Economía

Algunos hoteles han tenido que cerrar; otros definen fecha tope el 15 de junio

Turismo: no estamos en paro, pero es casi igual

Granada saqueos

Denuncian presiones de alcaldías municipales y del Instituto Nicaragüense de Turismo



De norte a sur del país, el sector turístico está postrado. Personal de vacaciones, o ya directamente despedido. Hoteles cerrados, o con una a dos semanas para hacerlo. Niveles de ocupación –incluso en restaurantes- que oscilan entre 10 y 20 por ciento, revelan una realidad que es insostenible para una actividad que en 2017 generó 842 millones de dólares.

No importa si se trata de locales ubicados en el Pacífico sur -donde se concentra la mayor parte de la oferta turística local- o si están en Managua (“una ciudad en donde ningún turista quiere quedarse”, según una empresaria local), o en el fresco norte del país: en todos los casos revolotea la sombra del cierre, y los despidos temporales o definitivos.

No estamos en paro, pero es como que estuviéramos. De 70% a 80% de la ocupación esperada, estamos entre 0% a 5%, porque quizás de pronto llega alguien”, refiere Salvador Mayorga, socio del Hostal ‘El Caite’, en la ciudad de Granada.

La situación no es muy distinta en Ometepe o en Matagalpa. De hecho, en ambas plazas es hasta peor.

César Correa, gerente general y copropietario del Hotel San Juan de la Isla, en Ometepe, dijo que tuvieron que tomar decisiones con respecto a su personal, tanto el fijo como el temporal, en especial después de pasar casi un mes sin recibir huéspedes.

Plaza de la Independencia, en la turística ciudad de Granada. Archivo | Diana Ulloa | Confidencial

Explicó que en el caso del personal que no es permanente, (casi la mitad de su planilla) lo normal es que los envíen de vacaciones, manteniéndoles sus prestaciones para mientras llega junio, pero esta vez tocó despedir casi al 100% de ese personal.

La otra mitad, los permanentes, aceptaron que en junio trabajarán la mitad del tiempo y cobrarán la mitad del salario para no tener que despedir a nadie más, y no elevar los costos de operación.

“Nuestro tiempo límite es el 15 de junio. Después de eso, vamos a tener que tomar medidas drásticas”, dijo Correa, en referencia a la opción de dejar solo al 10% del personal, a la espera de que lleguen los tiempos de las ‘vacas gordas’… hasta en noviembre.

En el otro extremo de la Rosa de los Vientos, Santiago Rivas Leclair, propietario del Hotel La Sombra Ecolodge, que opera en Matagalpa, relata que tuvieron que cerrar desde el 16 de mayo, y enviar a sus casas -a cuenta de vacaciones- a los diez empleados directos.

Turismo
Las playas nicaragüenses se han convertido en un destino permanente de turistas extranjeros y visitantes. Confidencial | Archivo

“Teníamos reservaciones de touroperadoras con turistas desde Francia; y otros nacionales, y todos cancelaron”, incluso el grupo de turistas chinandeganos de la tercera edad que recibían cada 30 de mayo les canceló, por lo que “cerramos operaciones hasta que las cosas se calmen un poco”, y se retiren los tranques entre Managua y Matagalpa.

Aunque todavía no ha despedido al personal permanente, Rivas dijo que “veremos qué se puede hacer cuando se agoten las vacaciones acumuladas”.

Más “números rojos”

Paola Zúniga, gerente de La Bicicleta Hostal, ubicado en Managua, reveló que todos los días reciben cancelaciones, algunas que estaban registradas y confirmadas para el mes de agosto, al punto que hay semanas que tienen 20% a 40% de ocupación.

La respuesta de la empresa ha sido buscar clientes entre los ejecutivos que llegan al país. Si bien “no eran nuestro mercado, estamos acercándonos más a ellos, viendo sus necesidades para adaptarnos a operar con ese perfil”, dijo Zúniga.

Paola Zúñiga, socia de La Bicibleta Hostal, en Managua. Confidencial | Carlos Herrera

Luego de un mes y medio de crisis, existe la opción de tener que cerrar La Bicicleta en el mes de junio, previa evaluación de los resultados, y de evaluar las ventas esperadas para los siguientes tres meses.

En el caso del Hostal ‘El Caite’ los ingresos se redujeron en más del 80% en este periodo, lo que los tiene operando con pérdidas. “Estamos tratando de aguantar lo que más podemos, pero las reservas se acabaron. Probablemente tengamos que cerrar en los primeros días de junio”, aseguró Mayorga.

El hotelero relata que hablaron con sus diez empleados y les explicaron que había que sacar personal para reducir costos y poder seguir funcionando. Al final, sus trabajadores aceptaron reducir la jornada laboral, “pero ya no hay reservas financieras ni para eso”.

El Garden Café, también ubicado en La Gran Sultana, tuvo esta semana su peor día de ventas en ocho años. “Abrimos de siete de la mañana a nueve de la noche. Hace un año, atendimos 222 servicios en mesa. Ayer lunes solo 44”, reveló Xiomara Díaz, su propietaria.

Luego de ver cómo las ventas cayeron 75% la semana pasada en comparación con el mismo periodo del año pasado –cuando la tendencia de crecimiento era de 45% para el presente año- la empresa tuvo que despedir a seis personas y planeaba despedir a seis más casi de inmediato, con lo que se quedarán operando con dos tercios de su planilla inicial.

La ejecutiva de un hotel ubicado en San Juan del Sur, dijo que esa localidad vive “en su bolita de paz”, especialmente porque muchas de las personas que viven en el lugar son extranjeros, por lo que se mantienen al margen de las protestas.

San Juan del Sur se ha salvado un poco por la llegada de turistas costarricenses, que saben que pueden llegar hasta ese lugar sin arriesgar demasiado”, opinó el empresario turístico Daniel Porras. Con todo, eso no significa que la plaza esté normal. Ahí también se están recibiendo menos turistas, incluso de cruceros, porque la gente no está entrando al país.

Denuncian a alcaldías e Intur

Empresarios turísticos de distintas localidades del país, agrupados en Canatur, denunciaron que están siendo presionados por alcaldías y funcionarios del Instituto de Turismo (INTUR) para que asistan a reuniones convocadas por las autoridades a firmar cartas en contra de los tranques en las carreteras. Así mismo, señalaron que los están acusando de formar parte de una “conspiración” en contra del Gobierno para quemar edificios públicos.


También le podría interesar: