Economía

Cosep presenta proyecciones económicas sectoriales, en relación a la crisis política

Turismo, vivienda y construcción, los más golpeados

Construcción

Acuerdo político permitiría a algunos sectores detener caída en 2019 e iniciar recuperación en 2020



El futuro del sector empresarial depende de la existencia de un acuerdo político para salir de la crisis. Un estudio del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) indica que sin unas negociaciones hay sectores que llegarían al punto del colapso en 2019, año en el que prevén que la desaceleración económica sea de al menos un 8%.

El informe de los empresarios revela que por la crisis hay más de 750 millones de dólares perdidos en inversión extranjera directa; 450 millones de dólares menos en financiamiento para el sector productivo; al menos 453 000 empleos suspendidos y 137 000 nuevos desempleados.

“En el caso de la vivienda el impacto sería severo, llevándolos casi a desaparecer, como es el caso de la vivienda de interés social y residencial por falta de financiamiento. En el caso de la construcción dependerá de los proyectos de inversión pública, que sean ejecutados en el 2019”, señalan en el documento.

El texto destaca que durante la crisis, la Cámara de Urbanizadores de Nicaragua (Cadur) registra una “disminución” del 40 % en la inversión de viviendas de interés social y del 70 % en la vivienda media y media alta, lo que ha llevado al despido del 80 % de los trabajadores permanentes.

Pesca, zona franca y parques industriales

“En el sector agroexportador los efectos se evidenciarían directamente en bajas en la producción y productividad, en la caída de inversiones y desarrollo de nuevos proyectos agropecuarios por falta de financiamiento y divisas; e incremento de la migración de la mano de obra y por consiguiente desempleo a nivel rural”, se explica en el documento, publicado luego de un conclave empresarial, tras el cual anunciaron que harán las gestiones para solicitar una marcha nacional.

Para el próximo año, sectores como la pesca, la palma, el tabaco, plantaciones forestales, zona franca y parques industriales “no tienen perspectivas de crecimiento”, lo que afectará su capacidad de atraer nuevas inversiones.

Sin un acuerdo político, se prevé que el sector turismo retroceda a niveles del 2009, cuando se generaron, según cifras del Instituto de Turismo (Intur), unos 345.9 millones de dólares. Además habría una “utilización de la planta turística por debajo de 33% y en el empleo de hasta el 75% de la plantilla de inicios de 2017”.

Otro sector, afectado por la falta de un acuerdo político, es la industria de alimentos básicos de consumo masivo, que sería “afectada por la caída inevitable de los sectores turísticos, recreativos, hoteleros y construcción, así como la emigración y desempleo”, según el documento del Cosep.

Con acuerdo político

El texto del sector empresarial señala que un acuerdo político permitiría a varios sectores detener su deterioro en 2019 y prepararse para una recuperación en 2020. Este cambio se daría por elementos como la “reanudación paulatina de financiamiento proveniente de instituciones financieras y líneas de crédito internacionales”.

“El sector exportador de café, obteniendo financiamiento, pasaría a una etapa de reactivación y retomaría nuevos planes de inversión para desarrollar estrategias de largo plazo. Se requeriría ejecutar acciones urgentes para evitar que la cosecha 2019-2020 baje más de un 10%”, explica el estudio.

Agregan que pese a un acuerdo político hay “sectores comerciales y de la pequeña industria vinculada al consumo interno” que “no tienen expectativas favorables”, aunque “habría una recuperación que permitiría volver a índices de ventas del 2010-2011 como es el caso de la ventas de vehículos. En otros casos, con la mejora del clima de negocios, se revertirían los saldos negativos de 2018 para evitar cerrar mayor cantidad de empresas”.

“Sectores vinculados al consumo de productos de primera necesidad podrían reactivarse para el 2019 y retornar a los niveles anteriores, tales como alimentos y medicinas”, subraya el documento, basado en información de todas las cámaras empresariales del Cosep. “En el caso de los parques industriales, tendrán que esperar al menos dos años para revertir el efecto negativo de la crisis”.

Crecerán hasta 2020

El sector acuícola y pesquero también “podrían tener un mínimo crecimiento conforme su estrategia productiva”. Mientras, en el caso de la palma “podrían desarrollarse nuevas inversiones y retomar procesos para consolidar inversiones realizadas, y el tabaco mantendrá un nivel estable de exportaciones”.

“El sector vivienda media-media alta tendrá que esperar hasta el 2020, principalmente por falta de financiamiento. En el caso de la vivienda de interés social solamente se finalizarían los proyectos en curso”, según el Cosep.

Añaden que al sector construcción “le tomaría hasta el 2020 reiniciar proyectos privados de inversión que fueron suspendidos y recuperar el volumen de inversión de años anteriores. La recuperación en el mediano plazo está vinculada al acceso al financiamiento”.

En el caso del turismo “depende de la confianza vinculada con la estabilidad política y social”, y aclaran que los niveles de 2017 —cuando llegaron a Nicaragua 1.96 millones de turistas— se recuperarán hasta el 2021. “Esto requerirá un Plan de Gestión de Crisis e inversiones con el objetivo de reposicionar al país en los mercados internacionales”.