas que certidumbres en la comunidad internacional sobre la vigencia de un Estado de derecho en Nicaragua”, manifestó la presidenta.

“Esta liberación, sin embargo, es un éxito de la movilización cívica, que desde aquí aplaudimos”, apostilló.

Pese a las liberaciones de los presos políticos, la delegación de la SIP no encontró “ningún indicio” de que la dictadura haya mejorado el respeto por las libertades de prensa y expresión. “Deploramos que, de manera incesante, el Gobierno de Ortega ha escalado un clima de represión y hostigamiento contra la prensa independiente del país, lo que incluye acusaciones injustificadas, detenciones arbitrarias y encarcelamientos de periodistas”, señaló una de las conclusiones.

Destacaron que esta situación ha provocado que “más de 70 periodistas hayan salido al exilio por no tener garantías para el ejercicio de su oficio y proteger su integridad física y la de sus familias. Parece estar a la vista un intento oficial de ahogar a toda expresión de prensa independiente, lo que históricamente supone un síntoma de un régimen autoritario”.

El periodista excarcelado Miguel Mora (izquierda) y la presidenta de la SIP, María Elvira Domínguez. Foto: EFE/Jorge Torres

Mora subrayó que la “libertad de prensa no es un regalo de Ortega”, sino un derecho constitucional que se ha “ganado con mucho sacrificio, con muchas muertes en Nicaragua”. En octubre pasado, Mora recibió en Argentina, a nombre del periodismo independiente de Nicaragua, el Gran Premio de la SIP a la libertad de Prensa.

Pineda resaltó que desea una “Nicaragua donde no se esté hostigando, amenazando y matando periodistas”. A la par, espera la devolución del canal para invitar a regresar al personal que se encuentra en el exilio.

En este sentido, Domínguez, directora del diario El País, en Cali, Colombia, señaló que “la única forma de ver algún tipo de recuperación en el ejercicio periodístico es ver qué pasa con los periodistas excarcelados, y si vuelven al ejercicio del periodismo”.

Entregar insumos a diarios

La SIP instó al “Gobierno a entregar de inmediato a los diarios La Prensa y El Nuevo Diario los materiales e insumos retenidos en la Dirección Nacional de Aduanas, que imposibilita a los medios circular con normalidad afectando seriamente la libertad de prensa y el derecho del público a la información”.

Rotativa del diario nicaragüense La Prensa. EFE | Confidencial

Agregó: “De la misma forma, solicitamos se termine con otras medidas de censura indirecta, a través de la cual muchos medios son acosados con inspecciones de organismos fiscales y de seguridad social, se les discrimina con el otorgamiento de licencias de operación y en la distribución de publicidad oficial”.

El organismo regional condenó la impunidad que rodea el asesinato del periodista Ángel Eduardo Gahona, ocurrido el 21 de abril de 2018, cuando cubría protestas populares en la ciudad de Bluefields, Costa Caribe Sur.

Por el asesinato del reportero fueron condenados los jóvenes Brandon Lovo Taylor y Glen Slate, quienes fueron beneficiados por la autoamnistía aprobada recientemente por el régimen. “Liberados los acusados sobre quienes pesaban serias dudas sobre la autoría del crimen, esperamos que un nuevo proceso y bajo el auxilio del Sistema Interamericano de Derechos Humanos, se vea obligado a identificar y procesar a los verdaderos responsables del asesinato”, exhortó la SIP.

Tercera visita

En el lapso de nueve meses, la SIP ha desarrollado tres misiones sobre Nicaragua. En agosto de 2018, una delegación visitó Managua. Mientras, en marzo pasado envió una representación a Washington, EEUU, para reunirse con Luis Almagro, secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), funcionarios y legisladores estadounidenses, e instituciones de derechos humanos.

En la reciente visita a Nicaragua, se reunieron con periodistas; dueños de medios de comunicación; representantes de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia; jerarcas eclesiásticos y miembros del cuerpo diplomático, estos último una novedad en sus giras.

La SIP ha hecho gestiones para reunirse con personeros del Gobierno, tanto directamente como a través de la OEA y del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR). Sin embargo, en agosto de 2018 y en esta oportunidad, el régimen se ha negado a recibirlos.

Domínguez mencionó que las conclusiones formarán parte de un informe más exhaustivo que la SIP enviará a los más de 1300 medios que la integran.