Economía

Usuarios de telefonía celular demandan “portabilidad numérica”, empresas prefieren esperar, y Telcor va a “analizar”

Todos quieren “ser dueños de su número”

número

Mientras en otros países de Centroamérica los usuarios pueden migrar con su número, aquí los clientes solo son ‘usuarios’ de su número celular



Las redes sociales bullen de reclamos hacia los dos grandes operadores de telefonía celular. Los usuarios se quejan por el costo del minuto, por la duración de los planes de Internet, por la extensión del área de cobertura, por la calidad de la señal, etc. Una fuente vinculada a una de las dos operadoras mayoritarias que leyó las respuestas de los lectores de Confidencial y Esta Semana en Facebook, comento resignada: “parece que ninguna de las dos servimos”.

“En realidad, todo ese problema se acaba con la portabilidad numérica”, dijo otra fuente empresarial con larga experiencia en el negocio de las telecomunicaciones, que define a la portabilidad numérica como “la siguiente etapa” en el terreno de la telefonía celular. Su criterio es que esa opción debe aplicarse en Nicaragua porque “si el abonado es dueño del número, se evita chantajes, maltratos, y todo lo que le pasa ahorita que solo es usuario”.

Se entiende por ‘portabilidad numérica’ a la posibilidad de que el usuario sea dueño del número de celular que ocupa. En la actualidad, ese número le es asignado por la compañía que le presta el servicio de telecomunicaciones, lo que le da una gran ventaja a la empresa por sobre el ciudadano.

Orlando Castillo, director del Instituto de Telecomunicaciones y Correos (Telcor, ente regulador), dijo a Confidencial que “no estamos viendo ese tema, pero podría ser que en los próximos días. Hay que analizarlo bien, conforme a la cantidad de población y de líneas celulares que hay en Nicaragua, que no es la misma que hay en otros países. Cuando lo hagamos vamos a contactar a las empresas involucradas para analizarlo con ellos”.

Los usuarios en redes sociales opinaron sobre el tema de la portabilidad numérica.

“El problema en Nicaragua es que lo han querido implementar para mejorar la posición de negocios de la empresa china, y los dos operadores grandes, aun cuando tienen toda la capacidad tecnológica para implementarlo, le dan largas al asunto”, aseguró una fuente del sector.

Las empresas de telefonía celular se rehúsan a hablar del tema. Confidencial buscó la opinión de Telefónica, que opera en Nicaragua con la marca Movistar, y de Enitel, dueña de Claro, pero ambas empresas declinaron una entrevista, después de consultar con sus sedes regionales.

Telcor puede, pero no lo impulsa

Juan Carlos López, director del Centro Jurídico Social de Ayuda al Consumidor (Cjsac), recordó cuando hace poco más de un año y medio, ellos redactaron un anteproyecto de ley para normar la portabilidad numérica y lo presentaron a la bancada del FSLN y a la del PLI.

“Se la enviamos a la Comisión de Servicios e Infraestructura, presidida por la diputada Jenny Martínez… también se lo presentamos a Movistar, que nos respondió que no era conveniente hablar de ese tema en ese momento”, detalla López.

Extrañamente, hasta el Gobierno llegó a proponer que se dictara la portabilidad en el país.

Una de las fuentes citadas confirma que en 2012, Telcor declaró su interés por lograr que la Asamblea Nacional aprobara una ley en ese sentido. En ese tiempo, se especuló que lo hacía para beneficiar al “tercer operador” de telefonía celular, que resultaría siendo la empresa china Xinwei, propiedad de Wang Jing.

Una publicación del Parlamento Centroamericano (Parlacen), aseguró incluso que Orlando Castillo, director de Telcor, llegó a presentar la propuesta ante ese organismo regional, pretendiendo también que “las llamadas a nivel centroamericano sean establecidas como locales, suprimiendo o minimizando el roaming internacional”. Pero la portabilidad numérica nunca se aprobó.

La mayoría de usuarios en las redes sociales, están de acuerdo en aplicar una ley de portabilidad numérica.

¿Vale la pena?

Hjalmar Ayestas, presidente de la Cámara Nicaragüense de Telecomunicaciones (Canitel), relató que “en su momento, Telcor valoró que no era necesario abordar este tema para el mercado nicaragüense, porque brindaba poco beneficio y la cantidad de clientes celulares en el mercado es superior a los seis millones entre las dos principales empresas de telecomunicaciones”.

“Sin embargo, si el regulador considera pertinente abordar el tema con los operadores, estamos anuentes a discutirlo”, añadió. Ayestas, quien trabajó durante muchos años en el área de Regulaciones e Interconexión de Telefónica, empresa para la que aún trabaja como asesor.

