"La Xavi" y María apoyaron los tranques de Jinotepe y lograron huir cuando Ortega desató la "Operación Limpieza"

Una zona boscosa del campus de la Universidad de Costa Rica es el escenario idóneo para que “La Xavi” y María relaten su historia.

Las jóvenes acuden a la cita con los labios pintados de carmín, un guiño a la campaña del #SoyPicoRojo que  desafía al régimen de Ortega.

Ellas estuvieron juntas en el tranque montado en Jinotepe, donde se registró una de las peores matanzas desatadas en el marco de la “Operación Limpieza”.

Así lo cuenta “La Xavi”: “Atacaron a las cinco de la mañana del ocho de julio. Yo estaba en el puesto de mando en el tranque principal y nos comenzaron a escribir de los diferentes tranques de que estaban atacando. Atacaron por todos lados, eran paramilitares, militares, policías, disparando con armas de alto calibre”.

Aquella fue una masacre: más de 20 muertos, dice. Las jóvenes pudieron huir en una travesía cansada y peligrosa, como lo explica María: “Íbamos transbordando porque era la manera más segura, porque si viajabas en un carro privado era más propenso a que lo revisara la Policía. Cuando logramos cruzar la frontera llegamos a Migración para solicitar el refugio y encontramos a muchos de nosotros y nos sentimos acogidos al encontrar a la mayoría de los muchachos”.

Todos los días, juntas, recorren la capital de Costa Rica en busca de trabajo. “Ha sido muy duro, la mayoría ha pasado cosas muy difíciles, en lo personal he pasado cosas muy duras, lejos de mi familia, lejos de mi hija, con una vida perdida, todo perdido”, lamenta “La Xavi”.

El éxodo a Costa RicaAl dar clic aquí, podés volver al trabajo principal para leer más historias.