Nación

Cineasta guatemalteco perece en accidente, cuando filmaba derribo de arbolata

Tragedia en Metrocentro

El documentalista grababa imágenes para preservar la memoria de la rebelión del pueblo nicaragüense.



El cineasta guatemalteco Eduardo Spiegeler, falleció la noche de este miércoles, cuando filmaba la caída de uno de los ‘árboles de la vida’, conocidos también como ‘chayopalos’ o ‘arbolatas’, situado en el boulevard contiguo al centro comercial Metrocentro.

Al momento del accidente, Spiegeler realizaba tomas para documentar las protestas, pero se acercó demasiado a la estructura metálica para buscar el mejor ángulo, sin percatarse que detrás de él, la gente había comenzado a halar el cable eléctrico que habían amarrado a lo alto del arbolata, que cayó sin darle tiempo a correr.

Los previos al momento trágico ocurrieron igual que en el resto de arbolatas que han sido derribados por una población que exige la pronta salida del gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo: en medio de la algarabía y la expectación por ver el momento en que caía la mole de metal y cables eléctricos.

En los videos que circulan por Internet puede observarse cómo, después de varios intentos, el ‘árbol’ cae casi sin previo aviso, y cómo la multitud comienza a gritar alborozada y corre a subirse sobre la estructura metálica para celebrar el momento en que derribaron otro símbolo del régimen, hasta que comienza a correr el rumor: “Parece que aplastó a alguien”.

Comunicado divulgado por la familia Baumeister y Spiegeler.

Unos se acercan a comprobar. Otros se alejan del sitio, temerosos de que sea cierto. En un primer momento, corre un contrarumor: “No es cierto. No le pasó nada a nadie”, pero luego se dan cuenta de la verdad: sí hay una persona afectada.

Un hombre vestido con una gabacha azul de médico, dijo que el guatemalteco “falleció producto de un trauma craneocefálico cerrado”.

Tres minutos después, los medios de comunicación oficialistas aprovechaban la tragedia para usarla en contra de la ciudadanía que reclama la renuncia del dictador.

Spiegeler era casado con Roxana Baumester y residìa en el país desde hace varios años, produciendo documentales y trabajando en varios proyectos cinematográficos.