Negocios

Bolsa de Valores promueve seminario sobre evaluación y adquisición de empresas

¿Cómo sobreviven las empresas familiares?

empresas familiares

El principal desafío de las empresas familiares para sobrevivir, después de la segunda generación, es pasar a un gobierno corporativo



La Bolsa de Valores de Nicaragua, en conjunto con la Universidad de Chile y dos prestigiosas empresas internacionales, organiza un seminario sobre Valuación, Fusión y Adquisición de Empresas, que promete un entrenamiento intensivo en esos temas, a las personas del mundo de los negocios que decidan tomarlo.

“El seminario está orientado a gente del mundo de las finanzas: dueños de compañías medianas para arriba; estudiantes de administración de empresas o de economía que quieran complementar sus conocimientos, y analistas de riesgo que quieran adquirir mayores herramientas para hacer evaluación de empresas”, explicó Chrystian García Peralta, director de Desarrollo de Mercados de la Bolsa de Valores de Nicaragua (BVN).

Aunque no lo parezca, aun en una economía tan pequeña y poco sofisticada como la nicaragüense, ocurren a menudo fusiones y adquisiciones, de las que solo las más grandes llegan a los medios de comunicación.

A modo de ejemplo, puede mencionarse el proceso por el que Cargill compró a Tip Top Industrial y a Cainsa; o Lala comprando El Eskimo y La Perfecta; Ficohsa adquiriendo parte de las operaciones del Citi, (que antes había comprado al Banco Uno); y el Grupo Aval, que compró al BAC, que antes había sido adquirido parcialmente por GE Capital.

Al final, se conocieron pocos detalles de todas esas adquisiciones, ya que la ley no los obliga a hacer públicas sus finanzas y operaciones, excepto en el caso de las empresas que operan en la bolsa, en cuyo caso es obligatorio que informen a sus accionistas y al público.

García opina que en Nicaragua hay mercado para el tipo de conocimiento que ofrece el seminario.

“Las fusiones y adquisiciones pasan todos los días. En la medida en que la economía del país siga creciendo a razón de cuatro puntos porcentuales, es de esperar que se desarrolle cada vez más el tema de las finanzas corporativas, y el de las grandes fusiones, y el de las grandes adquisiciones”, aseguró.

El experto explicó que la otra gran razón para organizar esta actividad es que “la bolsa tiene un rol de educación, y también de capacitación para el mercado. Estamos tratando de aportar al desarrollo de las empresas nicaragüenses para que den el paso a un gobierno corporativo, lo que significa profesionalizar y diversificar las matrices de fondeo, así como aumentar la productividad”.

Sobrevivir al tiempo

La mayor parte de las empresas nicaragüenses de todos los tamaños son familiares. Una vez que se han establecido en el mercado, el principal problema que enfrentan es el del relevo generacional, sea cuando los hijos deben hacerse cargo de la empresa, o cuando llega el turno de los nietos, que para entonces son hermanos y primos. Y surgen las controversias.

García explica que hay dos modelos de empresas familiares.

El primero es “el estadounidense, en el cual las empresas son manejadas por gobiernos corporativos. No hay una familia controladora. Un ejemplo es Coca Cola, que partió siendo una empresa familiar, y ahora tiene un gobierno corporativo, con fondos de inversión que son parte del directorio”.

El otro “es el modelo francés, (o sudamericano), en el cual las empresas tienen un gobierno corporativo, tienen un equipo profesional ejecutivo, pero siguen siendo familiares. Ese es el modelo en el que hemos tratado de enfocar este seminario. Las empresas no tienen por qué perder la característica familiar, para pasar a la profesionalización”, sentenció.

Tener un gobierno corporativo significa “tener un directorio. Significa que los gerentes y los ejecutivos claves de la compañía están ahí por méritos, y que están capacitados para comandar la compañía. Salir de la idea que ‘tengo que dar un cargo a un familiar’, sino que la familia como conjunto toma las decisiones como un directorio que son ellos mismos, más algunos directores profesionales”.

El seminario tiene tres organizadores: la Bolsa de Valores, y las empresas Baker Tilly y Opteamum Associates.

Fernando Gómez, representante en Nicaragua de la empresa internacional de auditoría Baker Tilly, es el relator de los temas legales; Geoffroy Vilbert, dueño de Opteamum (compañía francesa de finanzas corporativas), hablará de los aspectos técnicos de las fusiones y adquisiciones; Gerardo Argüello, gerente general de la Bolsa de Valores de Nicaragua, expondrá sobre valorización y cálculos; Hugo Caneo, director del Centro de Gobierno Corporativo de la Universidad de Chile, hablará sobre las empresas familiares, y el paso a los gobiernos corporativos.