Reporte ciudadano

Carta abierta a la Federación de Estudiantes Universitarios de la Universidad de Guadalajara

Universitarios reclaman por participación de UNEN en congreso en Guadalajara

Universitarios

Estudiantes de Nicaragua, Argentina, Perú, Brasil y México lamentan participación de órgano vinculado al régimen de Daniel Ortega.



Compañeras y compañeros de la Federación de Estudiantes Universitarios, nos dirigimos a ustedes con respeto para expresarles la terrible sorpresa que nos hemos llevado al enterarnos de la participación de Ia Unión Nacional de Estudiantes de Nicaragua (UNEN) en la reunión del secretariado general de la Organización Continental Latinoamericana y Caribeña de Estudiantes (OCLAE) con sede en la Universidad de Guadalajara.

Desde hace seis meses Nicaragua vive uno de los peores conflictos de su historia reciente. Organizaciones nacionales e internacionales de derechos humanos han documentado más de 350 muertes en los últimos meses, las personas fallecidas fueron en su mayoría civiles asesinadas con armas de fuego de alto calibre, pueden leer el último informe de Amnistía Internacional donde atestiguan el uso de armamento policial contra civiles desarmados. El gobierno apenas reconoce 198 de estas muertes. Actualmente más de 30,000 nicaragüenses solicitan refugio en el vecino país de Costa Rica, familias enteras huyen de Ia violencia y la persecución de Ia policía y sus grupos paramilitares. En Nicaragua hay más de 500 presos políticos, entre ellos, 58 son mujeres que enfrentan cargos de terrorismo y crimen organizado, ninguna fue apresada con una orden de detención, ninguna ha tenido un juicio justo. El régimen solo reconoce la cifra de 273 presos políticos. Muchos de esos muertos eran estudiantes, no criminales ni terroristas como el régimen de Ortega quiere hacerle creer al mundo, muchos de esas presas y presos políticos son estudiantes, son compañeras y compañeros nuestros, por ellos luchamos día con día para verlos libres.

La Unión Nacional de Estudiantes de Nicaragua (UNEN) hace muchos años dejó de ser una estructura legitima dentro de las universidades para convertirse en un brazo del partido dentro de nuestros recintos universitarios debido a la injerencia desmesurada y perniciosa de figuras del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).

El objetivo de UNEN ha sido capitalizar el dinero que el estado asigna a los estudiantes y lo ha utilizado para comprar voluntades y beneficiar a nadie más que a sus propios dirigentes. UNEN se ha encargado de vigilar a los profesores críticos e impedir el surgimiento de organizaciones estudiantiles independientes dentro de las universidades públicas. Luego de las protestas iniciadas en abril, la estructura que representa Luis Andino y los demás miembros de UNEN se transformó en una estructura que denunció y persiguió a nuestros compañeros, y que además sigue poniendo en peligro la vida de los estudiantes que decidieron organizarse para recuperar la Autonomía Universitaria y exigir justicia ante la brutal represión de un régimen que solo conoce la violencia.

En honor de nuestros presos políticos cuyos nombres no alcanzan en esta carta, esperamos la solidaridad de su Federación junto a un posicionamiento en defensa ya no sólo de la Autonomía Universitaria en nuestra América Latina, sino, en defensa de la vida de los estudiantes y de todos los que sueñan con una Nicaragua donde exista la democracia y la justicia.

Coordinadora Universitaria por Ia Democracia y Ia Justicia (Nicaragua)

Suscriben esta carta:
Asociación de Estudiantes Universitarios Oliverio Castañeda de León (Guatemala)

Federación de Estudiantes Universitarios de Costa Rica
Ágora- Sociedad de estudiantes de filosofía y ciencias sociales del ITESO (México)

Bloque Universitario Feminista (Perú)

Movimiento JUNTOS y Ia Unión Nacional de Estudiantes UNE (Brasil)

Anticapitalistas en Red y Juventud del Movimiento Socialista de Trabajadores MTS
(Argentina)