Nación

Paro no es apoyado por los presidentes de cooperativas

Taxistas protestan por alzas en gasolina y hay tranques en rutas de acceso a Managua

Taxis paro Nicaragua

Se registran tranques en Chontales y en las vías de acceso a Managua desde Masaya



Alrededor de 300 unidades de taxis iniciaron un paro de labores la mañana de este jueves en la ciudad de Managua a modo de protesta por los altos costos de la gasolina. Los conductores se congregaron en la Rotonda Rubén Darío y pintaban sobre los carros que transitaban la zona dos leyendas: “No al alza” y “Sí al paro”.

“Demandamos al gobierno que baje (el precio) los combustibles porque están muy caros, y que la presión al pueblo que se la quite. Él decía en los años noventa que cuando los combustibles fueran de ellos iban a ser los más baratos en Centroamérica. Ahora son los más caros”, protestó el taxista Ramón Salmerón. “Y, pues, sino que se vaya y deje a Nicaragua a gusto y libre de capricho”, agregó.

Los taxistas aseguraron que este paro no es apoyado por los presidentes de cooperativas ya que, según ellos, “están comprados” al gobierno del comandante Daniel Ortega y Rosario Murillo.

“Es una protesta pacífica: ni queremos partidos políticos y ni a los presidentes de las cooperativas, porque no apoyan este paro. Los presidentes de las cooperativas están compradas. Por medio de nosotros hacemos este paro”, reiteró Guadalupe González.

Casi en simultáneo del paro de los taxistas, los presidentes de cooperativos comparecieron en los canales oficiales de la pareja presidencial. “No estamos en ningún paro”, dijo Allan Vargas, presidente Movimiento Nacional de Taxistas, que abarca 80 cooperativas.

“No es cierto, no hay ningún paro, tenemos hermanos transportistas que están en una rotonda realizando acciones indebidas, incorrectas y es un grupo de compañeros que tienen derecho a protestar, pero respetando el derecho de todos nosotros”, aseguró Vargas, quien se adhirió al discurso del gobierno sobre el diálogo “para garantizar la paz”.

El paro de los taxistas ocurre un día después de la tercera marcha nacional multitudinaria contra el gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo. Muchos usuarios se vieron afectados por la falta de taxis.

El taxista González dijo que ellos aspirarían a participar en el diálogo para resolver el tema de los precios de los combustibles.

“Diario nos están subiendo el combustible. Ya no encontramos qué hacer en las calles. Tampoco podemos subirle más a las carreras porque los usuarios, que se las rebuscan cómo nosotros, son los afectados”, dijo Guadalupe González.

Según el taxista Salmerón, el gobierno es “responsable de todas las cosas que pasan en Nicaragua”. “Son dueños de la distribución de petróleo. Tienen en sus manos que no sigamos haciendo este paro”, dijo.

Tranques en varios puntos del país

El acceso a Managua desde Masaya, La Concha y Ticuantepe fue bloqueado desde muy temprano en la mañana, por tranques en los que grupos de pobladores quemaban llantas, ramas de árboles derribados, adoquines y otros objetos. El escaso transporte interurbano ha tenido que buscar rutas alternas, pero la mayoría han optado por regresarse. Decenas de conductores en vehículos particulares también optaron por dar marcha atrás, o permanecen varados en las colas de vehículos.