Municipios-2017
Nación

Autoridades quieren prevenir accidentes en esta temporada de vacaciones

Trece mil agentes de tránsito movilizados en Semana Santa

Carreteras

En lo que va de 2017 se ha registrado un promedio de 116 accidentes diarios, lo que fija un mal augurio sobre esta Semana Santa



Las autoridades de la Policía de Tránsito y la Cruz Roja se preparan para atender las emergencias que puedan ocurrir en Semana Santa, una temporada de vacaciones que, de mantenerse la tendencia de muertes en carreteras por accidentes de tránsito, podría ser mortal.

La Policía Nacional reportó 426 accidentes de tránsito en la Semana Santa de 2015, la cifra aumentó hasta los 526 el siguiente año y si tomamos en cuenta que en lo que va de 2017 se ha registrado un promedio de 116 accidentes diarios, lo que fija un mal augurio sobre esta Semana Santa.

La Cruz Roja Nicaragüense ya está lista para socorrer a quienes se accidenten durante la próxima semana. 34 ambulancias se encargarán exclusivamente de atender incidentes en las carreteras, solo para Managua, ocho serán las encargadas, aunque para esa temporada, Managua cae en el índice y ocupan su lugar los sitios turísticos como San Juan del Sur, Matagalpa y Chinandega, según datos del Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas.

La Policía Nacional movilizará a más de trece mil agentes de tránsito en todo el país, mientras que en Managua permanecerán tres mil oficiales activos.

“Un solo accidente de tránsito te puede ocasionar de cinco a seis muertos”, detalló Aldry Flores García, jefe de operaciones de la Cruz Roja Nicaragüense.

En el IEEPP, la investigadora Skarleth Martínez detalla que Rivas es el departamento que más concentra accidentes de tránsito durante esta temporada de las vacaciones, seguido de San Benito. Agrega que, mediante los análisis que realizan, les preocupa que los adultos mayores y peatones son los que están sumando muertes a las estadísticas de la Policía Nacional.

En la Semana Santa del 2016 se registraron 27 muertos por accidentes de tránsito, más del doble que los 12 del año anterior. La cifra continúa en aumento y por eso los jóvenes de la campaña #PodríaSerVos decidieron usar un método poco ortodoxo para llamar la atención ante este problema de salud pública.

En un ataúd que cargan por las calles de Managua colocaron un espejo para que todo el que se asome pueda ver su rostro en el lugar donde debería estar una persona muerta. “Queremos que la gente se asuste”, explicó Francisco Ballesteros, uno de los organizadores del movimiento juvenil.

Candelaria Rivera, organizadora de #PodriaSerVos dijo a Confidencial que “la primera reacción (de la gente) es de susto al ver un cajón en la calle, no lo ves todos los días. La gente dice: sí es cierto, el que podría estar en ese cajón podría ser cualquiera de nosotros”.

La socióloga Elvira Cuadra, considera que estamos en el “momento más crítico de la curva (de accidentes), y que hace falta más acciones de orden institucional para que se frene la ola de muertes en las carreteras.

“Lo que estamos viendo es el resultado de una serie de negligencias que se han pasado por alto durante una buena cantidad de año y van desde otorgar licencias de conducción a persona que no están preparadas para ello, hasta asignación de permisos de operación a transporte público colectivo, mala señalización de las vías. Es una serie de factores que se tienen que tomar en cuenta”, dijo Cuadra.

Los peatones en las calles también están tomando sus propias medidas. Los accidentes los están afectando a pesar que muchas veces no manejan vehículos, pero en el transporte público se sienten amenazados.

Mayra Aráuz, una enfermera de Managua hace los suyo: “Tener precaución al montarme al bus, al bajarme al bus. Para cruzarme esperar que pasen todos los vehículos, a veces me llevo hasta 20 minutos para poder pasar”.

De igual manera, María Esperanza Medrano, una ama de casa, dice que hay que “respetar las señales del peatón, la raya amarilla, lo que están enseñando en las escuelas. Incluso el peatón muchas veces tiene culpa e injustamente hasta conductores pagan por la manera de andar, no usamos los andenes y usamos las calles como que tuviéramos placas”.

García considera que las personas que vayan a salir en la Semana Santa tienen que tomar medidas de seguridad que van desde la revisión del vehículo, hasta evitar que demasiada gente vaya en un mismo carro o excediendo las capacidades del automotor.