Economía

Aseguran que es en respuesta a que Nicaragua les cobre 50 dólares

Bloquean paso a traileros nicas, en protesta contra impuesto

Decisión afecta solo a transportistas nicaragüenses en sector de Peñas Blancas; el próximo lunes también les impedirán ingreso por Paso Canoas



El Sindicato de Traileros, perteneciente a la Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados (ANEP, de Costa Rica), decidió impedir el paso por el puesto fronterizo de Peñas Blancas, de los camiones de carga que sean conducidos por nicaragüenses.

La medida fue dictada en represalia por la decisión tomada por Eddy Medrano, titular de la Dirección General de Servicios Aduaneros (DGA), según la cual, a partir del 18 de marzo se le cobraría 50 dólares a cada camión de transporte internacional de carga que ingrese a Nicaragua.

#Nicaragua | Paso CERRADO para entrar a Costa Rica en Frontera Peñas Blancas. El motivo es INCONFORMIDAD por cobro de los $50 a placas ticas al ingresar a territorio Nicaragüense

Posted by Traileros Centro Americanos Unidos on Tuesday, March 19, 2019

En una circular fechada el 28 de febrero pasado, destinada al personal de Aduanas, Medrano les indica del cobro a aplicar a partir del 18 de marzo, a “la importación temporal de medios de transporte de carga que ingresen a la República de Nicaragua en una operación de tránsito aduanero internacional terrestre, transportando mercancías con destino a Nicaragua, en tránsito internacional o vacíos”.

El término ‘importación temporal’, es un tecnicismo para referirse al ingreso de este tipo de vehículos al territorio nacional, aunque nadie los está importando en realidad, sino que entran para seguir viaje hacia otro país, o llegan para cargar mercadería y transportarla a su destino.

La disposición de Medrano indica que lo que él denomina la importación “será registrada en el Módulo de Vehículos en las administraciones de aduana de ingreso ubicadas en los puestos de control de frontera terrestres”.

El inciso dos de su circular detalla cómo se efectuará el trámite, mientras que el tres especifica que “el valor del servicio para el registro de la declaración de la importación temporal de medios de transporte de carga será de cincuenta pesos centroamericanos, que deberá ser cancelado al momento de presentarse en la ventanilla a solicitar el registro de la declaración de importación temporal”.

Reacción tica

El peso centroamericano es una moneda virtual, (en realidad, una unidad de cuenta) creada en 1961 para ser utilizada por las instituciones del Sistema de Integración Centroamericana. Su valor equivale al de un dólar estadunidense.

El cobro de ese arancel se aplica, según Medrano, “siguiendo el principio de reciprocidad contemplado en los tratados internacionales, especialmente los relacionados con la conformación del Sistema de Integración Centroamericana (SICA)”, aunque no especifica a qué países debe aplicársele.

El cobro se aplicará “únicamente a los medios de transporte de carga terrestre originarios de los países de Centroamérica que realicen cobros por registro y control de tránsitos internos y tránsito internacional terrestre”.

Esa decisión generó la reacción de los transportistas costarricenses que la tarde de este martes cerraron el acceso a través del puesto de Peñas Blancas, en la frontera entre ambos países.

Marcos Murcia, presidente del Sindicato de Traileros, informó que habían comunicado un ultimátum “a Raymi Padilla, asesor presidencial”, para lograr que el gobierno de su país se involucre en el diferendo con Nicaragua, y ayude a encontrar una solución.

“Si no logramos llegar a un buen término de aquí al lunes 25 a las ocho de la mañana, vamos a cerrar tanto [el paso fronterizo de] Peñas Blancas, como [el de] Paso Canoas, (el primero entre Costa Rica y Nicaragua, y el segundo entre ese país y Panamá) y ningún nicaragüense que ande con un camión con placa de cualquier país, podrá ingresar a territorio costarricense, hasta que esto no se resuelva”.

“El resto de Centroamérica seguirá trabajando igual. El cierre que comenzaría a partir del lunes, se mantendría hasta que el gobierno de Nicaragua emita una nota en la que diga que no van a cobrar”, sentencia Murcia.