Nación

Constatan “retroceso” en libertad de prensa y expresión durante visita a Nicaragua

SIP y Reporteros sin Fronteras enviarán informe de Nicaragua a la OEA

SIP y Reporteros sin Fronteras exigen a Ortega cesar ataques a periodistas. Ven "claro acoso" de autoridades, policías y paramilitares



Una misión conjunta de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) y Reporteros sin Frontera visitó Nicaragua, y concluyó que la libertad de prensa en el país está “bajo un claro acoso por parte de autoridades y agencias policiales” del régimen de Daniel Ortega, incluyendo a los paramilitares que aterrorizan que usan fusiles de guerra para intimidar y aterrorizar a la población.

“Nos vamos muy alarmados por las denuncias recibidas por los periodistas, sobre todos los del interior del país. Por los altos niveles de represión incluso letales por parte de fuerzas policiales y paramilitares en contra de participantes de protestas sociales, y de periodistas que dan coberturas a esas protestas”, subrayó Gustavo Mohme, presidente de la SIP. “Las libertades de prensa y de expresión están en retroceso en Nicaragua”, agregó.

La misión de la SIP y Reporteros sin Fronteras llegó a Nicaragua para “expresar in situ su solidaridad con los periodistas y medios de comunicación independientes que mantiene su misión a favor del derecho del público a la información, pese al clima de persecución y represión general” desatada desde el 18 de abril por el régimen Ortega-Murillo.

La SIP y Reporteros sin Fronteras sostuvieron en el país más de treinta reuniones con representantes de medios de comunicación y periodistas independientes de varios departamentos del país, quienes en las últimas semanas han denunciado persecución y acoso por fuerzas asociadas al partido de gobierno. Tales son los casos de Paco Espinoza de Jinotega y corresponsal de Acción 10, y Gerald Chávez, reportero de Canal 14.

La misión conjunta también conversó con agrupaciones estudiantiles, campesinas, empresariales, religiosos y diplomáticos acreditados en Managua. Pese a que quisieron reunirse con el presidente Daniel Ortega y Rosario Murillo, los representantes de la SIP y Reporteros sin Fronteras no pudieron. Ricardo Trotti, director ejecutivo de la SIP, dijo que por múltiples vías solicitaron una reunión a la pareja presidencial.

“Lo hicimos a través de correspondencia normal, vía email desde nuestra oficina en Miami, y a través de nuestro socio aquí en Managua. Se depositó la carta al gobierno, obtuvimos el sello, pero nuestro pedido fue ignorado y teníamos la esperanza de poder entrevistarnos el presidente y la vicepresidenta”, dijo Trotti.

La misión conjunta fue encabezada por el presidente de la SIP, Gustavo Mohme; el presidente de la Comisión de Prensa e información, Roberto Rock; el director ejecutivo de la SIP, Ricardo Trotti, y el director del despacho para América Latina de Reportero sin Fronteras, Emmanuel Colombié.

La SIP y Reporteros sin Fronteras denunciaron las prácticas oficiales de asfixia económica, discriminación de publicidad, otorgamiento de frecuencia de radio y televisión antojadizas, entre otras zancadillas contra la prensa independiente.

“Hemos observado y lamentado es una política de comunicación de discurso único, y de propaganda masiva que incluye desinformación. A través de los medios de comunicación, la creación de un aparato de duopolio de órganos de prensa del gobierno, entre propios, cooptados, alienados al criterio oficial”, enumeró Colombié. “También lamentamos una cultura de secreto permanente y sin información oficial, violatoria a la ley de acceso a la información pública, mediante la cual el presidente y sus funcionarios rehúyen del contacto con la prensa”, agregó.

Ante el aumento de la violencia contra los periodistas, el presidente de la SIP llamó al gobierno de Ortega a cesar todo acoso y hostigamiento a la prensa independiente.

“Hemos decidido demandar al gobierno de Daniel Ortega el cese inmediato de toda acción de agresión física, intimidación y amenaza generada por grupos violentos, policiales y paramilitares identificados con el gobierno, así como ciber-militantes que actúan para difamar, insultar a periodistas independientes en las redes sociales”, demandó Mohme. “Cese al hostigamiento, cese el ataque, el acoso a los periodistas, inclusive a los oficialistas. Cesen ya, déjenlo trabajar, y que sigan comunicando a la sociedad para que tomen decisiones y se empodere y vea donde se oriente este país”.

El documento formulado tras la visita a Nicaragua será enviado al “Grupo de Trabajo” sobre Nicaragua de la Organización de Estados Americanos (OEA), afirmó Mohme.