Nación

Otorgan visa humanitaria a nica deportado: “Voy a poder despedirme de mi hijo”

Misael Burgos, padre de nica que murió como un "héroe" en Estados Unidos, podrá viajar a Estados Unidos para despedir a su hijo

El Gobierno de Estados Unidos concedió la visa humanitaria a Misael Burgos, padre del adolescente Cristian Burgos, quien desafortunadamente murió ahogado en Florida, después de rescatar a una madre y su hijo de nueve años a mediados de octubre. De esta forma termina, de alguna manera, el suplicio de este nicaragüense cuya única intención siempre fue “despedirme de mi hijo como un héroe”.

“Me llamaron el martes en la tarde y me dijeron que habían aprobado la visa humanitaria. Que ya todo estaba aprobado. Ayer (miércoles) me fui a la embajada pero no me firmaron la carta que enviaron desde Washington. Es que el cónsul no estaba pero entre hoy y mañana viernes me entregan todo y podré ir a ver a mi niño”, expresó Cristian a CONFIDENCIAL.

El hijo de Misael es considerado un héroe en Estados Unidos. El Gobierno de Florida se hizo cargo del pago del hospital donde permaneció su cadáver hasta el 20 de octubre, fecha en que se realizó su funeral. Sus compañeros del colegio donde cursaba high school le realizaron un homenaje. Su padre solo quiere verlo por última vez.

Sueños truncados: Los nicas deportados de Estados Unidos

A pesar de no estar presente en el funeral de su hijo, Misael se siente muy contento porque podrá visitarlo y despedirse de él. También participará en un homenaje que realizaran durante su estancia en honor al adolescente.

“Me siento muy alegre, pudimos vencer, luchar y gracias a Dios y al equipo de Sofia Lacayo en Miami. A todos agradezco. No pude estar en el entierro, pero voy a participar en un homenaje. Voy a poder despedirme de mi hijo”, afirmó Burgos, quien no ocultó su emoción porque podrá despedir a su hijo.

La despedida de un hijo

Cristian Burgos era un adolescente de complexión fuerte, iba a la playa los fines de semana y nadaba perfectamente. El día que se lanzó al mar a rescatar a dos personas sus acompañantes creyeron que todo saldría bien y a pesar que logró su objetivo, la fuerza no le alcanzó para nadar contra una corriente que lo arrastró.

El padre de Cristian contó a CONFIDENCIAL que su hijo salvó a otras personas de ahogarse en otras ocasiones. Primero salvó a un niño en una piscina y luego a una joven que tuvo mala suerte con las olas del mar.

El adolescente tenía planeado venir a Nicaragua en diciembre, él y su madre, Carmen Avendaño, pasarían la Navidad con Misael. Su padre lo esperaba con ansias: “Como yo me vine hace cinco meses, me puse a construir la casa para que cuando ellos vinieran estuviera bonita, imagínese que no la vio terminada la casa”, lamentó.

Misael quería ser policía o bombero, siempre le dijo a su padre que le gustaba la acción, andar siempre en movimiento. “Yo pienso que mi niño es un héroe, ni hablo ni gritó, actuó de su propia voluntad para ir a salvar a esa gente. Quizás ese día, no era su día. Es doloroso y duro pero mi hijo se fue yendo como un héroe”, finalizó.

Más en Nación

Send this to a friend