Según Ayestas, aunque se presume que con la portabilidad muchos clientes insatisfechos se mueven, quizás 5 % a 8 % del total, el porcentaje real no supera el 3 %. “Después de un tiempo, los que se pasan de mes a mes son muy pocos, porque ya se fueron todos los que no estaban satisfechos, y a partir de ese momento, el tema deja de ser atractivo, y se vuelve eminentemente técnico”, dijo la fuente.

En otro países de la región, los usuarios tienen la posibilidad de cambiar de operadora con su mismo número.

“Lo bueno es lo que subsiste, y es que si una empresa comienza a dejar de atender bien a sus clientes, estos se pueden ir con su número a la empresa que quieran y eso es positivo, porque fomenta una mejor competencia”, añadió.

A modo de ejemplo, un informe de la Superintendencia de Telecomunicaciones de Costa Rica, detalla que “la implementación de la portabilidad numérica en la telefonía celular, marcó sin duda una oportunidad para los usuarios, pero a la vez representa un desafío para los operadores”.

Los datos ticos del periodo 2014 – 2016, muestran que un poco menos de 800,000 clientes se fueron con su número a otra compañía celular, lo que representa el 9.6 % del total de los 8.3 millones de abonados al servicio celular que hay en ese país, que tiene una densidad de 1.7 celulares por persona.

¡Sí! ¡Sí vale la pena!

Según Hjalmar Ayestas, presidente de Canitel, las empresas de telecomunicaciones están más concentradas “en preparar ofertas promocionales del servicio de celular y también del Internet, que trae mayor beneficio a los clientes que la portabilidad numérica”, que solo interesaría a un 3 % de los clientes.
Sin embargo, Gabriela Lago, consultora de Tahoe Consulting LLC, opina que todos salen ganando, porque “un país que abre su mercado de telecomunicaciones envía un mensaje al mundo de que es progresivo y está listo para recibir nuevas inversiones”.

“La portabilidad numérica es el primer paso hacia un mercado más atractivo, con más competencia, y un campo de juego equitativo que redundará en mejores oportunidades de crecimiento y expansión para todos los operadores, tanto los que ya están en el mercado como otros potenciales entrantes”, indica Lago.

“A los operadores, la portabilidad numérica les ofrece la oportunidad de aumentar su presencia en el mercado, facilitando la obtención de nuevos clientes, y el usuario, tendrá mayor libertad para elegir el proveedor de telecomunicaciones que le ofrezca las soluciones más adecuadas a sus necesidades”, explico

Mayor inclusión financiera

Aprobar la portabilidad numérica va más allá de ‘castigar’ a una empresa con la que no se está satisfecho, o de poder aprovechar los beneficios de la competencia. Según René Romero, gerente de Financiera Fundeser y estudioso del tema, “para avanzar en la inclusión financiera hace falta trabajar con los entes reguladores para crear leyes específicas que propicien el desarrollo de un ecosistema de pagos digitales”.

“Esto debe ser parte de una estrategia de país para aumentar el desarrollo de los procesos de negocio y mejorar la calidad de vida de las personas. La telefonía móvil, por su extraordinario alcance y progresiva penetración, se emplea como un medio más para la inclusión financiera, permitiendo transferencias, pagos, recepción de remesas, y uso del dinero electrónico”, añadió.

Usuarios reclaman: ¿Quién protege al consumidor?

Confidencial consultó en las redes sociales la opinión de los usuarios sobre la conveniencia de la portabilidad numérica. Estas son algunas de sus respuestas.

Antonio Sánchez opinó que “pedir eso en Nicaragua es imposible”; mientras que Luis Telica dice que “sería bueno que entrara otra empresa celular, porque así se terminaría el monopolio… me gustaría que mi SIM, [fuera mío]… porque tengo rato de usarlo”.

Auxiliadora Lara recuerda que “en otros países (Costa Rica, p.e.) los clientes son dueños de sus números y son los clientes quienes determinan la oferta y demanda”.

José Altamirano refiere que “en Canadá yo puedo cambiar mi número. Tiene un costo pero es mi número, tanto así que puedo cambiar de compañía telefónica y conservarlo”, mientras Maykell García relata que “en Panamá, podés cambiar de compañía cuantas veces querrás. Si va o vienes ese es tu problema, pero el número siempre te lo llevas”.

Para Raúl Martínez “el problema es que en Nicaragua no existe un Gobierno que vele por los intereses del pueblo. Lo que hay es una mafia que todo lo manipula, y el consumidor queda a merced de los delincuentes. ¿Cuál es la función del organismo que protege al consumidor? Son solo pantalla”, se quejó.